10 consejos para comer sano y saludable este verano



Zaragoza Buenas Noticias





Ya llego el verano, tiempo de calor, sol, playa, piscina, descanso y vacaciones. Es habitual que durante este periodo estival, nuestros hábitos alimentarios se vean afectados; bien por irnos de vacaciones lo que implica cambio de horarios, opciones alimentarias diferentes.

Asun Armas.– En verano es habitual  hacer más comidas fuera de casa, en bares, restaurantes o celebraciones sociales de todo tipo.  Todo esto implica cambiar hábitos y no siempre sabemos adaptarnos y seguir haciendo buenas opciones saludables.

Hay personas que esta serie de cambios que implica, le es difícil gestionarla bien y les genera estrés o ansiedad y le impide disfrutar de la comida. ¿Cómo lo llevas tú? ¿Te resulta fácil seguir comiendo bien también durante el verano?

Frutas y batidosFrutas y batidos

Como en cada estación, lo recomendable es adaptar la dieta a los alimentos propios de temporada, en este caso a losalimentos de verano que por sus características son los más adecuados y nos ayudan a llevar una dieta variada y equilibrada que nos aporte los nutrientes necesarios y la hidratación óptima esencial en este periodo estival.

Estas recomendaciones que te facilitamos te ayudaran a lograrlo. No te olvides de extremar las medidas de higiene, que en verano debido a las altas temperaturas son más importantes.

Diez consejos para comer seguro y sano este verano

Primero:Consume alimentos de temporada

Cuanto más alimentos frescos de temporada, de cercanía y limpios consumas mejor para tu salud y la del planeta. Cualquier momento es bueno para practicar un consumo responsable y empezar a  ser un consumidor más  consciente.

Segundo: Compra alimentos del entorno, así  apoyas a los agricultores de la zona.

Busca en tu lugar de residencia productos de la huerta de la zona, alimentos kmO o alimentos procedentes de las llamadas Huerta Life. Procura comer alimentos típicos de la zona en la que estés.

Verduras de temporadasVerduras de temporadas

Tercero:incluye en tu dieta diaria verduras y hortalizas de verano

Berenjenas, berros, espárragos, calabacín, judías verdes, tomate, pepino, pimientos o zanahorias. Mejor consumirlas crudas en forma de coloridas ensaladas, en forma de licuados o sopas  frías. Puedes elaborar con ellas platos típicos de la dieta mediterránea: gazpacho, salmorejo o sopa de tomate, entre otros,

Cuarto. Toma de dos a tres raciones de fruta de la estación al día

 Aunque en el mercado encontremos muchas frutas todo el año, prioriza e hidrátate con las frutas típicas de esta estación: albaricoques, fresas, cerezas, ciruelas, nectarinas, mangos, aguacate, melón, melocotón, sandía, uvas y kiwi.

Las frutas además de comerlas solas, las puedes tomar en forma de macedonias, brochetas, sorbetes ohelados de frutas. Da rienda suelta a tu imaginación y crea tus propias recetas. Las frutas son muy ricas en agua, que nos hidrata, ricas en vitaminas, entre ellas destacan su riqueza en betacarotenos que nos cuidan la piely nos proporcionan un bonito bronceado.

Quinto: Consume más pescado azul, rico en grasas inteligentes

 Apoya la pesca sostenible comprando pescados como el atún, bonito, calamares, rodaballo o sardinas. El pescado es rico en ácidos grasos omega 3 imprescindibles para el correcto funcionamiento del cerebro, cuidan nuestro corazón y nos permiten conservar mejor el manto hidrolipidico de la piel, esencial en esta época del año.

Sexto. Por lo menos  consume una ensalada al día

 Pueden ser un plato único de fácil preparación, sano y equilibrado. Las puedes elaborar con diversos ingredientes creando infinitas posibilidades de sabor. Usa tu imaginación y siempre con una base vegetal que incluya todo tipo de  verduras y hortalizas de temporada. Después puedes añadir semillas, legumbres, queso, algas o cereales. Si te gusta  y para darle un toque colorido y diferente puedes incluir fruta y/o flores comestibles.

Jugo de verdurasJugo de verduras

Séptimo: Extrema la higiene en la cocina

En verano  ten mucho cuidado con el manipulado de alimentos. En el hogar es donde más toxiinfecciones alimentarias se dan, sobre todo en verano.

Octavo: Practica una cocina saludable y segura

Hay alimentos que mejor consumir de inmediato. Estas recomendaciones te pueden ayudar:

– Cuanto más se trocea un alimento, mayor es la superficie que queda expuesta a la acción del oxígeno, de las enzimas que se liberan al romper las células y de los gérmenes que se encuentran en el ambiente.

–  El troceado y el picado favorecen la oxidación y destrucción de los nutrientes (más intensa en las hortalizas y verduras) y la contaminación y proliferación bacteriana (más importante en la carne).

– En caso de picar o trocear hortalizas o verduras, consumirlas de inmediato.

Noveno: Vigila las temperaturas de los alimentos

La temperatura mínima de seguridad es de 70 ºC en toda la masa del alimento. Consúmelos lo antes posible. Sobre todo con las altas temperaturas hay que extremas las precauciones. Recuerda que cuando los alimentos cocinados pierden temperatura hay más riesgo de contaminación porque los microorganismos empiezan a proliferar

Decimo: Guarda de forma adecuada los alimentos cocinados.

Evita que estos alimentos  estén más de dos horas entre las llamadas temperaturas de riesgo, entre 70 y 5 ºC. Si los recalientas más tarde, toda la superficie del alimento tiene que llegar a los 70ºC como medida de protección frente a posibles microorganismos que ya hayan podido empezar a proliferar.

Y por último otro consejo que te doy que cuides lo que comes y como lo comes, pero sobre todo vive el momento,  disfruta de la comida, de la compañía y de la vida. Esto también es Salud.

¡Feliz Verano¡

Asun Armas

admin-ajax (1)facebook

Entrenadora de Alimentación Sana & Coach de Salud y Bienestar