Archivo de la etiqueta: platos ligeros

Ensaladas I: Reinas del Verano

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

Cuando viene el buen tiempo el cuerpo nos pide algo fresco y ligero. Las ensaladas cumplen a la perfección ambas exigencias

A pesar de que tradicionalmente se les ha considerado como primer plato o como la guarnición de otros de mayor consistencia, las ensaladas aportan sustancias vitales que faltan o escasean en los platos que acompañan, los complementan nutricionalmente, estimulan los ácidos digestivos y favorecen la digestión y nos ayudan a depurarnos.

Pueden prepararse combinando infinitas posibilidades de sabor, ya que se elaboran con ingredientes tan diversos como hortalizas, semillas, legumbres, cereales, queso e incluso frutas y se pueden incorporar hasta flores comestibles. Contienen además todos los nutrientes necesarios en cualquier menú completo y equilibrado, por lo que pueden constituir un plato único. Con el beneficio añadido de que son fáciles y rápidas de preparar, económicas e incluso divertidas, ya que permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación y creatividad, al tiempo que las adaptamos a nuestros gustos y necesidades nutritivas

¿Qué beneficios nos aportan?

 Protegen y potencian la salud, mejorando nuestra calidad de vida, como son refrescantes ayudan a nuestro organismo a acomodarse a las temperaturas más altas de primavera y verano. Este efecto no es solo por consumirlas frías o templadas, sino por su alto contenido en agua, jugos y fibras.

Las ensaladas pueden ser una combinación de ingredientes cocidos y crudos o bien estar solo compuestas por alimentos crudos. Estos últimos confieren a las ensaladas su principal beneficio para nuestra salud porque los valores nutritivos son normalmente sensibles a la acción del calor, lo que no es problema en el caso de las ensaladas.

También son muy saludables las enzimas, indispensables en la transformación y asimilación de alimentos que aportan sustancias. Abundan en los alimentos crudos y fermentados. Las enzimas actúan también como desintoxicantes favoreciendo la neutralización y la eliminación de toxinas.

Al ser las enzimas  muy sensibles a la acción del calor, la humedad excesiva, el oxígeno y la radiación, las ensaladas constituyen una excelente forma de aportarlas, ya que en su elaboración los alimentos sufren muy pocas manipulaciones y se consumen crudos.

La mejor elección de ingredientes.

Es importante que los ingredientes  sean frescos, procedentes de la agricultura ecológica, de temporada y de proximidad. Pero deben consumirse lo antes posible ya que su almacenamiento puede perjudicar sus propiedades beneficiosas.

Los alimentos que componen las ensaladas poseen muchas vitaminas que como sucede con las enzimas se destruyen parcial o totalmente por efecto de la cocción.

La fibra, una sustancias que se encuentra en las principales ingredientes de las ensaladas (cereales integrales, verduras, y frutas)   sa cia el apetito sin aportar calorías, favorece el tránsito intestinal y tiene una gran capacidad de absorción de toxinas.

Excelente plato único

Para que las ensaladas constituyan un plato único y equilibrado es necesario que proporcionen suficientes minerales y oligoelementos así como una correcta proporción de calorías que serán aportadas por los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas, pilares básicos de cualquier dieta y que debemos ajustar según las necesidades de cada persona

Los niños y las mujeres embarazadas deben consumir suficientes proteínas y calcio, presentes en cualquier ensalada que tenga tofu, cereales o legumbres. Otra forma de asegurar estos nutrientes es espolvoreando la ensalada con germen de trigo o levadura de cerveza.

Por otro lado, el hierro lo proporciona  todos los vegetales verdes que contengan clorofila, así como las semillas de sésamo, los frutos secos o la zanahorias

No hay que olvidar la decoración y el color. Las ensaladas además de una sinfonía de colores y sabores  son un gran tesoro alimentario