Archivo de la etiqueta: Coordinadora Estatal de Comercio Justo

Productos de comercio justo. IMAGEN EN ACCIÓN.

Una cabra por Navidad

Uxía Pérez Gonzalvo

Este año, como todos los años, tuvimos nuestro tradicional amigo invisible familiar.

Este año iba a ser un poco diferente, unas Navidades acordes a la situación y comprometidas con la realidad.

Este año mi prima Marta le regaló a su padre una cabra.

Frente a :»Me niego a ver las noticias», «Yo ya no enciendo la televisión» o «¡Para que me cuenten más desgracias!» encontramos también ejemplos de gente que decide asumir su parte de responsabilidad en la sociedad y que se hace eco de necesidades ajenas. Orgulloso del acto de su hija y con el humor que caracteriza a mi tío, decía: «Caray Martiña ir a visitar a mi cabra me va a salir por un pico, el año que viene me regalas un billete a Mozambique para ver cómo la están tratando».

Esta iniciativa de Intermón Oxfam para ayudar a los más desfavorecidos del Tercer Mundo, es un reflejo más de las propuestas solidarias que se han multiplicado en nuestro país a raíz de la crisis. Que España está mal lo sabemos todos; que una cifra desorbitada de familias vive con menos de 400 euros, también lo sabemos; que las cifras del paro aumentan como la desesperanza ciudadana, también lo sabemos. Lo que quizás no sabemos es que la crisis, ésa que ha arrasado con todo a su paso, también nos ha devuelto valores olvidados por muchos y desatendidos, por otros.

La solidaridad y la cooperación han crecido en España. Cruz Roja agradecía a principios de año el aumento de socios, voluntarios y donaciones. La recepción de comida en el Banco de Alimentos baraja unas cifras que hablan por sí solas. Sólo el de Madrid reparte diariamente 50 toneladas de comida. Y el pasado año en toda España se entregaron 120.000 toneladas que llegaron a 1,2 millones de personas en riesgo de exclusión.

El reciente informe de Comercio Justo también arroja datos positivos. Las ventas de estos productos de Comercio Justo han aumentado un 24% en el último año y un 33% desde 2008. La facturación total asciende, según este informe a 22,5 millones de euros, unos 0,48 euros por consumidor medio.

Podría seguir mi lista de motivos para consumir de una manera responsable y solidaria. O las razones por las que debemos crear un mundo más justo en términos de igualdad y sostenibilidad. Pero prefiero invitar a la reflexión. Nunca me han gustado los «consejos morales», ni apelar al sentido ético de las personas. Yo crecí en un lugar donde me enseñaron a tomar mis propias decisiones y a ser consecuente con ellas.

Así que supongo que el año que viene yo también pediré una cabra por Navidad.