Archivo de la etiqueta: nutrición

Recetas Espacio Ágape: La Versatilidad de la Quinoa I

Asun Armas. Coach nutricional

Ya os hemos hablado en este blog sobre la quinoa, un grano que crece fundamentalmente en los Andes, donde ha sido un alimento básico durante milenios. La quinoa no es propiamente un cereal, se considera un pseudo-cereal pertenece a la familia de las espinacas y remolachas.

Entre sus principales ventajas destaca el hecho de que es muy digestiva y no contiene gluten, es muy bien aceptada por las personas que tienen dificultades digestivas y muy indicada para celiacos. Relativamente pobre en lípidos y con mayor contenido en minerales que otros cereales, especialmente hierro, calcio, fósforo y potasio. Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales, lo que concede un lugar privilegiado en la cocina vegetariana.

¿No sabes como llevar este alimento a tus platos? En realidad es muy sencillo. Las pequeñas semillas de quinoa cuecen rápidamente y se pueden utilizar como acompañamiento de platos de verduras, para hacer croquetas, en sopas, en ensaladas, en preparaciones dulces como si de arroz se tratase

Para cualquiera de estos platos, la cocción básica requiere calcular 2 volúmenes de agua para 1 volumen de quinoa. Poner agua a hervir, añadir sal, lavar bien la quinoa y cuando hierva el agua se vierte la quinoa. Cocer 15 minutos y fuera del fuego dejar reposar de 5 a 7 minutos.

Bio quinoa de comercio justo: la mejor elección de compra

La Bio quinoa de comercio justo proviene de la cooperativa de Anapqui en el altiplano sur de Bolivia, agrupa a  pequeños productores tradicionales de quinoa que se benefician de sus actividades.

Anapqui  promueve la recuperación de sistemas tradicionales de cultivo y el manejo ecológico de suelos y plagas. Así asegura una producción biológica que es certificad periódicamente.

¿Cómo introducirla en nuestros menús?
Te proponemos tres recetas de quínoa, con ellas puedes elaborar menús sanos y equilibrados una propuesta de primer plato y otra como segundo plato.

Croquetas de quinoa. PLANNING QUEEN

Croquetas de quinoa. PLANNING QUEEN

Croquetas de quinoa

Ingredientes: 
2 tazas de quínoa hervida
Media  cebolla
2 ajos

1 calabacín
Vino blanco
Queso rallado de cabra (60g)
Orégano y finas hierbas

Preparación:
Pelar el calabacín y picarlo menudo junto con la cebolla, freír en poca aceite, añadir los ajos picaditos. Cuando este casi hecho, añadir un chorrito de vino blanco. Incorporar la quínoa  cocida y el queso rallado, removerlo todo bien y dejar enfriar. Formar bolitas con la pasta resultante, pasarlas por huevo y pan rallado y freír en abundante aceite.

Tabule de quínoa

Ingredientes
3  tazas de quinoa cocida
2 tomates
1 cebolleta
1 pepino
60 gramos de olivas negras de Aragón
Unas hojitas de menta y perejil, hierbas aromáticas, aceite, vinagre y sal.

Preparación
Cocer la quínoa según la cocción básica arriba indicada
Aparte picar el tomate y escurrir el agua que suelta, picar la cebolla, el pepino. Las olivas picarlas menuditas. Agregar la quínoa, las hierbas y aliñar con una vinagreta (6 cucharadas de aceite y 2 de vinagre)
Dejar reposar 2 horas en el frigorífico o sitio fresco.

Quínoa a la hortelana

Ingredientes

  •  3 tazas de quínoa
  •  ½ cebolla
  •  2 zanahorias
  •  1 calabacín
  •  1 berenjena
  • 3 ajos
  •  1 puerro.

Preparación

Picar menudas las verduras y sofreír en una sartén en poca aceite. Cocer la quínoa como en la receta de cocción básica. Cuando este cocida  añadir a las verduras, rehogar el conjunto unos minutos para que absorban los sabores, añadir unas gotas de salsa de soja y servir.

 

Desayuno saludable y consciente

Cárgate de energía con un buen desayuno

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

El desayuno es la primera comida del día y como la propia palabra indica des-ayuno: deshace el ayuno que se ha producido durante la noche, hemos estado en ayuno durante varias horas y es el momento de aportarle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesitamos para comenzar un nuevo día. Va a depender de la calidad y la cantidad de los alimentos que elijamos como vamos a afrontar todos los retos que nos depara el nuevo día. De ahí la importancia de empezar cada día con un desayuno sano y equilibrado.

¿Qué es un buen desayuno?

El que nos ayuda a cubrir la necesidad de distintos nutriente para el organismo y, por otra, mejora el rendimiento físico y psíquico. Nos proporciona la energía necesaria para comenzar el día y evita que lleguemos a la siguiente ingesta con hambre excesiva.

Un desayuno sano y equilibrado tiene que tener varios componentes esenciales como son: una bebida, un lácteo o bebida vegetal u otro alimento rico en proteínas, un cereal y una fruta.

¿Qué nos aportan estos alimentos?

  • La bebida nos aporta hidratación, puede ser agua, infusión, té o café
  • El lácteo u otra alternativa vegetal, nos aporta calcio y proteínas.
  • Los cereales integrales nos aportan energía y nutre el cerebro
  • Las frutas nos aportan vitaminas y fibras

 Varias opciones de desayunos sanos y equilibrados

  • Un té +una tostada de espelta con tomate y queso fresco + una fruta de la estación
  • Un vaso de leche  o bebida de soja con café + copos de avena + zumo de naranja
  • Infusión + Tostada de pan de centeno con requesón y mermelada + mandarina

¿Qué nos pide el cuerpo por la mañana?

Un buen hábito para comenzar un nuevo día además de un buen desayuno puede ser hacer un ayuno de noticias. Prueba a empezar el día sin escuchar ni leer las noticias, empezar el día escuchando malas noticias no nos aporta nada de energía, prueba a hacer algo diferente que no hayas hecho nunca.

Desayuna en silencio, con un sentimiento de agradecimiento por un nuevo día, por los alimentos que estas saboreando, puedas agradecer a todas las personas que han colaborado para que tu puedas disponer de esos alimentos cada mañana y luego observa cómo transcurre ese día. Puedes hacer algo diferente si te apetece, si cuando sales de casa habitualmente vas escuchando música o la radio, te invito a que no lleves nada en los oídos y trates de escuchar el canto de los pájaros si pasas por alguna zona arbolada.

Ensalada de mijo

Recetas Espacio Ágape: Pon el Mediterráneo en tu mesa

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

La semana pasada hablábamos de los beneficios de seguir el patrón mediterráneo por haber demostrado que es el más sano, además de ser para nosotros el más fácil de seguir por ser nuestra tradición, por la facilidad de encontrar los ingredientes y por formar parte de nuestra infancia.

Como decíamos la cocina mediterránea ofrece mucho placer a los sentidos, no es una cocina de privaciones. Es una cocina que engloba a diferentes cocinas populares como la española, la italiana o la griega. El ingrediente principal de esta cocina es el aceite de oliva.

Esta semana te proponemos una serie de recetas basadas en la dieta y cocina  mediterránea, muy fáciles de hacer, además de muy ricas y sanas. En todas ellas un ingrediente fundamental es el aceite de oliva.

 

ENSALADA DE CUSCÚS

Ingredientes (4 personas)

  • 200 gr de cuscús      
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • Aceite, vinagre, pimienta y sal
  • Opcional (olivas negras, atún)

Elaboración.

Cocer o poner en agua hirviendo el cuscús, siguiendo las indicaciones del fabricante.

Lavar y picar todas las hortalizas en dados pequeños. Cuando este frio el cuscús, añadirlo al bol donde hemos puesto todas las hortalizas. Picar un puñado de olivas negras.

Hacemos la vinagreta con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas de vinagre, pimienta, sal y alguna hierba aromática como orégano, agitamos bien y regamos con ella el cuscús. Dejar reposar en el frigorífico como mínimo 3 horas. Si le añadimos atún puede ser un plato único completo y equilibrado.

 

Escalibada con anchoas. CARLOS JIMÉNEZ

Escalibada con anchoas. CARLOS JIMÉNEZ

 

ESCALIBADA (Ensalada de verduras asadas)

Ingredientes:

  • 4 pimientos rojos de carne gruesa
  • 4 berenjenas
  • 5 tomates rojos duros
  • 3 cebollas
  • Opcional (anchoas)

Elaboración

Se untan con aceite las berenjenas y los pimientos. Las cebollas se pelan y si son grandes se cortan por la mitad. Se colocan en el horno  a 180º durante 45-60 minutos. Vigilar los tomates y las berenjenas que suelen asarse antes. Envolver los pimientos al sacarlos del horno en papel de periódico unos minutos, hasta que se enfríen para pelarlos. Ir quitando la piel a las berenjenas y disponerla en una fuente de servir junto con las cebollas y los tomates. Pelar los pimientos y partir en tiras. Aderezar con sal y aceite.

 

ESQUEIXADA (Ensalada de bacalao)

Ingredientes

  • Medio kilo de bacalao
  • Tres tomates para ensalada
  • Una cebolla grande
  • Un cuarto de kilo de aceitunas negras
  • Sal, aceite y vinagre

Elaboración

Desmigar el bacalao y dejarlo en remojo con agua fría durante 20 minutos. Escurrir el bacalao y ponerlo en una fuente, aderezándolo con la mitad del aceite. Picar en rodajas finas la cebolla, trocear el tomate y ponerlo todo en la fuente junto con las aceitunas. Rociar con el aceite y el vinagre; conviene dejarlo en maceración una hora antes de servir.

 

CABALLA ADOBADA

Ingredientes:

  • Una caballa grande
  • Aceite de oliva
  • 2 ajos
  • Un ramillete de perejil
  • Pimentón
  • Vino blanco

Preparación:

Limpiar bien la caballa, quitar la espina central y cortarla a filetes. Salpimentar los filetes y añadir el ajo y  el perejil picado. A continuación espolvorear  sobre los filetes un poco de pimentón, un vasito de vino blanco y aceite de oliva. Dejar macerar el pescado con todos los ingredientes de 20 a 30 minutos.

Pasar los filetes  por la plancha, primero por la parte de la piel y después por la parte de la carne. Servir caliente acompañada de una ensalada.

¿Comes por estrés o ansiedad?

Asun Armas Prado. Coach nutricional

Todos en algún momento sentimos estrés o ansiedad y es fácil que en algunas ocasiones recurramos para mitigarlo a la comida. Si esto ocurre de forma puntual no pasa nada, ahora bien si es algo habitual, hay que tratarlo.

 

Algunos consejos que te pueden ayudar

  • Evita tomar bebidas excitantes ricas en cafeína, colas, café y alcohol.
  • Bebe agua antes de las comidas o cuando sientas hambre. A veces confundimos la sensación de sed  con la de hambre, por lo que es importante que el cuerpo este bien hidratado.
  • Toma infusiones relajantes después de las comidas.
  • Mantén estable el nivel de azúcar en sangre, ya que es fundamental para que el cerebro funcione bien. La clave es comer varias veces al día en pequeñas cantidades.
  • Haz las tres comidas principales de desayuno, comida y cena. Procura que estén equilibradas y toma dos pequeños tentempiés a media mañana  y por la tarde.
  • Que no falten en tus comidas los ácidos grasos omega 3, contenidos en alimentos como semillas de lino, nueces y pescado azul.
  • Incorpora alimentos ricos en magnesio, un mineral que te va ayudar a relajar los músculos.  Son buenas fuentes de este mineral las legumbres (garbanzos, judías o lentejas), en frutos secos (nueces, almendras, avellanas),  verduras y hortalizas.
  • Planifica tus comidas.
  • Practica algún ejercicio físico a diario.
  • Incorpora  ejercicios de relajación, yoga y  meditación.

 

Todos estos consejos te pueden ayudar a evitar acudir a la comida en momentos de ansiedad. Ahora bien, si esto te sucede de forma habitual, además de cuidar tu alimentación e introducir hábitos de ejercicio y relajación, te iría bien cuidar tu salud emocional y aprender a gestionar tus emociones.

Pensando en ti, en Espacio ágape hemos diseñado el taller sobre alimentación y emociones, “La alimentación emocional a través del coaching nutricional”.

Estos son los objetivos del taller:

                • Conocer y profundizar en la relación que hay entre emociones y comida para cambiarla
                • Saber elaborar un Plan de alimentación equilibrada para el cuerpo y la mente, conocer los nutrientes necesarios que necesitamos para lograr este equilibrio y en que alimentos se encuentran
                • Conocer las causas por las que comemos demasiado (hambre física, hambre mental y hambre emocional)
                • El abordaje desde el coaching para lograr tus objetivos y mantenerlos
                • El coaching nutricional es la mejor herramienta que te puede ayudar a mejorar tu alimentación, a comer sin estrés ni ansiedad y a relacionarte mejor con la comida y contigo misma.

Próximo taller en Centro AMA en Zaragoza, comienza el 27 de marzo

Solicita más información en info@espacioagape.com

¿Cómo revertir la epidemia de obesidad?

Julia Lempica. Periodista

Hace un par de semanas os conté las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de EEUU e Irlanda que mostraba el impacto de la desregulación de la economía en la epidemia de la obesidad.

Además de arrojar luz sobre la relación entre estas dos cuestiones, los autores del estudio, publicado el mes pasado  boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS), proponen una batería de medidas que los gobiernos deberían adoptar para revertir la epidemia y evitar que sobrepeso y obesidad se conviertan en un problema de salud pública.

Dichas medidas incluirían:

  • Incentivos económicos para los productores que venden alimentos saludables y alimentos frescos en lugar de alimentos ultraprocesados, así como subsidios para cultivar frutas y hortalizas.
  • Desincentivos económicos para las industrias que venden comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos, como un impuesto a los alimentos ultraprocesados y/o la reducción o eliminación de los subsidios a los productores/empresas que emplean maíz para el crecimiento rápido de tejidos, cantidades excesivas de fertilizantes, pesticidas, productos químicos y antibióticos
  • Políticas de zonificación para controlar el número y tipo de establecimientos de comida;
  • Una regulación más estricta de la publicidad de comida rápida y refrescos, especialmente la dirigida a los niños;
  • Regulaciones comerciales que disuadan de la importación y el consumo de comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos;
  • Sistemas de etiquetado más eficaces, sobre todo para los alimentos ultraprocesados, que incluiría la comida rápida y los refrescos.

Los 194 Estados miembros de la OMS acordaron el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles en la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2013. Uno de los nueve objetivos voluntarios del plan es «frenar el aumento de la diabetes y la obesidad». Además, propone medidas que los países pueden adoptar para combatir la obesidad, como aumentar el consumo de frutas y verdura, o gestionar subsidios e impuestos alimentarios para promover una dieta saludable.

La desregulación de la economía como causa de obesidad

Julia Lempica. Periodista

Un estudio realizado por investigadores de Estados Unidos e Irlanda, ha examinado por primera vez los efectos de la desregulación de la economía, incluidos los sectores de la agricultura y alimentación, y el consiguiente aumento de las transacciones de comida rápida, en la obesidad a lo largo del tiempo.

Publicado este mes en el boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estudio muestra que los gobiernos podrían frenar, e incluso revertir, la creciente epidemia de obesidad adoptando medidas para combatir el consumo de comida rápida.

El ahorro en salud puede ser colosal, ya que si se previene el sobrepeso y la obesidad, a su vez se evitan patologías graves a largo plazo como diabetes, enfermedades cardíacas, derrame cerebral y cáncer, que guardan un vínculo directo con el exceso de peso.

En lugar de examinar la densidad de puntos de venta de comida rápida o el consumo autoinformado de comida rápida, como los investigadores hicieron en el pasado, los autores adoptaron un enfoque nuevo que consistía en la toma de datos sobre el número de transacciones de comida rápida por habitante entre 1999 y 2008 en 25 de países de ingresos altos y los compararon con las cifras sobre el índice de masa corporal (IMC) en los mismos países durante el mismo periodo de tiempo, como indicación del consumo de comida rápida.

Se considera que una persona con un IMC de 25 o más tiene sobrepeso, mientras que otra con un IMC de 30 o más se considera obesa.

Los autores del estudio hallaron que mientras que el número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante aumentó de 26,61 a 32,76, el IMC promedio aumentó de 25,8 a 26,4. Por tanto, cada aumento de 1 unidad en el número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante se asoció con un aumento del 0,0329 en el IMC durante el periodo de estudio.

A menos que los gobiernos tomen medidas para regular sus economías, la mano invisible del mercado continuará promoviendo la obesidad en todo el mundo, con consecuencias desastrosas para el futuro de la salud pública y la productividad económica”, afirma el autor principal, el Dr. Roberto De Vogli, del Departamento de Ciencias de la salud pública de la Universidad Davis de California, en los Estados Unidos.

El estudio se centra en los países de altos ingresos, pero los resultados también son de utilidad para los países en desarrollo, ya que “casi todos los países han experimentado un proceso de desregulación de los mercados y globalización, sobre todo en las últimas tres décadas”, dijo De Vogli.

Las cifras del IMC también muestran hasta qué punto los problemas de sobrepeso y obesidad se han generalizado y que, por término medio, las personas que viven en los 25 países tienen sobrepeso y lo han tenido en los últimos 15 años.

El número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante aumentó en todos los 25 países. Los mayores aumentos sucedieron en Canadá (16,6 transacciones por habitante), Australia (14,7), Irlanda (12,3) y Nueva Zelanda (10,1), mientras que los aumentos más bajos se registraron en los países con una regulación de mercado más estricta, como Italia (1,5), Holanda (1,8), Grecia (1,9) y Bélgica (2,1).

Sobre este estudio, el director del Departamento de Nutrición de la OMS, Francesco Branca, señaló que “refleja la importancia de las políticas públicas para hacer frente a la epidemia de la obesidad”.

“Se necesitan políticas dirigidas a la alimentación y la nutrición desde varios sectores como la agricultura, la industria, la salud, el bienestar social y la educación”, dijo Branca.

Según este experto, “los países donde la dieta está cambiando de una rica en cereales a una alta en grasa, azúcar y alimentos procesados deben tomar medidas a fin de que el suministro de alimentos esté en consonancia con las necesidades de salud de la población”.

Ensaladas de verano

Recetas Espacio Ágape: Platos sanos para tu mente

Asun Armas. Coach Nutricional

Mantener equilibrado el nivel de azúcar en la sangre es esencial para estar sanos y vitales. Hay alimentos que nos ayudan en esta tarea. Como combustible para el cuerpo, los mejores alimentos son los ricos en hidratos de carbono, y, entre éstos, los mejores son los de liberación lenta como cereales integrales, hortalizas, legumbres y frutas. Estos alimentos se digieren y liberan su energía potencial de una manera constante y paulatina. Por lo tanto contribuyen a estabilizar el nivel de azúcar en sangre.

¿Qué  beneficios nos aporta el mantener equilibrada el nivel de azúcar en sangre?

Son múltiples, entre ellos  destacamos los siguientes:

  • Tenemos más  energía y vitalidad
  • Más Claridad mental
  • Menos hambre y más capacidad para controlar las ansias de comer y los tamaños de las raciones
  • Nos ayuda a bajar de peso
  • Mejor apariencia de la piel
  • Contribuye a que nuestro humor  sea más estable y optimista

Por el contrario, un bajo nivel de azúcar en la sangre produce:

  • Bajones de energía
  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Ansia de dulce

Entre los diferentes cereales integrales que nos van ayudar a estabilizar nuestro nivel de azúcar, en esta ocasión hemos escogido el mijo y la avena  por su riqueza, además de hidratos de carbono, en vitaminas, minerales y fibra. Los dos cereales tienen un índice glucémico bajo y por lo tanto son de absorción lenta. Además son muy versátiles en la cocina.

La avena ayuda al aparato digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad. El mijo es uno de los cereales que destacan por su aporte de nutrientes como el hierro y el magnesio a la vez que tiene propiedades remineralizantes y es muy energético.

Compartimos con todos vosotros dos recetas que hemos degustado en nuestros talleres de nutrición y cocina sana. Las dos son muy fáciles de hacer, muy saludables y muy ricas

El objetivo es utilizar ingredientes que todos tenemos en nuestra despensa y realizar recetas con cereales de menos uso en la cocina como el mijo, la avena o la quínoa e ir incorporándolas poco a  poco  a nuestra alimentación diaria. De la quínoa ya compartimos en otro post recetas fáciles y ricas. En esta ocasión son con avena y mijo.

Espero que os gusten.

 

La avena ayuda al aparato digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad.

Hamburguesa vegetariana de avena. BURGER BAR

Hamburguesas de avena

Ingredientes

  • 150g de copos de avena
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñas
  • ½ cebolleta
  • Salsa de soja
  • Ajos, curry, cilantro, pimienta

 Preparación

Poner en un bol los copos de avena. Rallar la zanahoria, picar muy menuda la cebolla y un ajo, e incorporarlos al bol junto con la avena, remover bien todos los ingredientes. Añadir un buen chorro de salsa de soja, agua, sal y el resto de especias. Dejar que se impregne bien la avena con el líquido añadido. Con la pasta resultante formar las hamburguesas y freír en abundante aceite de oliva. Poner sobre un papel absorbente y servir

 Ensaladilla de mijo

Ingredientes

  • 2 tazas de mijo
  • 250g de verduras cocidas (zanahoria, judía verde, guisantes)
  • 30g de olivas verdes
  • 3 pimientos del piquillo
  • Mahonesa, aceite, vinagre y sal
  • Opcional: se le puede añadir pepinillos, atún o huevo cocido

Preparación

Cocer le mijo de la siguiente manera: poner el triple de agua o caldo vegetal, cuando rompa a hervir, incorporar el mijo y la sal. Dejar cocer tapado 20 minutos

Cuando este cocido dejar enfriar un poco y añadir la verduras cocidas, y los demás ingredientes. Aliñar con aceite, vinagre y sal y mahonesa al gusto y dejar reposar mínimo una hora en la nevera.

¡Buen provecho!

La salud laboral entra en la agenda de las empresas

Julia Lempica. Periodista

¿Tu empresa se preocupa por tu salud y bienestar? Si la respuesta es sí significa que eres uno de los pocos afortunados que trabaja en empresas que favorecen el equilibrio entre la vida laboral y personal de sus empleados. O al menos eso es lo que refleja un estudio presentado recientemente y elaborado por el IESE por encargo del Observatorio GO fit y patrocinado por Adecco.

El estudio, para el que se han tenido en cuenta empresas de todos los tamaños, ha establecido lo que llama ‘la fórmula naranja’, que se sustenta sobre tres pilares fundamentales: actividad física, nutrición y descanso. Una pauta que en EEUU lleva décadas de desarrollo con la puesta en marcha de iniciativas de fomento de hábitos saludables entre sus trabajadores; pero que en España todavía se nos resiste. Una situación que ha empeorado con la crisis.

No hace falta mucha ciencia para deducir que la suma de estos tres factores tiene efectos positivos en la mejora del clima laboral, la satisfacción y el compromiso de los clientes y trabajadores, además de aumentar la productividad laboral y reducir el absentismo.

Las iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa orientadas a la salud de los trabajadores se ciñen en la mayoría de los casos a la prevención de enfermedades cardiovasculares o de cáncer. Pero, ¿qué pasa con la alimentación? ¿No es la base para gozar de buena salud y bienestar?

Según un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la del Trabajo (OIT)),  una buena nutrición, vital para gozar de una buena salud, es igualmente la base de la productividad y la seguridad laboral que persiguen tanto sindicatos, trabajadores, empleados, como gobiernos de todo el mundo.

Desde estos organismos apuntan a que una nutrición adecuada en los empleados puede elevar su productividad hasta un 20 %. Una persona bien alimentada no solo trabaja mejor y logra un mayor rendimiento por el aporte de energía y nutrientes adecuados; sino que reduce el absentismo laboral por enfermedad. Y es que una buena alimentación

A la luz de estos datos, parece obvio que una buena solución es promover hábitos de alimentación saludable en el ambiente laboral. ¿Cómo? Algunas ideas pasan por una mayor oferta de menús saludables en los comedores del lugar de trabajo. Platos bajos en grasas y sodio y un aumento de los vegetales y frutas como guarnición y postres, serían las alternativas más fáciles de implementar.

En la labor de asesoramiento nutricional a empresas para la mejora del rendimiento de los trabajadores de Espacio Ágape, también destaca la disponibilidad de alimentos saludables en kioscos y máquinas expendedoras, como yogures descremados, frutas naturales, ensaladas de frutas, frutos secas y barritas de cereales libres de grasas “trans”, en sustitución de las típicas golosinas, bollería y otros alimentos ricos en azúcares simples.

Algo parecido sucede con las bebidas. Ante la amplia oferta de bebidas carbohidratadas que se se encuentran fácilmente en las máquinas de vending, una buena alternativa es la sustitución de éstas por agua mineral a buen precio o gratuita.

No solo se trata de lo que comemos. Sino también de cómo comemos. Un entorno limpio y tranquilo no debe considerarse un lujo. Ya que la manera en que comemos afecta a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud.

Estos son solo algunas de las pautas que desde Espacio Ágape aconsejamos para seguir una buena alimentación en el trabajo. Pronto os daremos más consejos sobre cómo organizar las comidas para aquellos que tengáis que llevar la comida al lugar de trabajo.

La nueva promesa alimentaria: la quinoa

Julia Lempica. Periodista

Después de brindar al mundo alimentos básicos como la patata o el maíz, los países andinos exportan ahora la quinoa.  A muchos os sonará su nombre porque este año 2013 ha sido declarado por la ONU como el Año Internacional de la Quinoa, gracias a su gran valor nutritivo y por el alto rendimiento de su cosecha.

Algunos expertos ya hablan de la quinoa –o quinua– como la gran promesa que acabará con el hambre en el mundo; de la misma manera que la patata traída del “Nuevo Mundo” salvó a Europa  de la hambruna en el siglo XXI.

La quinoa  es poco exigente en mano de obra, no necesita tratamientos químicos -100% ecológica-, y presenta una extraordinaria capacidad de adaptarse a condiciones adversas de clima y suelo. Y es que crece a 4.000 metros de altura, en las agrestes tierras del altiplano andino.  Existen hasta 3.000 variedades diferentes, aunque solo se comercializa en el exterior una veintena.

Aunque corre el peligro de convertirse en el nuevo alimento milagroso -como ya lo fueron la soja, las bajas Goji, el aloe vera o la stevia-, lo cierto es que la quinoa contiene mayor proporción de proteínas que cualquier otro cereal. Se debe a que aglutina los aminoácidos y vitaminas en el núcleo del grano, mientras que otros cereales como el arroz o el trigo los contienen en la cáscara, que se elimina al refinarlos.

La quinoa está de moda. Un «boom» que se nota en las tiendas, ya que cada vez es más frecuente encontrarlo en Europa. Quizá todavía no en supermercados, pero desde luego sí en tiendas especializadas en productos ecológicos y de comercio justo, ya que la mayoría de la quinoa que entra a Europa lo hace por esta vía.

Otra ventaja que está favoreciendo su consumo es que se trata de un cereal que no contiene gluten, por lo que es apto para celiacos.

 

La versatilidad culinaria de la quinua es infinita. Es un cereal de alto valor nutritivo que basta con cocerlo y combinarlo con un sinfín de alimentos.

La versatilidad culinaria de la quinua es infinita. Es un cereal de alto valor nutritivo que basta con cocerlo y combinarlo con un sinfín de alimentos. CANELITA0306

Su principal inconveniente es que mucha gente es reticente a su consumo porque no sabe cómo cocinarlo. Como cualquier otro cereal, sencillamente hay que cocerlos como un arroz o una pasta, y combinarlos con cualquier otro alimento. Tanto en frío y en caliente.

Si eres de los que se resiste a comprar quinoa porque no sabes cómo utilizarla, en los talleres de Nutrición y Cocina de Espacio Ágape te podemos ayudar. ¡Apúntate!