10 trucos para adelgazar tras los excesos navideños



Diarios Heraldo.es





El reto de adelgazar suele estar presente a comienzos de enero entre los propósitos más comunes de estas fechas. Para lograrlo, los expertos aseguran que un buen 'plan nutricional' no tiene por qué estar reñido con comer "rico y variado".
Partiendo de esta premisa, la coach nutricional Asun Armas Pradoofrece algunos trucos para adelgazar tras los excesos navideños:

  1. Cuidar la cantidad y la calidad de lo que ingerimos. Para perder peso, es "fundamental" aprender a comer bien de forma habitual: tocando alimentos de todos los grupos, reduciendo la cantidad.
  2. Hacer de 4 a 5 comidas al día: las tres principales y dos colaciones o tentempiés, entre los que deberemos incluir frutas, infusiones, nueces, almendras o un yogur -evitando así picar entre horas-.
  3. Controlar las emociones que nos impulsan a la bollería industrial y los 'snacks'. El deporte puede ser un buen "aliado" en estos casos, ya que además de ayudarnos a reducir el estrés y la ansiedad -causas que nos hacen comer demasiado-, proporciona disfrute. "Los cambios que hacemos desde el respeto a nuestro cuerpo son siempre más duraderos", señala la nutricionista.
  4. Reforzar la motivación con pequeños premios. La mayoría de las dietas, se abandonan a las pocas semanas de ser empezadas. Para recuperar la motivación, los expertos aconsejan tirar de un "refuerzo positivo" que nos ayude a alcanzar el objetivo fijado: bien un masaje, una salida al cine o al teatro o la lectura de un buen libro. Todo ello, de forma puntual, sin descuidar el bolsillo.
  5. Olvidarse de las dietas milagro y los complementos que aceleran la pérdida de peso. La coach nutricional de Espacio Ágape desconfía de estos métodos, pues asegura que son más los peligros que entrañan que las bondades que proporciona el recurrir a ellos. El truco, cambiar el enfoque: dejar de estar a dieta y centrarse en aprender a comer bien de forma sostenible.  
  6. Aprender a aligerar los platos, a base de introducir en todas las comidas verduras y hortalizas. "Comemos también por la vista", indica la nutricionista, quien aconseja presentar los alimentos en platos pequeños y adornar los segundos platos (carne o pescado) con ensaladas u hortalizas coloridas.
  7. Utilizar especias y hierbas aromáticas para dar sabor sin añadir calorías.
  8. Variar las técnicas de cocción, apostando por el papillote o la cocina al vapor. "Las personas que han hecho muchas dietas -indica Asun- están hartas de comer a la plancha y con poca grasa". Por eso, es importante utilizar todos estos recursos y animarse a cocinar, para comprobar de primera mano que "con un poco de creatividad" se puede comer sano, rico y adelgazar.
  9. Recuperar el disfrute en las comidas, ya que cuando lo logramos "ingerimos una menor cantidad de alimentos". Según explican los nutricionistas, la orden de que el estómago está lleno tarda en llegar de media al cerebro unos 20 minutos, de manera que si comemos muy deprisa, esta se ralentiza e ingerimos más cantidad de lo recomendado. Por otro lado, es fundamental "masticar bien los alimentos", para ayudar a tener mejores digestiones.
  10. Realizar algún deporte o ejercicio físico que nos guste, nos ayudará a acelerar el metabolismo y, con ello, a adelgazar.