Archivo de la etiqueta: frutas

Cromoalimentación

Como Equilibrarte por medio del Color en Tu Alimentación

Asun Armas

Coach Nutricional

La cromoalimentación o alimentación por el color es  la combinación de una alimentación sana y equilibrada  con  los principios de la cromoterapia.

La alimentación por el color consiste en la ingestión del color por medio de  los alimentos. Puede ser  a nivel interno y a nivel externo.

  • A nivel interno: Los pigmentos naturales que se encuentran en las plantas, nos aportan todos los beneficios de tomar fitoquimicos protectores. Protegen a la planta y lo mismo hacen en nuestro organismo.
  • A nivel externo. la presentación de los alimentos tenemos en cuenta el efecto cromático, así la comida se convierte en algo lúdica que motiva a tomar más variedad de alimentos.

Como te decía los fitoquimicos de las plantas al igual que ayudan a las plantas que los contienen a protegerse de las radiaciones solares impidiendo su oxidación, también en nuestro organismo pueden ayudarnos a fortalecer y rejuvenecer los tejidos. Se conocen más de 3000 sustancias. Los fitoquimicos se clasifican en  varios grupos: flavonoides, carotenos, antocianinas, lignanos…

 

Beneficios

  • Protegen a la vitamina C y a otros nutrientes actuando como antioxidantes.
  • Mejoran la resistencia y permeabilidad de los vasos sanguíneos
  • Algunos parecen actuar como antiinflamatorios y protectores del hígado
  • Las antocianinas son sustancias similares a los flavonoides con un poder antioxidante muy alto. Se encuentran en las semillas de uva, en las uvas, manzanas, fresas.
  • Los carotenos inhiben el desarrollo de tumores y protegen la piel

 

El poder del color en tus platos.

Toma cada día una dieta rica en colores, incluye en tus platos toda la gama de colores y experimenta todo su poder e influencia.

Naranja

El naranja indica la presencia de betacarotenos: calabaza, naranjas, albaricoques, melocotones. Otros alimentos de este color: azafrán, salmón, trucha, huevos.

El color naranja invita a la socialización, favorece la comunicación y permite asimilar experiencias difíciles.

Comer alimentos de color naranja puede ayudar en crisis emocionales, dan alegría y ayudan a levantar el ánimo.

 

Amarillo

La mayor parte de los alimentos de color amarillo (maíz, miel, albaricoques, pomelo, pan, pastas, cereales, plátano, mango, garbanzos…..) proporcionan energía y hay que consumirlos todos los dias

Aumentan la creatividad. Una tonalidad amarilla en la mesa  contribuye a tener una buena digestión. En una mesa que predomine este color los comensales estarán alegres y será una reunión productiva.

El color  amarillo genera optimismo, alegría y entusiasmo, al tiempo que estimula la concentración y la curiosidad.

 

  Rojo

Alimentos rojos: sandia, tomate, pimiento, remolacha, fresa, cereza, cebolla roja, rábano, col roja, alubias rojas lechuga roja, carne, embutidos, langosta, atún, vino tinto.

El tomate, es rico en licopenos, un fitoquimico con una  fuerte acción antioxidante  y protectora contra algunos tipos de tumores.

Los rojos alejan la tristeza y la depresión. Es el color de la fuerza. Una comida donde predominen alimentos de color rojo estimulará, alegrará y animará a los comensales

 

Azul-Violeta

Los alimentos de estos colores como la berenjena, col lombarda, uvas negras, arándanos, frutos de bosque, remolacha o las moras contienen unas sustancias que les dan esos colores que son las llamadas antocianinas. Este compuesto tiene una fuerte acción antioxidante y protectora. Facilita la circulación de la sangre

Otros alimentos: olivas, pescados, higos, vino tinto

El azul es un color que genera tranquilidad, equilibrio, sosiego y reflexión. Puedes utilizar accesorios de este color en la mesa (manteles, servilletas, velas, flores) para crear un ambiente apacible y reflexivo. Es ideal para propiciar conversaciones agradables, inteligentes y profundas.

 

 Verde

Lo que le da el color verde a los vegetales (kiwi, lechuga, acelgas, espinacas, acelga) es las clorofila, particularmente rica en magnesio, fundamentalmente para muchas funciones orgánicas como la transmisión nerviosa.

Este color es el que predomina en la naturaleza y hay muchos alimentos de este color: Lechuga, escarola, espinacas, brécol, alcachofa, pimiento verde, pepino, judías verdes, guisantes y todas las verduras verdes, aceitunas, aguacates, algas,  pepinos, té verde, uvas, aceite de oliva, perejil, albahaca, manzana verde o  kiwi.

El consumo regular de alimentos verdes contribuye al buen funcionamiento del organismo. El verde es un color que genera armonía. Es un color que tranquiliza, refresca, equilibra y ayuda a salir de los estados de cansancio. Si quiere tener una velada tranquila y relajada, nada mejor que ofrecer un menú donde prime el  color verde, pues propiciará el dialogo, la espontaneidad y la comunicación.

 

Blanco

Los  vegetales blancos como el ajo y la cebolla contienen sustancias sulfuradas que poseen propiedades antibióticas y antioxidantes. Además, los alimentos blancos resultan altamente depurativos. Otros alimentos blancos: pescado, coliflor, judías blancas…

El exceso de  blanco dificulta la comunicación

Pon color en tu mesa y nutre tu cuerpo y tu alma.

 

Si deseas más información sobre nuestros servicios, escríbenos a info@espacioagape.com

 

 

Frutas ligeras

El Albaricoque: la Fruta de la Belleza

Asun Armas

Coach Nutricional

 

EL albaricoque o el alberje en Aragón, es una fruta que procede de Oriente, como muchas otras frutas. A España lo trajeron probablemente los árabes que le llamaban al-barcup, de donde proviene su nombre actual.

El albaricoque es una deliciosa fruta precursora del verano, con toda su riqueza en nutrientes y antioxidantes que  nos ayuda a preparar la piel para el verano.

Los albaricoques más dulces y jugosos los puedes encontrar  en el mercado desde mayo hasta agosto; a veces también en abril y septiembre.

 

Propiedades

  • Aporte calórico muy bajo. Solo 39 calorías por cada 100g.
  • Elevada cantidad de agua. Para evitar la deshidratación de la piel
  • Alto contenido en fibra. La fibra es indispensable para una buena digestión porque facilita el tránsito de los alimentos por los intestinos y regula la absorción de energía
  • Fuente de vitamina A, vitamina C o ácido ascórbico. El albaricoque es una de las frutas más ricas en betacarotenos . De ahí su importancia en consumirla en la época que la naturaleza nos la trae y preparar la piel para el verano, por su acción antioxidante y protectora.
  • Rico en minerales como potasio y magnesio.
  • Bajo contenido en azucares

 

Todas estas propiedades, hacen de ella una fruta ideal cuando empiezan los primeros calores.

Los albaricoques secos, los llamados “orejones” proporción más proteína que otras frutas. Son más ricos en minerales como el potasio, magnesio, calcio y hierro. El hierro de los orejones es de fácil absorción.

 

Cómpralo maduro en sus distintas variedades –Moniqui y Galta roja porque tiene más nutrientes, mejor sabor y se dijere mejor.

Degústalo  en su forma natural, a cualquier hora del día: solo, pelado o con piel, en ensaladas, macedonias, cócteles, en postres. Se utiliza también en mermeladas, confituras, licores, repostería, sorbetes, helados. Su excelente aroma y sabor refrescante alivia la sed de forma natural y saludable

Consérvalo bien: Puedes  guardarlos  en el frigorífico durante 4-5 días, pero sacándolos con anticipación antes de tomarlos para que recupere su perfume. Además de las tradicionales confituras y mermeladas pueden conservarse en almíbar, en aguardiente, en forma de puré para preparar sorbetes y como salsa agridulce para acompañar a alguna carne.

 

Te gustaría adaptar tu alimentación a cada estación, El acompañarte a conseguirlo es parte de mi trabajo

Para más información, escríbeme a info@espacioagape.com

 

 

CINCO FRUTAS de verano que no te puedes perder

Asun Armas

Coach Nutricional

 

Las frutas son el grupo de alimentos más atractivos y llamativos a la vista por su belleza, colorido y formas. De sabores deliciosos están cargadas de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo. En cada estación la naturaleza nos ofrece las diferentes variedades de frutas, las  que mejor se adaptan a las climatologías propias de la estación y a las necesidades que demanda nuestro cuerpo.

En esta ocasión destacamos estas CINCO FRUTAS que no te puedes perder este verano

Cerezas

 Poseen propiedades remineralizantes, desintoxicantes y antiinfecciosas. Nos aportan calcio, hierro y vitamina C. Ayudan a reducir el ácido úrico en la sangre.

Son ricas en fitoquimicos protectores como las antocianinas, los responsables del color rojo tan característico de las cerezas. Evitan la degeneración de las células.

Ricas en agua, aportan pocas calorías. Una ración de 200g aporta 115 calorías.

Además de comerlas crudas, se prestan a otras preparaciones en mermeladas, cocteles, en repostería, confitadas, en sorbetes, helados.

Ciruelas

 Suelen ser conocidas por sus propiedades laxantes, debido a su riqueza en fibra insoluble; celulosa. Son ricas en vitaminas antioxidantes como la C y la E.

Hay diferentes variedades; ciruela Claudia de color verde, (más aromática), morada (menos dulces) y amarillas. Una ración de ciruelas (3-4 ciruelas) aporta 76 calorías.

Además de tomarlas crudas, se pueden consumir en confituras, mermeladas en almíbar y secas

Melocotón

 Es una fruta de las más cultivadas en el planeta. Es una fruta deliciosa y de fácil digestión.

 Excelente fuente de carotenos, vitamina C, vitamina E y hierro.

Hay muchas variedades de esta fruta, las más conocidas son el melocotón de agua, con pocos azucares y el melocotón de viña, el más digestivo. El paraguayo y la nectarina también son variedades de melocotón.

Por su carne fibrosa el melocotón se presta a muchas presentaciones culinarias: en almíbar, mermelada, confitura, compotas, desecado, en zumos. En verano es ideal tomarlo crudo, aporta agua y es bajo en calorías. 300g de melocotón aportan 120 calorías

Melón

Es una de las frutas con más poder refrescante, su excelente calidad, aroma y sabor alivian la sed de forma natural, nutritiva y saludable  De gran ayuda para depurar el organismo y neutralizar la acidez de estómago. Ricos en sales minerales, vitamina A y B, ácido fólico.

Existen diferentes variedades dependiendo de su color y tamaño, la más nutritiva es el cantalupo, además de la más rica en betacaroteno. El galia tiene la piel amarilla y la variedad típica del verano es el de color verde alargado.

El melón combina muy bien con tanto con alimentos dulces como salados. Se adapta muy bien a recetas de macedonia, en ensalada o el típico melón con jamón.

Los sorbetes y helados de melón durante el verano son un refresco delicioso y los puedes preparar utilizando la pulpa triturada

Una ración de 250g de melón aporta 133 calorías

Sandia

Las sandías junto con el melón  están en su punto óptimo de sazón a lo largo de todo el verano.

Su riqueza en agua, el 90%, la  convierten en la fruta refrescante por excelencia.

Por este motivo su aporte calórico es muy bajo. Contiene cantidades significativas de vitamina C, A y B. Contiene sodio, potasio y magnesio. Es una buena fuente de fibra.

Se puede tomar a cualquier hora del día. Sola o acompañando a otras frutas frescas, en forma de batidos, helados, macedonias, sorbetes o zumos. Como postre resulta ideal

Una rodaja de sandía de 250g aporta solamente 70 calorías

Si deseas información de todos nuestros servicios, en info@espacioagape.com, te atendemos. ¡¡Feliz Verano¡¡

Recetas de comida cruda

Tres recetas frescas de cocina de primavera

Asun Armas

Coach Nutricional

La alimentación en primavera  tiene que ser más fresca, es decir más rica en frutas, verduras y hortalizas nuevas. Incorporar a nuestros platos los alimentos que van apareciendo en los mercados.  Es importante cambiar a  comidas más ligeras en forma de ensaladas, zumos o licuados para limpiarnos de los excesos que haya podido haber en el invierno.

Comer los alimentos propios de cada estación, preparados adecuadamente, es la mejor forma de estar en armonía con la naturaleza.

Podríamos decir que la primavera es el comienzo natural del año. Es una época de crecimiento y renovación. El momento de dejar atrás las ropas abrigadas y las comidas pesadas y optar por preparar comidas más frescas y ligeras

Insistimos en la importancia de consumir productos de temporada y de cercanía porque son los más baratos, están en el mejor momento de madurez y porque ayudamos a que los agricultores de la zona a vivir mejor.

Lista de alimentos de temporada de primavera

Verduras: alcachofas, apio, berenjenas, calabaza, calabacín, cebollas, endivias, espárragos blancos, espárragos trigueros, espinacas, guisantes, habas, judías verdes, lechugas, nabos, pepino, pimientos verdes, puerros, remolacha y zanahorias

Frutas: albaricoques, brevas, cerezas, ciruelas, fresas, frambuesas, grosellas, limones, kiwis, melocotones, melón, naranjas, nísperos, pera, piña, plátanos, pomelos, sandía

Hierbas aromáticas frescas: albahaca, perejil, cilantro, menta.

Cocina de primavera

La gran variedad de alimentos que aparecen en primavera  permiten elaborar gran variedad de platos ricos, sabrosos y ligeros. Ten mucho mimo al cocinarlos para poder apreciar toda su frescura, aroma y sabor.

La forma de cocinar también ha de cambiar, debe ser más suave: utilizar más salteados cortos, hervidos, escaldados, vapor.

Reducir el consumo de grasas saturadas.  Reducir los  fritos, salsas y alimentos grasos.

Una forma de incorporar nuevos aromas a las comidas es añadir hierbas aromáticas a nuestros platos, puedes ir probando con la albahaca, la salvia o el cilantro. Es una manera de añadir toques de nuevos sabores sin añadir grasas.

Tres recetas fáciles de primavera

LICUADO  DÉTOX

Ingredientes

4 zanahorias

2 ramas de apio

1 pera pequeña.

Un puñado de espinacas

Un ramillete pequeño de brócoli.

Pasar todos los ingredientes por la licuadora.

Tomarlo así o aliñar como una ensalada

SANWICH VEGETAL DE TOFU

Ingredientes

 Pan de molde de espelta integral

 Tofu de finas hiervas

 Salsa de yogur

 Pipas de girasol

Tomate natural

Berros

Este  sándwich  apto para vegetarianos combina una legumbre; la soja en forma de tofu,  con uno de los cereales más nutritivos como la espelta, una variedad de trigo que es más digestiva. El resto de ingredientes completan  su valor nutritivo y le dan más sabor y frescura.

ENSALADA PRIMAVERA para cuatro personas

4 tomates

2 pepinos pequeños

1 cebolla mediana

2 pimientos verdes pequeños

100 gramos de queso feta o de cabra

100 gramos de olivas negras de Aragón

Unas hojas de albahaca

Aceite, vinagre, sal y perejil

Preparación

Lavar los tomates y partirlos a cuartos. Pelar y cortar en rodajas los pepinos. Pelar la cebolla y cortarla en rodajas finas. Lavar los pimientos y cortarlos en forma de anillas. Aliñar la ensalada con el aceite, vinagre y la sal. Anadir el queso cortado a daditos y el perejil picado, las olivas y servir.

¿Te gustaría adaptar tu alimentación a la primavera? ¿Y saber como planificar menús sanos, equilibrados, de primavera con recetas fáciles como estas?

Contacta ahora y te informamos

 info@espacioagape.com

Aligérate y añade más fibra a tus comidas

Asun Armas Prado

Coach Nutricional

¿Comes la cantidad de fibra adecuada? ¿Por qué necesitamos comer suficiente fibra dietética?

Para saber más sobre este nutriente imprescindible para un buen funcionamiento corporal   te damos  varias opciones de como añadir fibra a tu alimentación de forma fácil. Te proponemos un desayuno campeón en fibra y dos recetas  muy ricas en ella, realizadas con avena, un alimento que te animamos a que incorpores a tu dieta de forma habitual, además de añadirlo al desayuno, puedes utilizarla para realizar otros platos, como incorporarla a sopas,  a hamburguesas, a galletas, a panes..

Beneficios de la fibra

– Absorbe agua, lo que facilita la velocidad del tránsito intestinal

– Ayuda a evitar una excesiva ingesta de alimentos al provocar una sensación de saciedad, al aumentar el volumen del contenido alimenticio y provocar una apreciable distensión gástrica.

– Evita efectos indeseables de algunos compuestos como pueden ser agentes cancerígenos, al reducir el tiempo de permanencia de contenidos alimenticios.

-Absorbe colesterol de la dieta, contribuyendo a una menor absorción del mismo y por consiguiente a una disminución en su nivel sanguíneo.

 

Como añadir más fibra cada día

Come de dos a tres raciones de fruta de temporada al día

Come dos raciones de verduras y hortalizas

Come cereales integrales (arroz, avena, centeno, mijo, quínoa)

Añade semillas de lino molidas

 

Desayuno rico en fibra

Un kiwi

Dos tostadas de pan de trigo germinado con requesón y  mermelada de fresa, añade una cucharadita de semillas de lino molidas.

Infusión

 

Propuesta de menú rico en fibra

Crema de calabaza y zanahoria

Hamburguesa de avena con cogollito  de Tudela

Fruta

 

 

Hamburguesas de avena

Ingredientes

  • 150g de copos de avena
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñas
  • ½ cebolleta
  • Salsa de soja
  • Ajos, curry, cilantro, pimienta

Preparación

Poner en un bol los copos de avena. Rallar la zanahoria, picar muy menuda la cebolla  yun ajo, e incorporarlos al bol junto con la avena, remover bien todos los ingredientes. Añadir un buen chorro de salsa de soja, agua, sal y el resto de especias. Dejar que se impregne bien la avena con el líquido añadido. Con la pasta resultante formar las hamburguesas y freír en abundante aceite de oliva. Poner sobre un papel absorbente y servir

Propuesta de menú rico en fibra

Sopa de hortalizas con avena

Caballa adobada con ensalada de escarola

Fruta de temporada

 

Sopa de hortalizas con avena

Ingredientes

  • 250g de hortalizas variadas: cebolla, puerro, brócoli, apio, col, calabacín
  • 2 ajos
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua o caldo vegetal
  • Copos de avena
  • Una pizca de cúrcuma y pimentón
  • Opcional: miso, tamari y algas

Preparación:

 En una cazuela poner un poco de aceite de oliva y picar dos ajos a laminas, sofreírlos. Añadir un poco de cúrcuma y pimentón dulce, a continuación las  verduras picadas en juliana. Rehogar todas las verduras unos minutos. Incorporar el agua o caldo vegetal (y las algas). Cocer unos 22-25 minutos. Cinco minutos antes añadir los copos de avena. Si  tienes miso en casa puedes añadir unas cucharaditas antes de servir, ten cuidado de que no hierva.

Alimentos de primavera

En armonía con la naturaleza. Pon la primavera en tu mesa

Asun Armas. Coach Nutricional

Cada estación del año trae consigo diferentes tipos de alimentos debido a los ciclos biológicos de la Naturaleza.
Al comienzo de la primavera el organismo necesita una cura de limpieza tras los excesos cometidos durante el invierno., época del año en la que la alimentación suele ser más  abundante y rica en grasas, además de una vida generalmente más sedentaria.

Por lo tanto tenemos que adecuarnos a estos cambios con los alimentos que llegan ahora a nuestros mercados. Comer los alimentos propios de cada estación, preparados adecuadamente, es la mejor forma de estar en armonía con la naturaleza.

Podríamos decir que la primavera es el comienzo natural del año. Es una época de crecimiento y renovación. El momento de dejar atrás las ropas abrigadas y las comidas pesadas y optar por alimentos frescos y ligeros

El principal color asociado con la primavera es el verde. Por lo tanto, concéntrate en los alimentos de este color, que representan el nuevo comienzo de esta temporada.

LOS ALIMENTOS ESTRELLA

Las verduras y las frutas serán los alimentos de temporada más significativos.
Aunque la alimentación siempre tiene que ser variada y equilibrada, hay alimentos que son específicos de la primavera, que podemos denominar alimentos estrella.

Alcachofas

La alcachofa se recolecta en primavera, cuyas flores son la parte comestible de la planta.
Su acción diurética aumenta la eliminación de orina y favorece las funciones del hígado y la vesícula biliar.
Son muy ricas en fibra y poseen una acción tonificante sobre el aparato digestivo.
Pueden consumirse cocidas, salteadas, estofadas, al horno, a la plancha

Apio

Los tallos de esta verdura son la parte comestible.
Está considerado como un depurador de la sangre y contiene sustancias diuréticas realmente eficaces. Muy rico en fibra.
Puede tomarse en ensalada, sopas, cremas, licuados, en forma de  crudites

BERROS

Se trata de una planta que se consume entera y generalmente en crudo para ensaladas.
Los berros son ricos en vitamina C, azufre, yodo y hierro, muy beneficiosos como depurativo.

Espárragos

Es en primavera cuando esta planta desarrolla sus brotes comestibles, los cuales suelen consumirse cocidos.
Ejercen un poderoso efecto limpiador y diurético, con efectos beneficiosos sobre el hígado y los riñones.
Muy ricos en minerales y fibra.

Puerros

Sus tallos y el bulbo son las zonas comestibles.
Ricos en fibras y sales minerales, estimulan el aparato digestivo y depuran el organismo.
Suele consumirse cocidos y en sopas.

Fresas

Es una fruta del bosque con propiedades ligeramente laxantes y depurativas.
Ricas en vitamina C, estimulan el sistema inmunológico.
Son deliciosas consumidas al natural en su punto óptimo de maduración o regadas con zumo de naranja.

Cerezas

Esta apreciada fruta puede disfrutarse hasta el verano.
Ricas en vitaminas y fibra, favorecen el tránsito intestinal y aumentan la diuresis.

Limones

Especialmente ricos en vitamina C, tienen propiedades antirreumáticas, antisépticas, diuréticas y depurativas.
Pueden consumirse en forma de zumos,  como acompañamiento de otros alimentos y en el aliño de diversos platos, dotando a éstos de un refrescante aroma.

COCINA DE PRIMAVERA

Esta variedad de alimentos te permiten elaborar gran variedad de platos ricos, sabrosos y ligeros. Ten mucho mimo al cocinarlos para poder apreciar toda su frescura, aroma y sabor.

Una forma de incorporar nuevos aromas a las comidas es añadir hierbas aromáticas a nuestros platos, puedes ir probando con la albahaca, la salvia o el cilantro. Es una manera de añadir toques de nuevos sabores sin añadir grasas.

Experimenta con nuevos sabores y colores y renuévate esta primavera.

Desayuno saludable y consciente

Cinco desayunos saludables y fáciles

Asun Armas. Coach Nutricional

¿Qué es un buen desayuno?

El que nos ayuda a cubrir la necesidad de distintos nutrientes para el buen funcionamiento del organismo y, por otra, mejora el rendimiento físico y psíquico. Nos proporciona la energía necesaria para comenzar el día y evita que lleguemos a la siguiente comida con hambre excesiva.

El desayuno es la primera comida del día y como la propia palabra indica des-ayuno: deshace el ayuno que se ha producido durante la noche, hemos estado en ayuno durante varias horas y es el momento de aportarle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesitamos para comenzar un nuevo día. Va a depender de la calidad y la cantidad de los alimentos que elijamos como vamos a afrontar todos los retos que nos depara el nuevo día. De ahí la importancia de empezar cada día con un desayuno sano y equilibrado.

Un desayuno sano y equilibrado tiene que tener varios componentes esenciales como son: una bebida, un lácteo o bebida vegetal u otro alimento rico en proteínas, un cereal y una fruta.

Que nos aportan estos alimentos

La bebida nos aporta hidratación, puede ser agua, infusión, té o café

El lácteo u otra alternativa vegetal, nos aporta calcio y proteínas.

Los cereales integrales nos aportan energía y nutre el cerebro

Las frutas nos aportan vitaminas y fibras

CINCO OPCIONES DE DESAYUNOS SANOS Y EQUILIBRADOS

Desayuno mediterráneo

Zumo de naranja

Tostada de pan de espelta con aceite de oliva virgen extra, tomate y jamón serrano

Yogur con 3 nueces

Desayuno antioxidante

Té verde

Batido verde de frutas de la estación con espinacas

Yogur con avena, arándanos, frutos rojos y semillas de chía

Desayuno ligero

Té rooibos

Batido de melón y piña

Leche de avena con tostada de pan de centeno germinado con queso fresco y mermelada de cereza ecológica

Desayuno rico en fibra

Ensalada de frutas

Yogur bifidus

Tazón de avena cocida con manzana, ciruelas pasas y semillas de lino

Desayuno energético

Café con leche vegetal

Tortilla francesa de dos huevos

Tostada de pan multicereales

Una manzana

¿Qué nos pide el cuerpo por la mañana?

Un buen hábito para comenzar un nuevo día además de un buen desayuno puede ser hacer un ayuno de noticias. Prueba a empezar el día sin escuchar ni leer las noticias, empezar el día escuchando malas noticias no nos aporta nada de energía, prueba a hacer algo diferente que no hayas hecho nunca. Desayuna en silencio, con un sentimiento de agradecimiento por un nuevo día, por los alimentos que estas saboreando, puedas agradecer a todas las personas que han colaborado para que tú puedas disponer de esos alimentos cada mañana y luego observa cómo transcurre ese día. Puedes hacer algo diferente si te apetece, si cuando sales de casa habitualmente vas escuchando música o la radio, te invito a que no lleves nada en los oídos y trates de escuchar el canto de los pájaros si pasas por alguna zona arbolada.

¿Nos alimentamos bien los españoles?

Julia Lempica. Periodista

Un estudio reciente revela que a pesar de que el 96% de los españoles afirma preocuparse por su alimentación, el 92% de ellos declara no consumir la cantidad de fruta y verdura diaria recomendada. Es más, 6 de cada 10 españoles desconocen cuánta fruta y verdura debería consumirse a diario para mantener una alimentación sana y equilibrada.

Se trata de un estudio sobre los hábitos alimenticios de los españoles realizado por la marca Knorr, realizado con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el pasado 16 de octubre y del que os hablamos en el post anterior.

A pesar de las recomendaciones que no paran de repetir los expertos sobre las 4 raciones mínimas que debemos tomar entre frutas y verduras o las 3 mínimas de pescado semanales –por encima del consumo de carnes rojas– los españoles seguimos haciendo caso omiso. Consumimos de media tan solo 1,5 raciones/día de verduras y hortalizas al día.

Comer a las tres del mediodía con el televisor de fondo o picar entre horas son hábitos indiscutibles de los españoles. Pero, ¿cuáles son los alimentos que están presentes con más frecuencia en nuestras mesas? Según el estudio, la carne (31%), la pasta (28%) y el arroz (16%) son los alimentos que mayor presencia tienen en nuestra dieta, porcentajes por encima de la verdura (15%) y el pescado (9%), entre otros.

El ajetreado ritmo de vida en el que estamos inmersos la sociedad actual es el principal causante del elevado estrés que existe hoy en día y la falta de tiempo para cosas tan simples como sentarnos a la mesa a desayunar, comer o cenar. Esta falta de tiempo se refleja en la forma que tenemos de alimentarnos, y es que el 36% de los encuestados no consume las porciones de fruta y verdura diarias recomendadas por falta de tiempo para preparar la comida y/o realizar la compra de alimentos.

No obstante, la falta de tiempo no es el único motivo que señalan los encuestados y es que el 33% de ellos considera que la cantidad de verdura y fruta recomendada es excesiva, mientras que el 16% atribuye un consumo insuficiente al elevado precio de dichos alimentos y un 15% a la falta de sabor de los mismos.

Hay que saber que, aunque al menos una de las ingestas de verduras y frutas diarias debería ser cruda (en forma de ensalada en el caso de las verduras y hortalizas). Además alcanzar las raciones recomendadas es sencillo si se toman en forma de cremas, purés, sopas frías o calientes, zumos naturales, macedonias sin azúcar… Sobre todo es recomendable esto para aquellos a quienes no les gustan demasiado estos alimentos o a quienes, por edad, no les resulta sencillo ingerirlos.

Independientemente de las costumbres y hábitos alimenticios de la población, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir como mínimo 200 gramos de verduras y hortalizas al día para seguir una alimentación equilibrada.

Cómete el verano

Asun Armas Prado. Coach nutricional

Anoche vivimos la noche de San Juan, la más corta del año, y las temperaturas ya han sobrepasado los 30 º en casi todos lados. Así que ya podemos decir que el verano ha empezado oficialmente, pero ¿sabes cómo alimentarte en esta estación?

Desde luego con el calor no apetecen guisos ni potajes, que son sustituidos por platos más refrescantes como ensaladas y sopas frías. La clave está en ingerir alimentos ligeros y refrescantes, con alto contenido en agua que ayuden a compensar la deshidratación sufrida por el sudor. Estamos hablando, por ejemplo, de tomate, sandía o melón, propios de la época estival.

Es decir, debemos adaptar nuestra alimentación a esta estación, tanto en  la elección de determinados alimentos que encontramos con más facilidad en verano, como adaptar también la forma de cocinarlos mediante técnicas culinarias más ligeras como la plancha, al vapor, a la parrilla.

¿Cómo empezar?

Hay que ponerse un objetivo claro: comer de forma saludable, comer más ligero o comer de forma más consciente. Para ello la primera acción a realizar será comprar alimentos de temporada, y si pueden ser locales y de procedencia ecológica mejor que mejor. Esta época es un buen momento para encontrarlos en mercados agroecológicos que, afortunadamente para todos, cada vez son más asequibles, además de poder comprarlos directamente al agricultor a buenos precios.

Aquí tienes un listado de alimentos frescos de temporada, además del mejor pescado que podemos consumir en el verano.

Verduras: Acelgas, berenjena, berros, brócoli, espárragos, espinacas, calabacín, judías verdes, lechuga, tomate, pepino, pimiento y zanahorias.

Frutas: Albaricoques, fresas, cerezas, ciruelas, nectarina, mango, aguacate, melón, melocotón, sandía, uvas y kiwi.

Pesca de verano: Atún, arenque, bonito del Norte, cabracho, calamar, congrio, rodaballo  y sardinas

La clave está en incorporar estos productos a nuestra alimentación diaria junto con otros que están a nuestra disposición todo el año, como cereales, legumbres, frutos secos, semillas y carne. Podemos realizar diferentes platos sabrosos, sanos, frescos y ligeros. Esta época del año nos invita a compartirlos con amigos o en familia cerca del mar o de la montaña, en la piscina o en cualquier lugar al aire libre.

Esta gran variedad de  alimentos nos aportan sobre todo vitaminas, minerales, fotoquímicos protectores y fibra. Nos van a  ayudar a proteger nuestra piel del sol y a mantenernos bien hidratados y nutridos.

La naturaleza nos ofrece en abundancia todo lo que nuestro cuerpo necesita en esta época del año, por la tanto escuchar las necesidades de nuestro cuerpo puede ser un buen comienzo para comer de otra manera.

 Pautas para construir tus platos en verano:

  • Tomar todos los días verduras y hortalizas:.Mejor en crudo, en forma de coloridas de coloridas ensaladas o en licuados. También son recurrentes las sopas frías como el gazpacho o el salmorejo, platos típicos de nuestra dieta mediterránea.
  • Tomar abundante fruta:Mejor consumirlas crudas en forma de macedonias, brochetas, sorbetes, helados de frutas. Podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad para tomarlas de diferentes maneras. Las frutas son muy ricas en agua y entre otras vitaminas en betacaroteno que nos cuidan la piel y nos proporcionan un bello bronceado.
  • Incorporar todas las semanas platos con pescado azul, como sardinas, atún o bonito: Contienen los famosos ácidos grasos omega 3  que nos ayudan al correcto funcionamiento de nuestro cerebro, cuidan nuestro corazón y nos permiten conservar mejor el manto hidrolipidico de la piel. Cocinarlos de una forma sana a la plancha, al vapor o al papillote.
  • Beber mucha agua: Es la mejor bebida para quitar la sed, aunque también nos ayudan los zumos naturales sin azúcar, los jugos de hortalizas y frutas e infusiones frías. Mantener el cuerpo bien hidratado es fundamental para  favorecer la función renal e intestinal y no sobrecargar al organismo de sustancias de desecho.

La fresa, disfrútala en primavera

Asun Armas PradoCoach Nutricional

Dentro de las frutas de temporada de  primavera destaca la fresa, una fruta que podemos degustar en esta época del año y que es de gran ayuda para depurar el organismo, algo muy adecuado para realizar en esta época del año. Su temporada va de marzo a julio. Destaca por su ligereza, su frescura y nos aporta agua, vitaminas, minerales y fibra.

Propiedades

  • Las fresas cuando están maduras son ricas en vitamina C y  vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6)
  • Son ricas en minerales y oligoelementos. Destacan el calcio y el magnesio que equilibran los impulsos nerviosos, además de yodo, fosforo, hierro y potasio
  • Tienen propiedades diuréticas y depurativas, tonifican la piel y tienen efecto hipotensor. Las fresas actúan especialmente eliminando el ácido úrico acumulado.
  • Aportan muy pocas calorías 34 por cada 100g

Variedades de fresas

  • Existen numerosas variedades de fresas que se clasifican en tres grupos: fresita del bosque, fresas cultivadas y fresón.
  • La fresita del bosque es un tipo de fresa que se caracteriza  por su gran sabor.
  • Las fresas cultivadas son en general de mayor tamaño que las fresitas del bosque, pero su aroma y sabor resultan de inferior calidad.
  • El fresón se considera un tipo de fresa de mayor tamaño, con forma de corazón y de color rojo vivo cuando está maduro. Además, resulta más sabroso y asequible económicamente

Compra y conservación

La fresa es un alimento muy perecedero, es importante escoger las rojas, enteras y brillantes, desechar las que estén verdes o aplastadas.

Guardarlas en el frigorífico o en un lugar fresco. Consumirlas lo antes posible. Lavarlas muy bien antes de consumirlas, ya que están en contacto con la tierra. Lava bien las fresas y después elimina las hojas y la parte verde. Es importante hacerlo en este orden, pues, si se lavan después de quitarles los rabos, parte de su contenido en vitaminas y minerales se pierde con el agua.

Las fresas también se pueden congelar, teniendo precaución de introducirlas en una bolsa de plástico, o espolvorearlas con azúcar, colocándolas bien planas en el congelador, sin apilarlas.

Saborea y disfruta las fresas de múltiples maneras

  • Solas o combinadas con zumo de limón, zumo de naranja, yogur o nata
  • En licuados con otras frutas
  • En forma de batidos con leche o bebidas vegetales como la soja
  • Bañadas en chocolate
  • En forma de mermeladas. Se utilizan para la elaboración de mousse, helados, rellenos de tartas y pasteles. Aportan color, sabor y ligereza a estos platos