Archivo de la etiqueta: Recetas con calabaza

Recetas fáciles con calabaza

Como sacar partido a una CALABAZA. Tres recetas fáciles, ricas y sanas

Asun Armas

Coach Nutricional

 

¿Eres de las que compras una calabaza y solo se te ocurre cocinarla en forma de crema?

¿Quizá te pase como a mi, que te han regalado una, hace días que la tienes en el frigo y no se te ocurre como utilizarla en otros platos?

Antes de  contarte, las ideas que tuve para dar más variedad y sabor a mis menús de estos días utilizando la calabaza de formas más creativas, conozcamos mejor a este alimento tan típico del otoño-invierno.

Existen tantas y tan variadas clases de calabazas comestibles o de adorno. Las hay de diferentes formas: achatadas, ovaladas o alargadas. De diferentes colores: anaranjada, amarilla, verde, blanca, incluso negra.  La pulpa suele ser anaranjada o amarillenta con semillas en la parte central. Este alimento aparece en numerosos textos antiguos de distintas partes del mundo. En Europa empezaron a cultivarse en el S.XV

En cuanto a sus propiedades nutricionales, destaca por:

  • Alto contenido en agua (96,5%).
  • Bajo aporte de calorías.
  • Entre los minerales, destaca su contenido en potasio y algo de calcio
  • Vitaminas: C o ácido ascórbico y vitamina A.
  • Tiene propiedades diuréticas

¿Cómo prepararla y disfrutarla?

La pulpa de calabaza se puede consumir tanto cruda, en ensaladas y bocadillos, como cocida, frita, rehogada o gratinada. Pueden utilizarse como acompañante de diversos guisos y potajes y platos de verduras porque los suaviza, los aligera y les da color. También se pueden elaborar dulces, mermeladas, cabello de ángel y tartas.

TRES RECETAS FÁCILES, RICAS Y SANAS CON CALABAZA

 

Estos días festivos, me puse como reto, hacer diferentes platos con ella.  Este reto implicaba hacerlos con alimentos que ya tenía en casa o eran fáciles de conseguir. Y obviamente que estuvieran ricos.  En definitiva platos fáciles, ricos y sanos.

El premio fue también lo feliz que me siento cuando se me ocurren este tipo de platos y  el poder compartirlos contigo para que los adaptes a tus gustos o alimentos que tengas en casa.

Estas son las tres recetas que elabore, comí y disfrute.

Guiso de alubias blancas con arroz y calabaza

Ingredientes

  • 200gde calabaza
  • Un bote pequeño de judías blancas
  •  Un puñado de arroz
  • Un filete de merluza
  • Media cebolla
  • 2 ajos, perejil, azafrán

Preparación

 Corta en trocitos pequeños la cebolla, la calabaza y los ajos. Rehógalos en una cacerola unos minutos con poca aceite. A continuación añade el filete de merluza (puede ser congelado) en trocitos, rehógalo un momento con las verduras. Incorpora  las judías cocidas, rehoga. Añade el azafrán y el  majado de ajo y perejil. Cubre el guiso con agua o caldo de verduras si tienes. Cuando empiece a hervir añade un punado de arroz. Cuece unos 20 minutos

Yo lo acompañe de una ensalada verde

Macarrones con calabaza y salsa de soja

Ingredientes

  • 150g de macarrones
  • Una cebolleta
  • Un calabacín pequeño
  • 200g de calabaza
  • Una zanahoria pequeña
  • Dos ajos, sal y salsa de soja

Preparación

Por un lado, estofar en una cazuela con aceite de oliva virgen extra, las verduras previamente cortados en forma de cubitos. Taparlas para que no se sequen. Dejarlas un poca al dente.

En otra cacerola cocer los macarrones. Cuando estén cocidos, incorporarlos a la cazuela donde se han estofado las verduras. Mover con cuidado y añadir salsa de soja al gusto. Darle un último hervor a todo el conjunto. Servir caliente

Sopa de calabaza y quínoa roja

Ingredientes

  • Un trozo de calabaza, un puerro, un troco de col, una zanahoria, una rama de apio, 3 ajos
  • Una taza de quínoa roja (puede ser la habitual también). Si no tienes quínoa, utiliza el cereal que tengas (mijo, arroz, fideos, avena…)
  • Agua o  caldo vegetal
  • Sal, aceite, cúrcuma, un huevo cocido

 Preparación

Cortar todas las hortalizas en juliana. Rehogarlas en una cacerola con aceite de oliva unos minutos, añadir con una pizca de cúrcuma, incorporar el agua o caldo y la taza de quínoa previamente lavada.

Cocer unos 20-25 minutos. Rallar el huevo cocido y servir.

Te invito a que basadas en estas recetas o no, crees las tuyas propias. Ya verás que bien te sientes al comerlas. Se me olvidaba, hay un ingrediente que no he puesto, pero que si puse en todas ellas, es hacerlo con mucho AMOR.

Si deseas más información de nuestros servicios, escríbenos a info@espacioagape.com