Los riesgos de la dieta de la manzana



Heraldo.es





Por muy saludable que sea una manzana, convertir a esta fruta en la base -y a veces único alimento permitido- de una "restrictiva" dieta semanal para adelgazar parece más bien absurdo, aunque ya se sabe lo que pasa con esto de las "modas"... "Cada temporada previa al verano suele aparece una 'dieta milagro' distinta y la dieta de la manzana sería una de ellas", señala la 'coach' nutricional Asun Armas Prado en alusión a este régimen de moda que cobra protagonismo en los buscadores cuando se trata de "conseguir algo que prometa bajar muy rápido de peso".

Sin embargo, en contra de lo que muchos piensen, seguir un plan alimenticio restrictivo como el que poropone la dieta de la manzanaentraña una serie de peligros para el organismo que deben ser tenidos en cuenta antes de poner en riesgo la salud de uno mismo.

  • En primer lugar, como explica esta nutricionista, se trata de una"dieta desequilibrada", en la que "faltan nutrientes esenciales" que el organismo precisa para funcionar de forma correcta.
  • Así pues, la dieta de la manzana -indica- "se compone de muy pocas proteínas (o ninguna) y pocos pocos hidratos de carbono".
  • Además, se caracteriza por la "escasez de grasas sanas", nutrientes que son "necesarios", en palabras de esta experta, para el correcto funcionamiento del cuerpo.


¿Cómo afecta al organismo la dieta de la manzana?

Desde el inicio de la dieta de la manzana, esta 'coach' nutricional advierte de que se pueden empezar a experimentar cambios internos en relación a la salud. "El estado anímico se ve afectado enseguida, ya que el cerebro se alimenta de glucosa y a su vez la ausencia de hidratos de carbono afecta al funcionamiento del cerebro",precisa. Aparecen así enseguida síntomas de cansancio, debilidad, irritabilidad u ansiedad que pueden llegar a jugar en contra del propio régimen alimenticio.

"Está comprobado –subraya Armas– que cuando estamos unos días restringiendo el consumo de alimentos que nos apetecen, al acabar la dieta nos comeremos todo lo que nos hemos restringido", provocando así el llamado "efecto rebote", contra el que ya han advertido en numerosas ocasiones los nutricionistas que desconfían de las llamadas 'dietas milagro'.

Por desgracia, Internet está lleno de portales que publicitan sin ningún miramiento lo fácil y lo rápido para adelgazar poniendo en riesgo la salud de muchos jóvenes, a quienes se incita a la anorexia y la bulimiaEstablecer un control más estricto sobre ellos es "complejo", reconoce Asun, quien asegura que no deja de ser "preocupante" que el usuario mayoritario de estas páginas sean "adolescentes y jóvenes muy influenciables por las opiniones de los demás".  

Para evitar problemas alimenticios derivados de las conocidas dietas milagro, esta nutricionista recomienda "aprender a comer biensabiendo qué alimentos ingerir" y hacerlo "de forma consciente", es decir, conociendo de antemano los alimentos que vamos a consumir, cómo y cuándo tomarlos; así como la relación que nos une a la comida. Todo ello sin olvidar que la actividad física diaria es el complemento perfecto no solo para adelgazar, sino también para "sentirse bien con uno mismo" y lograr un envejecimiento saludable.

"Más allá de las dietas milagro y esos planes restrictivos que existen -como en el caso de la dieta de la manzana-, quizás lo más "eficaz" sería fomentar la educación nutricional en los colegios y dentro de las familias".