Archivo de la etiqueta: salud

El poder de los cítricos

Asun Armas

Coach Nutricional

Los cítricos, grandes tesoros del invierno, proceden de Oriente. En nuestro país se clasifican comercialmente en tres grandes grupos, formados por las naranjas, mandarinas y limones, a los que hay que añadir algunas otras frutas, minoritarias en su producción, entre las que se incluyen los pomelos y limas. En los últimos tiempos también encontramos en el mercado otros cítricos más exóticos como la mano de buda.

Te invito a que los saborees de diferentes maneras. A la hora de la compra ten en cuenta que para que sean jugosos tienen que pesar, por tanto elige los que más pesen a igual tamaño. El indicativo de calidad lo indica el olor más que el color. Su cáscara debe ser lisa, firme y uniforme. En esta te voy a hablar de los de mayor consumo: el limón, la naranja y la mandarina:

 

Limón

El limón se encuentra en el mercado durante todo el año. A la hora de la compra ten en cuenta que  su piel tiene que ser lisa, brillante y con los poros pequeños.

Nutricionalmente destaca por:

  • Su Alto contenido en vitamina C o ácido ascórbico.
  • Es rico en fibra
  • Nos aporta minerales como el potasio el magnesio y el fosforo
  • Es antiséptico, astringente, depurativo y tónico digestivo
  • Solo aporta 27 calorías por 100g

Se emplea en la elaboración de algunos medicamentos por su riqueza en ácido cítrico, y lo hace indispensable en las conservas.

Las posibilidades del limón son muy amplias, porque es un excelente saborizante en la cocina, acompaña muy bien a pescados y mariscos, tanto en preparaciones en crudo, como en el caso de las ostras, las almejas, los mejillones, etc. Resulta fundamental en la elaboración de salsas, en los pescados al horno y es excelente en la preparación de zumos, a los que hay que añadir azúcar o miel. Es la fruta ideal para la preparación de sorbetes y granizados.

La corteza del limón contiene una esencia que se usa en perfumería y para elaborar aromas de empleo en repostería y pastelería.

 

Mandarina

La mandarina es el cítrico más parecido a la naranja, aunque de menor tamaño, sabor más aromático y con mayor facilidad para quitar su piel.

Los aportes nutricionales son similares en todos los cítricos. Destaca por su riqueza en:

  • Vitamina C, con gran efecto antioxidante
  • Minerales como el potasio, el magnesio y el fósforo.

Su mejor momento  va de  octubre a febrero. La mandarina es una fruta muy apreciada por la mayoría debido a su sabor dulce y refrescante, tiene poco acidez. Es fácil de pelar y fácil de comer por su estructura en gajos. Permite consumirla de forma fácil en cualquier lugar y a cualquier hora del día. Es una de las más predilectas y más populares del mundo.

Además de su forma natural, también se utiliza como guarnición de algunas ensaladas.  Los gajos se confitan y  se utilizan en repostería como ingrediente decorativo de tartas y pasteles. Se utiliza también para hacer sorbetes, mermeladas y helados.

De la cascara de las mandarinas se extrae una esencia que se usa en repostería en la fabricación de caramelos.

 

Naranja

Cuenta la leyenda que los frutos dorados que pendían de las Hesperides eran naranjas. El naranjo un bello árbol que como el resto de los cítricos también es originario de China. A partir del siglo  XIX es cuando empezó a cultivarse también en Valencia.

La naranja es un regalo de la naturaleza que nos viene en pleno invierno. Un vasito de zumo de 100 ml proporción 50mg de vitamina C.

La naranja tiene propiedades desintoxicantes, diuréticas y antisépticas,

La flor del naranjo, el azahar tiene cualidades medicinales y es un tónico calmante del sistema nervioso.

Hay diferentes variedades de naranjas; la primera que llega al mercado es la naranja Navel y la Salustiana, luego llega la Navel-Late. Y por último la Valenca-late.

Nutricionalmente destaca por:

  • Alto contenido en vitamina C o ácido ascórbico, que favorece la absorción de hierro.
  • Rica en fibra
  • Su riqueza en minerales como el potasio, el magnesio y el fósforo.

En repostería tiene muchas aplicaciones, como por ejemplo las confituras, los gajos desecados, la cascara de la naranja cubierta de chocolate. También se hacen  gelatinas, tartas, pasteles, bizcochos, macedonias, helados, cocteles, ensaladas, rellenos, salsas y mermeladas. Se utiliza también en la preparación de distintos licores.

Combina muy bien con el chocolate y es un ingrediente fundamental en las salsas agridulces.

El zumo de naranja se está convirtiendo en la primera bebida del día, lo ideal es tomarlo recién exprimido.

Pero sin duda, la mejor opción de todas es el consumo en su forma natural saboreando cada gajo.

Te invito a que además de tomarlas de forma natural, des un toque diferente a tus ensaladas, a tus salsas y las introduzcas en postres saludables, en tus batidos, incorpora matices diferentes con la mano de buda o el limón.

Si deseas más información de nuestros servicios, escríbenos a info@espacioagape.com

 

 

MIS RECETAS PARA EL BIENESTAR I

Asun Armas

Coach Nutricional

Estas son mis recetas que te ayudaran a mejorar tu bienestar físico y emocional. Somos mucho más que lo que comemos, somos lo que pensamos, sentimos, en definitiva lo que  vivimos. Por tanto hay que atender todas  nuestras necesidades y nutrirlas de forma adecuada.

Te presento para empezar estos cuatro pasos que te van a aportar más bienestar a tu vida.

Paso 1: Desintoxícate

Batido Detox

Ingredientes

 4 zanahorias

 2 ramas de apio

 1 pera pequeña

Un puñado de espinacas

Un ramillete pequeño de brócoli.

Pasa todos los ingredientes por la licuadora y toma un vaso, el resto compártelo con alguien.

Paso 2: Libérate de lo que ya no te sirve

Elimina de tu vida alimentos, creencias, emociones, hábitos y personas toxicas

Batido rico en fibra

Ingredientes

Un  vaso de leche vegetal

Una rodaja de  melón

25g de copos de avena

Cucharadita de semillas de lino

Pasa todos los ingredientes por la batidora. Lo puedes tomar para desayuno o merienda.

Paso 3: Da las gracias todos los días.

 Enfócate en todo lo que tienes y agradécelo. El Universo es abundante, cuanto más agradecemos, más recibimos

Receta de gratitud

Ingredientes

Semillas de gratitud activadas con actitud de asombro y sentimiento de apreciación por la vida.

Una libreta bonita

Boli

Preparación

Céntrate en el presente, en las situaciones que estés viviendo. Acéptalo sea el que sea. Elige ver el lado bueno de esa situación aunque sea adversa. Céntrate en apreciar tu vida tal como es hoy y lo que la ha hecho posible. Todo pasa.

Reflexiona sobre cinco cosas por las que estés agradecida en este momento,  puede ser algo que haces bien, lo que te gusta acerca de tu hogar o tu trabajo, objetivos que has alcanzado, ventajas, oportunidades, personas que se preocupan por ti, colaboradores, algo que sueles dar por sentado.

Paso 4: Practica una cocina con conciencia y disfruta cocinando.

 Cocina de forma sencilla, es la que mejor sienta

“Cocino en el silencio pacifico que es mi naturaleza original, así todo lo que toco se llena de la fragancia de la Paz”

Crema de Puerros

Ingredientes

3 puerros

Una cebolla grande

3 ajos

Caldo de verduras o pollo

Aceite de oliva virgen extra y sal

Mucho Amor

Preparación

Rehogar en un poco de aceite, los ajos picados, la cebolla y el puerro cortado en trozos pequeños durante varios minutos (8-10) a fuego bajo. A continuación añadir el caldo y la sal. Cocer unos 20 minutos. Quitar parte del líquido y pasar por la batidora. Añadir más o menos líquido en función de la textura que nos guste la crema.

Prepara una mesa  bonito y practica la atención plena

Si deseas información de nuestros servicios, escribe a info@espacioagape.com

Cinco razones por las que deberías de comer TOMATE en verano

Porque tenemos que comer tomate

Asun Armas.

Coach Nutricional

El tomate es un alimento típico de verano y un ingrediente básico de múltiples platos de nuestra gastronomía. Un fruto de origen americano, los mayas lo denominaban “tomati”  o “xtomati”. Cuesta creer que hasta el S. XVII no se encuentre el tomate en lo recetarios de cocina, dado que en la actualidad es un ingrediente básico en la mayoría de las cocinas de todo el mundo.

 Ingrediente fundamental en muchos platos veraniegos por su  versatilidad en la cocina, pudiéndose utilizar de muchas maneras: en  ensaladas, gazpachos, sopas frías, salsas, sofritos, en mermeladas. Se puede hacer conserva con ellos y secarlos al sol dando lugar al tomate seco que nos permite dar toques diferentes a nuestras recetas.

El mercado cada vez nos ofrece más variedades: tomate canario, de pera, tomate rosa de Barbastro, cherry, cereza….

Desde el punto de vista nutricional, nos aporta diferentes nutrientes muy  beneficiosos para nuestra salud.

Destacamos cinco razones por las que comer tomate todo el verano:

1-Es rico en agua y bajo en calorías: 18 kcal por cada 100g

2-Contiene minerales como el potasio, calcio, magnesio y fosforo

3-Destaca en vitamina A y la vitamina C

4-Tiene propiedades diuréticas y laxantes

5-Es una fuente de licopeno: un carotenoide que da el color rojo a los tomates y que nos protegen de los radicales libres. El licopeno se absorbe mejor si en la preparación va acompañado de grasas monoinsaturadas, como las que nos aporta el aceite de oliva virgen extra.

 

¿Cómo tomarlo en verano?

En ensaladas de todo tipo, ensaladas de pasta, en tabules de diferentes cereales: quínoa, trigo sarraceno, cuscús. En ensaladas mediterráneas, griega, italiana…

Mi ensalada favorita de verano es muy sencilla, me encanta y me recuerda a mi infancia. Solo lleva tres ingredientes  que venían directamente de la huerta familiar cultivada con manos femeninas: tomate, pepino y cebolla. Aderezada por un buen aceite de oliva, un poco de vinagre y sal. Para mí es un placer tomarla muchas noches de verano.

Otro plato típico de verano es el gazpacho. Lo preparas en un momento con esta receta.

Gazpacho Mediterráneo

Ingredientes

6 tomates medianos

2 cebollas pequeñas

 1 pimiento verde

1 pepino pequeño

3 dientes de ajo

 70g de pan seco,

Aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal

Pasar por la batidora los tomates pelados y troceados, las cebollas, el pepino, los ajos, la sal y el pan remojado y escurrido. A continuación añadir el aceite, el vinagre y la sal y volver a batir bien todos los ingredientes, añadir el agua que admita según el espesor deseado. Servir frio, se puede servir con trocitos de pimiento, tomate, pepino y cebolla.

Este guiso lo puedes hacer con tomates maduros

Guiso de calabacín a la Provenzal

Ingredientes

1 cebolla grande

2 calabacines

1 patata pequeña

1 tomate

Aceite de oliva

Ajo, orégano, hiervas provenzales y vino blanco

Preparación

En una cazuela de guisar, añadir un poco de aceite  y la cebolla, pochar unos minutos, incorporar el calabacín cortado a lonchas y después por la mitad, la patata cortada como para tortilla en lonchas finas, rehogarlos  junto con 2 ajos picados, varios minutos con la cazuela tapada (para que vaya soltando el jugo) más tarde añadir medio vasito de vino blanco y 10 minutos más tarde el tomate a rodajas y después por la mitad, la sal y espolvorear con las hierbas aromáticas. Tapar y cocer hasta que esté todo guisado. Queda caldoso, no es necesario añadir agua

Si queremos darle un toque más festivo se puede espolvorear con queso  y gratinarlo unos minutos al horno

Para más información de nuestros servicios, consultanos en info@espacioagape.com

15 Tips para crear un Estilo de Vida Saludable

Asun Armas

Coach Nutricional

Te proponemos una serie  tips  saludables, tanto para mejorar la alimentación como lograr mayor bienestar físico, mental y emocional. Te presentamos uno diferente para cada día.

Cuando hayas realizado todos, elije unos cuantos, los que más te hayan gustado  y compromete a incorporarlos a tus rutinas diarias. Los hábitos se instauran mediante la repetición.

De esta manera y sin darte cuenta habrás  incorporado buenos hábitos de vida y te sentirás  mucho mejor.  Es una forma de ir creando un nuevo estilo de vida saludable y sostenible adaptado a tus gustos y  necesidades.

Nuestras propuestas:

1- Empieza el día haciendo ejercicio. Puedes empezar con algún estiramiento, baile o unos minutos en la bicicleta.

2- Desayuna en silencio. Saborea cada bocado y disfruta de la comida

3- Haz ayuno de noticias. Un día a la semana por lo menos no escuches las noticias ni en la tele ni la radio, ni leas los periódicos.

4- Bebe un vaso de agua antes de cada comida. Cuando sientas hambre, toma también un vaso de agua. A veces las señales de sed y hambre son las mismas

5- Sustituye los snack industriales por frutos secos. Puedes tomar una ración pequeñas de almendras o nueces, que puedes llevar en el bolso.

6- Toma cinco raciones de frutas y hortalizas al día.  Elíjelas  mejor  de temporada y ecológicas

7- Toma zumos o batidos naturales de frutas y hortalizas. Tómalos en el desayuno, como tentempiés  de media mañana o media tarde, o como entrante de un menú.

8- Desconecta el móvil en las horas de las comida

9- Mantente activo para que trabaje tu metabolismo

10- Agradece toda la abundancia de alimentos que tienes a tu disposición

11- Camina por lo menos treinta minutos al día

12- Da un paseo por el parque. Conéctate con tu respiración y respira

13- Sonríe a un desconocido

14- Visita un museo

15- Sal de tu zona de confort y vive más

 

 

Cinco desayunos saludables y fáciles

Desayuno saludable y consciente

Asun Armas. Coach Nutricional

¿Qué es un buen desayuno?

El que nos ayuda a cubrir la necesidad de distintos nutrientes para el buen funcionamiento del organismo y, por otra, mejora el rendimiento físico y psíquico. Nos proporciona la energía necesaria para comenzar el día y evita que lleguemos a la siguiente comida con hambre excesiva.

El desayuno es la primera comida del día y como la propia palabra indica des-ayuno: deshace el ayuno que se ha producido durante la noche, hemos estado en ayuno durante varias horas y es el momento de aportarle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesitamos para comenzar un nuevo día. Va a depender de la calidad y la cantidad de los alimentos que elijamos como vamos a afrontar todos los retos que nos depara el nuevo día. De ahí la importancia de empezar cada día con un desayuno sano y equilibrado.

Un desayuno sano y equilibrado tiene que tener varios componentes esenciales como son: una bebida, un lácteo o bebida vegetal u otro alimento rico en proteínas, un cereal y una fruta.

Que nos aportan estos alimentos

La bebida nos aporta hidratación, puede ser agua, infusión, té o café

El lácteo u otra alternativa vegetal, nos aporta calcio y proteínas.

Los cereales integrales nos aportan energía y nutre el cerebro

Las frutas nos aportan vitaminas y fibras

CINCO OPCIONES DE DESAYUNOS SANOS Y EQUILIBRADOS

Desayuno mediterráneo

Zumo de naranja

Tostada de pan de espelta con aceite de oliva virgen extra, tomate y jamón serrano

Yogur con 3 nueces

Desayuno antioxidante

Té verde

Batido verde de frutas de la estación con espinacas

Yogur con avena, arándanos, frutos rojos y semillas de chía

Desayuno ligero

Té rooibos

Batido de melón y piña

Leche de avena con tostada de pan de centeno germinado con queso fresco y mermelada de cereza ecológica

Desayuno rico en fibra

Ensalada de frutas

Yogur bifidus

Tazón de avena cocida con manzana, ciruelas pasas y semillas de lino

Desayuno energético

Café con leche vegetal

Tortilla francesa de dos huevos

Tostada de pan multicereales

Una manzana

¿Qué nos pide el cuerpo por la mañana?

Un buen hábito para comenzar un nuevo día además de un buen desayuno puede ser hacer un ayuno de noticias. Prueba a empezar el día sin escuchar ni leer las noticias, empezar el día escuchando malas noticias no nos aporta nada de energía, prueba a hacer algo diferente que no hayas hecho nunca. Desayuna en silencio, con un sentimiento de agradecimiento por un nuevo día, por los alimentos que estas saboreando, puedas agradecer a todas las personas que han colaborado para que tú puedas disponer de esos alimentos cada mañana y luego observa cómo transcurre ese día. Puedes hacer algo diferente si te apetece, si cuando sales de casa habitualmente vas escuchando música o la radio, te invito a que no lleves nada en los oídos y trates de escuchar el canto de los pájaros si pasas por alguna zona arbolada.

La dieta de la felicidad. Cinco alimentos que no pueden faltar

ventajas del coaching nutricional

Asun Armas. Coach Nutricional

El mes de enero parece siempre un buen momento para afrontar nuevos retos; y, entre ellos, el de mejorar la alimentación, hacer dieta y cuidar la el cuerpo figuran en la mayoría de propósitos, así como hacer deporte o estudiar idiomas.

Si  has elegido cuidarte y mejorar tu bienestar en este año que acaba de comenzar, desde Espacio Ágape te proponemos una nueva dieta, LA DIETA DE LA FELICIDAD

¿En qué consiste esta dieta?

La dieta de la felicidad promueve utilizar alimentos que forman parte de una alimentación sana y equilibrada, pero que a la vez, puedan causar alegría y optimismo. Hay alimentos que por los nutrientes que nos aportan nos ayudan a mejorar la salud física y emocional, su toma diaria favorece que tengamos un estado de ánimo estable.

La base de esta dieta radica en promover la producción de endorfinas y serotonina, que son conocidas como las hormonas de la felicidad, la alegría o el placer.

Está comprobado que la escasez de serotonina, que es un neurotransmisor del sistema nervioso central, lleva a problemas con los estados de ánimo e incrementa el apetito desmesurado por los hidratos de carbono de absorción rápida, tanto dulces como salados, además de  problemas con el sueño´

Alimentos beneficiosos

Es necesario tomar a diario alimentos ricos en hidratos de carbono complejos como cereales integrales, legumbres, hortalizas o frutas. Incorporar cada día  alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que hace que se genere más serotonina el neurotransmisor fundamental como ya hemos dicho que genera bienestar y  felicidad. El triptófano está presente en alimentos como el pavo, pollo, pescado, lácteos descremados, huevos, soja o semillas.

Hemos seleccionado cinco alimentos que no pueden faltar en tu alimentación si decides seguir, esta nueva dieta; la dieta de la felicidad y que puede incorporar a tu alimentación habitual.

Cinco alimentos imprescindibles

Avena

Es un cereal muy energético y rico en vitaminas B6 y B5. Los copos de avena, solos o como ingrediente de un muesli, son un desayuno ideal para empezar el día con buen humor y alegría.

Arroz integral

Sus hidratos de carbono con un índice glucémico bajo, se transforman en glucosa de forma lenta. Además aporta vitaminas del grupo B esenciales para la salud del sistema nervioso

Manzana

Gracias a su fibra soluble y los hidratos de carbono que posee, es una de las frutas más recomendable como fuente de energía gradual

Plátano

Muy rico también en magnesio, mineral imprescindible en casos de estrés. Puede ser una buena opción para los tentempiés de la mañana o de la tarde

Aguacate

Es una fruta muy rica en nutrientes que favorecen el buen estado de ánimo: el magnesio y la piridoxina, necesarios para que el cuerpo elabore serotonina; la tirosina precursora de la síntesis de dopamina y los ácidos grasos poliinsaturados.

También te va ayudar además de tomar alimentos que ayuden a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, comer de cuatro a cinco veces al día, no dejar pasar más de 3 o 4 horas entre una comida y otra.  No olvides comer despacio y masticar bien la comida.

Esta dieta en la que no hay restricciones, ni privaciones la puedes seguir toda la vida

La Dieta Mediterránea como guía

Asun Armas Prado. Coach nutricional

La dieta mediterránea es algo más que un patrón alimentario, la palabra “dieta” que deriva del griego “diaita” significa estilo de vida sano y eso es lo que en realidad es la dieta mediterránea; un estilo de vida saludable donde tan importante es comer bien como compartir la comida, incorporar ejercicio físico diario y practicar una cocina de temporada con alimentos del entorno.

Alimentos más característicos de la dieta mediterránea

La base de la dieta consiste en: aceite de oliva, hortalizas y frutas, legumbres, cereales, pescado azul, frutos secos y un poco de vino. Tampoco se excluyen otros alimentos como carnes magras y huevos. Los productos lácteos no son particularmente característicos en nuestra dieta, ya que se consume más queso y yogur que leche.

Llevar a la práctica esta dieta resulta sencillo, dada la variabilidad de los alimentos de que disponemos en los países bañados por el mediterráneo, y, a pesar de las bajas cantidades recomendadas de grasas, la dieta resulta del todo palatable gracias al aporte del aceite de oliva.

Los procesos culinarios de los alimentos pueden ser muy variados y la forma de condimentarlos, con aditivos naturales, los hacen más apetitosos. En consecuencia, resulta factible seguir transmitiendo, de generación en generación, las buenas costumbres culinarias de nuestras abuelas.

Cinco requisitos imprescindibles para que un menú sea mediterráneo

  1. Ser cocinado y/o aderezado con aceite de oliva.
  2. Dar una mayor relevancia a los primeros platos frente a los segundos.
  3. Presenta primeros platos ricos en farináceos: legumbres, patatas, pasta y arroz, guisados con verduras y hortalizas y prácticamente sin productos cárnicos añadidos. Deben ser sabrosos y estar bien aderezados con hierbas aromáticas, especias y ajo.
  4. Servir segundos platos compuestos por una porción moderada de pescado, huevos o carne (cerdo, pollo, cordero o ternera), con una importante guarnición de vegetales, presentada en forma de vistosa ensalada variada.
  5. Ofrecer postres a base de fruta fresca, autóctona y de temporada, frutos secos y en ocasiones, dulces o base de almendras y miel.

Algunos platos y preparaciones actuales, típicamente mediterráneas.

  • Cocas, tortas y pizzas. Con una base de pan, salsa de tomate, verduras tales como alcachofas, berenjenas, pimiento, etc. y pequeñas porciones de pescado, atún y anchoas o de carne, jamón o embutidos. Aderezadas habitualmente con aceitunas, orégano o albahaca.
  • Pan con tomate, pan con tapenada, pan de berenjenas, pan de cebolla y pimiento verde, pan de higos, pan de almendras, pan con azúcar y vino. En estas preparaciones habituales en desayunos, meriendas, postres o guarniciones, el pan acompañado de un producto vegetal típicamente mediterráneo es el ingrediente principal.
  • Guisos de carne y pescado cocinados con abundantes patatas y verduras, cocinados a fuego lento en una cazuela de barro que les proporciona un sabor y un carácter especial.
  • Pescados fresquísimos asado a la brasa, con el único aderezo de un sabroso aceite de oliva y, a lo sumo, rociados con unas gotas de limón y espolvoreados con ajo y perejil fresco o alguna hierba aromática.
  • Arroces y fideuás, cuyos ingredientes añadidos a una base de arroz o pasta son los típicos y de fácil disponibilidad ya sean de tierra adentro, como los caracoles, el conejo y las verduras o de zona costera como los pescados y los mariscos.
  • Pucheros y calderetas donde tienen cabida los alimentos autóctonos y de temporada, tales como los vegetales, las patatas, las legumbres, la pasta o el arroz, como los mariscos y los pescados.
  • Postres a base de frutos secos, miel, vinos dulces y ocasionalmente quesos frescos de oveja y cabra y cuajadas.

 
En resumen, los pros de la dieta mediterránea son:

  • Gran variedad de sabores que atraen a personas de muchas culturas.
  • Muchos productos de cereales integrales, a diferencia de los hidratos de carbono refinados de la dieta occidental, por lo tanto de índice glucémico bajo.
  • Principalemente grasa monoinsaturada y abundancia de ácidos grasos omega-3, por el consumo de pescado, frutos secos, semillas y verduras.
  • Poca carne y ave comparada con al dieta occidental, y más pescado y legumbres.
  • Contiene un poco de queso y yogur
  • Gran variedad de frutas y verduras entre ellas muchas de índice glucémico bajo que aporten fibra y fitoquímicoas protectores
  • Da importancia a los alimentos frescos.
  • Pocos alimentos procesados
  • Usa ingredientes conocidos y se adapta bien  a los que existen en la localidad.
  • Relativa facilidad de preparación, comparada con las cocinas asiáticas

 Es una cocina que ofrece mucho placer a los sentidos, no es en absoluto una cocina de privaciones. Esta dieta mediterránea tradicional existe en un determinado contextos culturales, en el que las personas hacen más actividad física que la mayoría de los estadounidenses y disfrutan de fuertes lazos sociales y familiares a la hora de sentarse a la mesa. Comer juntos y disfrutar de los alimentos es esencial para estas sociedades sanas. No es sólo el aceite de oliva.

Una mala alimentación daña la salud más que el tabaco

Julia Lempica. Periodista

Aunque para muchos era algo obvio, la ONU por fin puesto sobre la mesa los efectos nocivos para la salud de la mala alimentación. “Las dietas poco saludables son un riesgo mayor para la salud mundial que el tabaco”, afirmó esta semana Olivier de Schutter, relator especial de Naciones Unidas para la Alimentación. “De la misma manera que el mundo se ha unido para regular los riesgos del tabaco, debe llegarse a un acuerdo marco sobre dietas adecuadas”, precisó.

No se trata de un tema menos. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es responsable de 3,4 millones de muertes al año, y que hay 1.400 millones de personas con sobrepeso.

Entre las medidas propuestas por Naciones Unidas para revertir la epidemia de la obesidad, figuran aumentar los impuestos a los productos menos saludables; regular los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, azúcar y sal; limitar la publicidad de la comida basura; replantearse ciertos subsidios agrícolas que abaratan algunos productos y no otros y apoyar a los productores locales para que los consumidores tengan acceso a productos sanos, frescos y nutritivos.

“Los Gobiernos han puesto el foco en aumentar la cantidad de calorías disponibles, pero muy a menudo han sido indiferentes acerca de qué tipo de calorías ofrecen, a qué precio, para quién son accesibles y cómo se comercializan”, ha dicho el relator especial de la ONU.

Las palabras del relator son el último llamamiento sobre el impacto de la obesidad en la salud mundial, que se ha venido a llamar la epidemia del siglo XXI. Según la Organización Mundial de la Salud, aunque el hambre es aún un problema para unos 800 millones de personas, la mala dieta lo es aún mayor: unos 1.400 millones de personas tienen obesidad o sobrepeso en el mundo.

Este esfuerzo refleja un efecto pendular: se ha pasado de una preocupación por la insuficiente alimentación a lo contrario. De hecho, el 65% de la población mundial vive ya en países donde hay más muertos por comer de más que por comer de menos. Además, la mala alimentación se relaciona directamente con problemas cardiovasculares, diabetes, osteoartritis y algunos cánceres (mama, endometrio, colon). Además, el sobrepeso se relaciona con el 23% de las enfermedades cardiovasculares, el 44% de la diabetes, la osteoartritis y tumores de mama, endometrio y colon.

Si se compara con el tabaco. se observa claramente la mayor incidencia de la obesidad.Casi la mitad de la población de los países desarrollados tiene obesidad o sobrepeso y, mientras el tabaquismo está en descenso, los problemas asociados a una mala dieta van en aumento.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, abundó sobre esta cuestión en inauguración , esta semana, de la Asamblea Mundial de la Salud. “Parte del mundo está literalmente comiendo hasta morir”, dijo. “No vemos ninguna prueba de que la prevalencia de la obesidad esté disminuyendo en ningún sitio. Los alimentos muy elaborados y las bebidas cargadas con azúcar son ubicuas, populares y baratas”.

Sobre las medidas propuestas por ONU para combatir la obesidad, los resultados han sido inciertos e irregulares. Por ejemplo, Dinamarca y Hungría plantearon en 2011 imponer una tasa sobre las grasas saturadas, pero los daneses la retiraron dos años más tarde. También Dinamarca, Noruega, Australia y Finlandia han planteado un impuesto sobre las bebidas azucaradas, lo mismo que Italia y Francia. En EE UU, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg abanderó la prohibición de las bebidas supergrandes, pero no la sacó adelante.

¿Eres un consumidor responsable?

Asun Armas PradoCoach Nutricional

Es hora que tomemos conciencia del poder que tenemos como consumidores y todos somos consumidores. Lo primero de todo es disponer de una buena información que nos ayude a una buena planificación de nuestras compras y empezar por practicar una compra responsable y sostenible. Comienza por hace una buena lista de compra

Ventajas de hacer una buena lista de la compra:

  1. Una  vez que hemos apuntado todos los menús de la semana, ya sabemos de qué alimentos disponemos en nuestra despensa, frigorífico o congelador y cuales tenemos que comprar. De esta manera solo compramos lo que necesitamos y evitamos comprar caprichos o compras compulsivas
  2. La compra es más rápida, teniendo claros los alimentos que tenemos que comprar vamos directamente a por ellos,  y gestionamos mejor nuestro tiempo y recursos.
  3. Compramos más variedad de alimentos, así la alimentación será más variada y equilibrada.
  4. Puedes hacer varias listas: una de productos frescos, otra de productos de fondo de despensa y otra para los congelados y conservas
  5. No acudas al mercado con poco tiempo o con hambre, es más fácil comprar alimentos poco saludables. Asi evitamos comprar por impulso
  6. El comprar sin prisa nos permite leer la información nutricional que viene en las etiquetas, ver la fecha de caducidad. Elegir la mejor opción en relación a la calidad y al precio

 

Algunos productos es mejor evitarlos. Te puede ayudar seguir estos consejos  que nos  brinda  Michael Pollan en su libro “Saber Comer”

  • Evita alimentos que citen cualquier clase de azúcares (o edulcorantes) entre sus tres primeros ingredientes: Suele querer decir que contienen demasiada cantidad. Los ingredientes se ordenan por proporciones, de más a menos.
  • Evita productos que tengan más de cinco ingredientes en su composición: la probabilidad de que estén altamente procesados es muy elevada.
  • Evita productos que afirmen ser saludables: “para poder afirmarlo necesitan como soporte una etiqueta y un envase, y todo lo envasado casi siempre equivale a procesado.  (…) Además, sólo los grandes productores disponen de medios para conseguir que las autoridades sanitarias les aprueben esos lemas… afirmaciones que suelen estar fundadas en datos incompletos y en investigaciones deficientes”. La comida sana no tiene apenas dinero para publicitarse.
  • Evita productos que contengan ingredientes que un niño de primaria no pueda pronunciar: lo simple ofrece muchas más garantías.
  • Evita alimentos que veas anunciados en televisión: bastante más de las dos terceras partes de los anuncios de televisión en EE.UU son de productos procesados.
  • No comas nada que tu abuela no reconociera como comida
  • No comas nada que no pueda pudrise

 

Desde Espacio Ágape, te invitamos a que practiques un consumo responsable y sostenible. Todos somos responsables del mundo que hemos creado

¿Qué puedes hacer?

Además de la relación calidad/precio, infórmate del lugar de origen, de cómo se ha producido, de la conducta de las empresas. Te invitamos  a que te hagas estas preguntas

  • ¿Quiénes elaboraron este producto?
  • ¿En qué condiciones laborales?
  • ¿De dónde procede este producto?
  • ¿A dónde va el dinero que hemos pagado y en qué proporción?

 

Pasos para hacer tu compra más sostenible

  • Procura no comprar productos con exceso de embalajes
  • Compra productos de cercanía, de esta forma ayudamos a la economía del entorno y evitamos la contaminación que produce el transporte de alimentos que vienen de largas distancias y compramos productos más frescos y del entorno.
  • Compra productos de temporada, frutas y verduras de la estación, son más baratos, más nutritivos y son los que nuestro cuerpo necesita en ese momento
  • Compra en mercados y tiendas de proximidad
  • Empieza a cultivar alimentos en tu terraza