Archivo de la etiqueta: consumo responsable

Pasos para ser un comedor consciente

Como practicar una alimentación consciente en tres pasos

Asun Armas. Coach Nutricional

Si queremos vivir de forma más plena y consciente, una buena planificación es esencial. Tener orden y claridad respecto a lo que podemos hacer es el primer paso para lograrlo.

Pasos que te ayudan a comer de forma consciente

Uno: Practica un consumo más responsable

El primer paso es decidir qué vas a comprar, te puede ayudar planificar bien las compras necesarias para el hogar: comida, productos de limpieza, de aseo personal, ropa..

  • Consume más alimentos ecológicos. Visita mercados ecológicos en tu ciudad, infórmate de cómo funcionan las cestas ecológicas. Visita alguna tienda ecológica cercana y anímate a comprar alimentos nuevos que no hayas probado nunca.

  • Compra productos de comercio justo, visita las tiendas de comercio justo de ONGS como Intermon , Médicos Mundi u otras. Infórmate de los criterios por los que se rigen y de donde vienen productos  representativos de este tipo de  comercio como el  café, el cacao o  la quínoa.

  • Consume alimentos de temporada y de cercanía. Compra alimentos de temporada, de tu zona, de las denominadas huertas Km0.

  • Busca información de cómo funcionan los grupos de consumo

Dos: Cocina con conciencia

El siguiente paso después de comprar es practicar una cocina con conciencia. Recuperar la importancia que tiene cocinar y disfrutar del proceso. En nuestra cocina estamos en conexión con todo el universo

            “Cocinar no es sólo un proceso que lleva cierto tiempo y que conduce a un fin, sino que en sí mismo es salud, meditación y alimentación “no estás simplemente trabajando con comida, estás trabajando en ti mismo, en los demás”.

Edward Brown

Cocinar o saber cómo cocinar es cuestión de cuidarse uno mismo y cuidar a los demás. Recupera el placer de cocinar, crea recetas nuevas.

Tres: Come con conciencia

Si al comer conectamos con nuestra propia experiencia y con la gente que cultivó, sirvió y cocinó la comida, estaremos más satisfechos, incluso si la comida es escasa”

 Este es el regalo de una comida con conciencia: restaura nuestro sentimiento de satisfacción sin importar lo que estemos comiendo”.

La alimentación  consciente implica comer y beber siendo conscientes de cada bocado o sorbo. Comer con atención plena, comer con todos los sentidos.

Tus sentidos te permiten arraigarte al momento presente, instante tras instante, en cada sorbo, en cada bocado

Pasos para  ser un comedor consciente

Antes de comer, relájate, inspira y espira  varias veces. Después

  • Come sentado sin móvil, ni televisión, ni ordenador.
  • Honra los alimentos. Van a formar parte de tu cuerpo, de tu sangre.
  • Agradece al agricultor, a los alimentos, a quien los cocino.
  • Agradece que tienes comida en el plato todos los días.
  • Evita malas noticias y discutir durante las comidas
  • Toma raciones más pequeñas. Come en platos pequeños
  • Saborea cada bocado y mastica más la comida
  • Come de forma más lenta, así evitaras comer de mas
  •  Come más alimentos vegetales
  •  Paga más y come menos
  •  Disfruta de la comida

En definitiva

“Come comida de verdad, con moderación y sobre todo vegetales”

info@espacioagape.com

Consejos para comer bien en verano

Asun Armas. Coach Nutricional

Es verano, tiempo de calor, vacaciones, sol, descanso. Tenemos que adaptar nuestros hábitos alimentarios a esta época estival y seguir comiendo de forma saludable.

Las mejores opciones según las recomendaciones de la alimentación equilibrada   son tomar alimentos sanos, más ligeros, frescos que nos aporten todos los nutrientes que necesitamos  y sobre todo la hidratación, que nuestro cuerpo demanda más en esta época del año. Por lo tanto tenemos que adaptar nuestra alimentación a esta estación, tanto en  la elección de determinados alimentos que encontramos con más facilidad en esta época estival como adaptar también la forma de cocinarlos mediante técnicas culinarias más ligeras como la plancha, al vapor, a la parrilla.

Acciones a realizar

Comprar alimentos de temporada, y si pueden ser locales y de procedencia ecológica mejor que mejor. Esta época es un buen momento para encontrarlos en mercados agroecológicos que afortunadamente para todos cada vez son más asequibles, además de poder comprarlos directamente al agricultor a buenos precios.

Aquí tienes un listado de alimentos frescos de temporada, además del mejor pescado que podemos consumir en el verano.

 

Verduras: Acelgas, berenjena, berros, brócoli, espárragos, espinacas, calabacín, judías verdes, lechuga, tomate, pepino, pimiento y zanahorias.

 

Frutas: Albaricoques, fresas, cerezas, ciruelas, nectarina, mango, aguacate, melón, melocotón, sandía, uvas y kiwi.

 

Pesca de verano: Atún, Arenque, Bonito del Norte, Cabracho, Calamar, Congrio, Rodaballo  y Sardinas

Incorporando estos alimentos a nuestra alimentación diaria junto con otros alimentos que están a nuestra disposición todo el año, como cereales, legumbres, frutos secos, semillas y carne. Podemos realizar diferentes platos sabrosos, sanos, frescos y ligeros. Esta época del año nos invita a poder  compartirlos con amigos o en familia cerca del mar o de la montaña, en la piscina o en cualquier lugar al aire libre.

Esta gran variedad de  alimentos nos van a  aportan sobre todo vitaminas, minerales, fotoquímicos protectores y fibra. Nos van a  ayudar a proteger nuestra piel del sol y a mantenernos bien hidratados y nutridos.

La naturaleza nos ofrece en abundancia todo lo que nuestro cuerpo necesita en esta época del año, por la tanto escuchar las necesidades de nuestro cuerpo puede ser un buen comienzo para comer de otra manera.

Propuestas de platos para el verano

Tomar todos los días abundancia de frutas, verduras y hortalizas.

 

Las verduras y hortalizas mejor consumirlas crudas en forma de coloridas ensaladas o en forma de licuados, nos facilitan el poder tomarlas en  forma de sopas frías como el conocido gazpacho o el salmorejo, platos típicos de nuestra dieta mediterránea.

 

Las frutas mejor consumirlas crudas en forma de macedonias, brochetas, sorbetes, helados de frutas. Podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad para tomarlas de diferentes maneras. Las frutas son muy ricas en agua y entre otras vitaminas en betacaroteno que nos cuidan la piel y nos proporcionan un bello bronceado.

 

Incorporar todas las semanas platos con pescado azul, como sardinas, atún o Bonito, con ellos incorporamos a nuestra alimentación los famosos ácidos grasos omega 3  que nos ayudan al correcto funcionamiento de nuestro cerebro, cuidan nuestro corazón y nos permiten conservar mejor el manto hidrolipidico de la piel. Cocinarlos de una forma sana a la plancha, al vapor o al papillote.

 

Recordar que para quitar la sed la mejor bebida es el agua, también nos ayudan los zumos naturales sin azúcar, los jugos de hortalizas y frutas e infusiones frías. Mantener el cuerpo bien hidratado  es fundamental para  favorecer la función renal e intestinal y no sobrecargar al organismo de sustancias de desecho.

 

 

Alimentos Naturales

Chequea tu alimentación. ¿Qué comes más? ¿Comida de verdad o imitaciones?

Asun Armas. Coach Nutricional

Cada año surgen más de 17.000 sustancias alimenticias. La alimentación humana se ha ido alejando cada vez más  de la naturaleza y se ha ido tecnificando demasiado en el último siglo.

Funcionamos mejor cuando la mayor parte del tiempo tomamos alimentos naturales y no imitaciones.

Para volver a una alimentación más natural puedes empezar por comer alimentos de temporada, de proximidad, procedentes de la huerta. Y simplemente cocinar más.

Te recomendamos también la lectura del  libro de Michael Pollan. “Saber comer: 64 reglas básicas para aprender a comer bien” para facilitarte esta tarea. Es un libro cargado de sentido común, que nos ayuda a ver de forma más amplia y diferente el tema de la alimentación y la comida. Es una guía sencilla para comer de forma inteligente sin necesidad de leer largos manuales de nutrición.

Su lema es muy claro “come comida de verdad, con moderación y sobre todo vegetales”

Pollan distingue entre alimentos y productos alimenticios. Te ofrecemos aquí una selección de las 64 reglas que el propone y te invitamos a que las sigas a tu ritmo:

  • No comas nada que no le pareciera comida a tu abuela o bisabuela: los supermercados ponen a la venta miles de productos comestibles que nuestros antepasados no reconocerían como alimento
  • Evita productos que tengan más de cinco ingredientes en su composición: cuanto más ingredientes tenga más probabilidad hay de que este muy procesado.
  • Evita productos que afirmen ser saludables: “para poder afirmarlo necesitan como soporte una etiqueta y un envase, y todo lo envasado casi siempre equivale a procesado. Además, sólo los grandes productores disponen de medios para conseguir que las autoridades sanitarias les aprueben esos lemas… afirmaciones que suelen estar fundadas en datos incompletos y en investigaciones deficientes”. La comida sana no tiene apenas dinero para publicitarse.
  • Evita productos con ganchos como “ligh” o “Bajo en grasa”: muchos de estos alimentos bajos en grasas incrementan su contenido en azucares para compensar la pérdida de sabor y favorecen la subida de peso.
  • Evita alimentos que veas anunciados en televisión: solo los grandes productores de la industria alimentaria pueden anunciarse en televisión, más de las dos terceras partes de los anuncios de televisión en EE.UU son de productos procesados.
  • Come únicamente alimentos cocinados por seres humanos: es más seguro, y hay que pensar que una de las claves del éxito de los alimentos procesados es su durabilidad.  ”Las grandes corporaciones  cocinan con demasiadas sal, grasas, conservantes o colorantes.
  • Come solo alimentos que acabarán pudriéndose: “la comida de verdad está viva… tiene que morir”. Los alimentos que más tardan en caducar son los menos nutritivos y más procesados.
  • No ingieras nada que haya sido cocinado en lugares donde todo el mundo tiene que llevar mascarilla quirúrgica.
  • Come comida de verdad, con moderación, y sobre todo vegetales. “De los 75 o 100 elementos que necesitamos para mantenernos sanos, casi todos están en las plantas”.
  • Pasa tanto tiempo disfrutando de la comida como el que ha tardado en prepararse y come siempre sentado a la mesa

 Última regla: sáltate las reglas alguna que otra vez

Obsesionarse con las reglas no es bueno ni saludable. La excesiva preocupación de los últimos años por las dietas y la nutrición no nos ha hecho ni más sanos ni más delgados. Por lo tanto es más sano cultivar una relación más sana con la comida.

No podemos olvidar que comer es una de las mejores actividades colectivas y no es saludable tener siempre un manual de instrucciones para saber qué podemos hacer o no. Practicar la moderación y elegir momentos especiales  como celebraciones, cumpleaños o navidades para ignorar las reglas y disfrutar de la comida.

Productos de comercio justo. IMAGEN EN ACCIÓN.

Seis ventajas que tiene hacer tu compra más responsable y sostenible

Asun Armas. Coach Nutricional

En anteriores entradas hemos hablado de la importancia de planificar las  comidas y te mostrábamos  las ventajas que tiene  introducir este nuevo hábito  en  el día a día: comer de forma más sana y equilibrada, ahorrar dinero, gestionar mejor nuestro tiempo, en definitiva; simplificar nuestra vida. También hemos visto que es fundamental recuperar el habito que cocinar todos los días, al menos una vez al  día.

Para facilitarte  estas tareas cotidianas nos queda por ver la importancia de una buena planificación de la compra, las ventajas que tiene el hacer la lista de la compra y como practicar un consumo más responsable. Todos salimos ganando

Ventajas de hacer una buena lista de la compra:

  • Una vez que hemos apuntado todos los menús de la semana, ya sabemos de qué alimentos disponemos en nuestra despensa, frigorífico o congelador y cuales tenemos que comprar. De esta manera solo compramos lo que necesitamos y evitamos comprar caprichos o compras compulsivas
  • La compra es más rápida, teniendo claros los alimentos que tenemos que comprar vamos directamente a por ellos
  • Compramos más variedad de alimentos, así la alimentación será más variada y equilibrada.
  • Puedes hacer varias listas: una de productos frescos, otra de productos de fondo de despensa y otra para los congelados y conservas
  • No acudas al mercado con poco tiempo o con hambre, es más fácil comprar alimentos poco saludables.
  • El comprar sin prisa nos permite leer la información nutricional que viene en las etiquetas, ver la fecha de caducidad. Elegir la mejor opción en relación a la calidad y al precio

Algunos productos es mejor evitarlos. Te puede ayudar seguir estos consejos  que nos  brinda  Michael Pollan en su libro “Saber Comer”

Evita alimentos que citen cualquier clase de azúcares (o edulcorantes) entre sus tres primeros ingredientes: Suele querer decir que contienen demasiada cantidad. Los ingredientes se ordenan por proporciones, de más a menos.

Evita productos que tengan más de cinco ingredientes en su composición: la probabilidad de que estén altamente procesados es muy elevada.

Evita productos que afirmen ser saludables: “para poder afirmarlo necesitan como soporte una etiqueta y un envase, y todo lo envasado casi siempre equivale a procesado.  (…) Además, sólo los grandes productores disponen de medios para conseguir que las autoridades sanitarias les aprueben esos lemas… afirmaciones que suelen estar fundadas en datos incompletos y en investigaciones deficientes”. La comida sana no tiene apenas dinero para publicitarse.

– Evita productos que contengan ingredientes que un niño de primaria no pueda pronunciar: lo simple ofrece muchas más garantías.

– Evita alimentos que veas anunciados en televisión: bastante más de las dos terceras partes de los anuncios de tv en EE.UU son de productos procesados.

Practica un consumo responsable

Tenemos que ser conscientes que como consumidores tenemos mucho poder, y desde Espacio ágape, te invitamos a que practiques una consumo responsable y sostenible

¿Qué puedes hacer?

Además de la relación calidad/precio, infórmate del lugar de origen, de cómo se ha producido, de la conducta de las empresas. Te invitamos  a que te hagas estas preguntas

¿Quiénes elaboraron este producto?

¿En qué condiciones laborales?

¿De dónde procede este producto?

¿A dónde va el dinero que hemos pagado y en qué proporción?

Pasos para hacer tu compra más sostenible

Procura no comprar productos con exceso de embalajes

Compra productos de cercanía, de esta forma ayudamos a la economía del entorno y evitamos la contaminación que produce el transporte de alimentos que vienen de largas distancias y compramos productos más frescos

Compra productos de temporada, frutas y verduras de la estación, son más baratos, más nutritivos y son los que nuestro cuerpo necesita en ese momento

Compra en mercados y tiendas de proximidad

Alimentos de primavera

En armonía con la naturaleza. Pon la primavera en tu mesa

Asun Armas. Coach Nutricional

Cada estación del año trae consigo diferentes tipos de alimentos debido a los ciclos biológicos de la Naturaleza.
Al comienzo de la primavera el organismo necesita una cura de limpieza tras los excesos cometidos durante el invierno., época del año en la que la alimentación suele ser más  abundante y rica en grasas, además de una vida generalmente más sedentaria.

Por lo tanto tenemos que adecuarnos a estos cambios con los alimentos que llegan ahora a nuestros mercados. Comer los alimentos propios de cada estación, preparados adecuadamente, es la mejor forma de estar en armonía con la naturaleza.

Podríamos decir que la primavera es el comienzo natural del año. Es una época de crecimiento y renovación. El momento de dejar atrás las ropas abrigadas y las comidas pesadas y optar por alimentos frescos y ligeros

El principal color asociado con la primavera es el verde. Por lo tanto, concéntrate en los alimentos de este color, que representan el nuevo comienzo de esta temporada.

LOS ALIMENTOS ESTRELLA

Las verduras y las frutas serán los alimentos de temporada más significativos.
Aunque la alimentación siempre tiene que ser variada y equilibrada, hay alimentos que son específicos de la primavera, que podemos denominar alimentos estrella.

Alcachofas

La alcachofa se recolecta en primavera, cuyas flores son la parte comestible de la planta.
Su acción diurética aumenta la eliminación de orina y favorece las funciones del hígado y la vesícula biliar.
Son muy ricas en fibra y poseen una acción tonificante sobre el aparato digestivo.
Pueden consumirse cocidas, salteadas, estofadas, al horno, a la plancha

Apio

Los tallos de esta verdura son la parte comestible.
Está considerado como un depurador de la sangre y contiene sustancias diuréticas realmente eficaces. Muy rico en fibra.
Puede tomarse en ensalada, sopas, cremas, licuados, en forma de  crudites

BERROS

Se trata de una planta que se consume entera y generalmente en crudo para ensaladas.
Los berros son ricos en vitamina C, azufre, yodo y hierro, muy beneficiosos como depurativo.

Espárragos

Es en primavera cuando esta planta desarrolla sus brotes comestibles, los cuales suelen consumirse cocidos.
Ejercen un poderoso efecto limpiador y diurético, con efectos beneficiosos sobre el hígado y los riñones.
Muy ricos en minerales y fibra.

Puerros

Sus tallos y el bulbo son las zonas comestibles.
Ricos en fibras y sales minerales, estimulan el aparato digestivo y depuran el organismo.
Suele consumirse cocidos y en sopas.

Fresas

Es una fruta del bosque con propiedades ligeramente laxantes y depurativas.
Ricas en vitamina C, estimulan el sistema inmunológico.
Son deliciosas consumidas al natural en su punto óptimo de maduración o regadas con zumo de naranja.

Cerezas

Esta apreciada fruta puede disfrutarse hasta el verano.
Ricas en vitaminas y fibra, favorecen el tránsito intestinal y aumentan la diuresis.

Limones

Especialmente ricos en vitamina C, tienen propiedades antirreumáticas, antisépticas, diuréticas y depurativas.
Pueden consumirse en forma de zumos,  como acompañamiento de otros alimentos y en el aliño de diversos platos, dotando a éstos de un refrescante aroma.

COCINA DE PRIMAVERA

Esta variedad de alimentos te permiten elaborar gran variedad de platos ricos, sabrosos y ligeros. Ten mucho mimo al cocinarlos para poder apreciar toda su frescura, aroma y sabor.

Una forma de incorporar nuevos aromas a las comidas es añadir hierbas aromáticas a nuestros platos, puedes ir probando con la albahaca, la salvia o el cilantro. Es una manera de añadir toques de nuevos sabores sin añadir grasas.

Experimenta con nuevos sabores y colores y renuévate esta primavera.

¿Eres un consumidor responsable?

Asun Armas PradoCoach Nutricional

Es hora que tomemos conciencia del poder que tenemos como consumidores y todos somos consumidores. Lo primero de todo es disponer de una buena información que nos ayude a una buena planificación de nuestras compras y empezar por practicar una compra responsable y sostenible. Comienza por hace una buena lista de compra

Ventajas de hacer una buena lista de la compra:

  1. Una  vez que hemos apuntado todos los menús de la semana, ya sabemos de qué alimentos disponemos en nuestra despensa, frigorífico o congelador y cuales tenemos que comprar. De esta manera solo compramos lo que necesitamos y evitamos comprar caprichos o compras compulsivas
  2. La compra es más rápida, teniendo claros los alimentos que tenemos que comprar vamos directamente a por ellos,  y gestionamos mejor nuestro tiempo y recursos.
  3. Compramos más variedad de alimentos, así la alimentación será más variada y equilibrada.
  4. Puedes hacer varias listas: una de productos frescos, otra de productos de fondo de despensa y otra para los congelados y conservas
  5. No acudas al mercado con poco tiempo o con hambre, es más fácil comprar alimentos poco saludables. Asi evitamos comprar por impulso
  6. El comprar sin prisa nos permite leer la información nutricional que viene en las etiquetas, ver la fecha de caducidad. Elegir la mejor opción en relación a la calidad y al precio

 

Algunos productos es mejor evitarlos. Te puede ayudar seguir estos consejos  que nos  brinda  Michael Pollan en su libro “Saber Comer”

  • Evita alimentos que citen cualquier clase de azúcares (o edulcorantes) entre sus tres primeros ingredientes: Suele querer decir que contienen demasiada cantidad. Los ingredientes se ordenan por proporciones, de más a menos.
  • Evita productos que tengan más de cinco ingredientes en su composición: la probabilidad de que estén altamente procesados es muy elevada.
  • Evita productos que afirmen ser saludables: “para poder afirmarlo necesitan como soporte una etiqueta y un envase, y todo lo envasado casi siempre equivale a procesado.  (…) Además, sólo los grandes productores disponen de medios para conseguir que las autoridades sanitarias les aprueben esos lemas… afirmaciones que suelen estar fundadas en datos incompletos y en investigaciones deficientes”. La comida sana no tiene apenas dinero para publicitarse.
  • Evita productos que contengan ingredientes que un niño de primaria no pueda pronunciar: lo simple ofrece muchas más garantías.
  • Evita alimentos que veas anunciados en televisión: bastante más de las dos terceras partes de los anuncios de televisión en EE.UU son de productos procesados.
  • No comas nada que tu abuela no reconociera como comida
  • No comas nada que no pueda pudrise

 

Desde Espacio Ágape, te invitamos a que practiques un consumo responsable y sostenible. Todos somos responsables del mundo que hemos creado

¿Qué puedes hacer?

Además de la relación calidad/precio, infórmate del lugar de origen, de cómo se ha producido, de la conducta de las empresas. Te invitamos  a que te hagas estas preguntas

  • ¿Quiénes elaboraron este producto?
  • ¿En qué condiciones laborales?
  • ¿De dónde procede este producto?
  • ¿A dónde va el dinero que hemos pagado y en qué proporción?

 

Pasos para hacer tu compra más sostenible

  • Procura no comprar productos con exceso de embalajes
  • Compra productos de cercanía, de esta forma ayudamos a la economía del entorno y evitamos la contaminación que produce el transporte de alimentos que vienen de largas distancias y compramos productos más frescos y del entorno.
  • Compra productos de temporada, frutas y verduras de la estación, son más baratos, más nutritivos y son los que nuestro cuerpo necesita en ese momento
  • Compra en mercados y tiendas de proximidad
  • Empieza a cultivar alimentos en tu terraza

La fresa, disfrútala en primavera

Asun Armas PradoCoach Nutricional

Dentro de las frutas de temporada de  primavera destaca la fresa, una fruta que podemos degustar en esta época del año y que es de gran ayuda para depurar el organismo, algo muy adecuado para realizar en esta época del año. Su temporada va de marzo a julio. Destaca por su ligereza, su frescura y nos aporta agua, vitaminas, minerales y fibra.

Propiedades

  • Las fresas cuando están maduras son ricas en vitamina C y  vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6)
  • Son ricas en minerales y oligoelementos. Destacan el calcio y el magnesio que equilibran los impulsos nerviosos, además de yodo, fosforo, hierro y potasio
  • Tienen propiedades diuréticas y depurativas, tonifican la piel y tienen efecto hipotensor. Las fresas actúan especialmente eliminando el ácido úrico acumulado.
  • Aportan muy pocas calorías 34 por cada 100g

Variedades de fresas

  • Existen numerosas variedades de fresas que se clasifican en tres grupos: fresita del bosque, fresas cultivadas y fresón.
  • La fresita del bosque es un tipo de fresa que se caracteriza  por su gran sabor.
  • Las fresas cultivadas son en general de mayor tamaño que las fresitas del bosque, pero su aroma y sabor resultan de inferior calidad.
  • El fresón se considera un tipo de fresa de mayor tamaño, con forma de corazón y de color rojo vivo cuando está maduro. Además, resulta más sabroso y asequible económicamente

Compra y conservación

La fresa es un alimento muy perecedero, es importante escoger las rojas, enteras y brillantes, desechar las que estén verdes o aplastadas.

Guardarlas en el frigorífico o en un lugar fresco. Consumirlas lo antes posible. Lavarlas muy bien antes de consumirlas, ya que están en contacto con la tierra. Lava bien las fresas y después elimina las hojas y la parte verde. Es importante hacerlo en este orden, pues, si se lavan después de quitarles los rabos, parte de su contenido en vitaminas y minerales se pierde con el agua.

Las fresas también se pueden congelar, teniendo precaución de introducirlas en una bolsa de plástico, o espolvorearlas con azúcar, colocándolas bien planas en el congelador, sin apilarlas.

Saborea y disfruta las fresas de múltiples maneras

  • Solas o combinadas con zumo de limón, zumo de naranja, yogur o nata
  • En licuados con otras frutas
  • En forma de batidos con leche o bebidas vegetales como la soja
  • Bañadas en chocolate
  • En forma de mermeladas. Se utilizan para la elaboración de mousse, helados, rellenos de tartas y pasteles. Aportan color, sabor y ligereza a estos platos

 

El «Nobel alternativo» premia la agricultura sostenible

Julia Lempica. Periodista

El agrónomo suizo Hans R. Herren recibió este lunes el conocido como «Nobel Alternativo» por su labor como promotor y pionero de la agricultura ecológica y sostenible, a través de sus trabajos en favor del control biológico de plagas en el continente africano desde los años ochenta.

A través de su trabajo en el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IIAT), Herren impulsó un programa de control biológico para acabar con la plaga de la yuca en África y sin usar pesticidas, una estrategia poco común en los años ochenta, que gozó de poco predicamento, lo que dificultó la captación de fondos para el programa, aunque probó ser acertada años después.

«El medio de vida de más de 200 millones de personas fue restaurado y se salvaron las vidas de 20 millones con una inversión total para el proyecto de 20 millones de dólares, un dólar por vida salvada», resaltó Herren este lunes en su discurso de recogida del premio.

Al frente del IIAT, en Nigeria, diseñó e implementó un programa de control biológico para cuando una nueva plaga amenazaba la raíz de yuca en África, un sistema ahora reconocido por haber salvado millones de vidas, al garantizar la seguridad alimentaria de las personas que dependían de ese cultivo para subsistir.

La yuca fue importada a África desde América del Sur en el siglo XVI y se cultiva actualmente en unos 40 países africanos. Hasta la década de 1970, a penas era atacada por plagas en África, lo que hizo evolucionar este cultivo como uno de los principales del continente, parte de la alimentación diaria de alrededor de 200 millones de africanos.

En la los años setenta, una plaga de cochinilla fue accidentalmente importada al continente africano y, debido a la falta de enemigos naturales, se expandió rápidamente, amenazando la supervivencia de millones de personas. La pulverización de plaguicidas iniciada por los gobiernos afectados no resultó exitosa. De expandirse por todo el continente habría tenido graves consecuencias tanto para las personas como para el ambiente, sin dar solución final al problema.

Herren planteó un enfoque alternativo. Desarrolló el Programa de Control Biológico en toda África, creó una coalición internacional y aseguró la financiación para luchar contra la cochinilla de la yuca por medios naturales. Con la ayuda de esta red mundial, halló al enemigo natural de la cochinilla, una avispa parásita que habitaba en Paraguay.

Herren se dedicó a la cría de esta avispa y, una vez que comprobó que no alteraba el agroecosistema africano, comenzó una de las campañas de liberación más importantes de la historia. Alrededor de 1,6 millones de avispas fueron liberadas entre 1982 y 1993 en 24 países del cinturón de la yuca, desde Senegal hasta Angola. El programa volvió a crear el equilibrio natural entre la cochinilla y su enemigo natural, garantizando una solución sostenible y de largo plazo al problema de la plaga que amenazaba la yuca.

Se ha estimado que el programa salvó la vida de 20 millones de personas. Según la activista medioambiental Vandana Shiva, galardonada con el Right Livelihood Award en 1993, «nunca ha habido un programa con tan alto impacto en seguridad alimentaria y nutricional de una manera tan breve y social y ambientalmente eficaz».

Más tarde, Herren exportó al mundo estos conocimientos como el co-director de la Asesoría Internacional de Conocimiento Agrícola, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (IAASTD), dentro del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y respaldada por 59 países.

En la actualidad, desde su Fundación Biovisión, con sede en Zúrich (Suiza), Herren continúa ayudando a agricultores africanos a combatir el hambre, la pobreza y la enfermedad a través de la agricultura ecológica. Con su trabajo teórico y práctico, ha  demostrado que una agricultura anclada en principios agroecológicos puede alimentar un mundo con una población en crecimiento y necesidades en movimiento.

Los premios al «Correcto Modo de Vida» como realmente se llama este galardón, se entregan anualmente en el Parlamento de Suecia, son concedidos por la fundación Right Livelihood Award, que distingue la labor social de personas en todo el mundo. Estos galardones, considerados la alternativa al Nobel, fueron instituidos en 1980 por el escritor y ex eurodiputado sueco-alemán Jakob von Uexküll.

Feliz Día Mundial de la Alimentación

Asun Armas. Coach Nutricional

Siempre me ha impactado y me han hecho reflexionar las cifras de sobrepeso y obesidad por un lado y, por otro, las de desnutrición y hambre. Las cifras que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sacan a la luz hoy con motivo del Día Mundial de la Alimentación son impactantes: 2.000 millones de personas padecen malnutrición en el mundo y paradójicamente .1400 millones de personas sufren sobrepeso, de los que 500 millones son obesos. Son cifras para hacer una profunda reflexión, de cara al reto de alimentar a una población que alcanzará los 9.000 millones de habitantes en todo el planeta para 2020.

Quizá hoy puede ser un buen día para hacernos diferentes preguntar y reflexionar

¿Cómo tiene que ser un sistema alimentario sostenible? ¿Es posible llegar hasta él desde la situación actual? ¿Qué debe cambiar para que avancemos en esa dirección? ¿Qué puedo hacer yo?

Es evidente que el actual sistema alimentario y el modelo de desarrollo es insostenible. El agotamiento de los recursos naturales, el daño causado al medio ambiente, el empobrecimiento cada vez mayor de la población en los países subdesarrollados, junto con un modelo de agricultura que está basado en la explotación del ser humano y del planeta y la especulación actual que se produce con los alimentos.

La subida continúa de los alimentos en países en vías de desarrollo. El desaprovechamiento de los alimentos,  en los países más desarrollados es generalizado. Grandes supermercados y restaurantes de todo el mundo se deshacen cada día de alimentos que sólo presentan faltas en el envoltorio o que están cerca de caducarse pero que podrían ser consumidos.

¿Qué puedo hacer yo? Es importante que tomemos conciencia que como consumidores tenemos un gran poder, podemos decidir qué productos comprar y donde comprarlos. Entre todos podemos fomentar una forma de consumo en la que cada persona sea consciente de que es co-responsable de los efectos sociales y ecológicos de la producción de ese producto. Esto es practicar un consumo responsable.

Esto implica la elección de los productos no sólo en función del precio, sino también según la información que nos proporcionan sobre su origen y su proceso de producción y la conducta de las empresas que nos lo ofrecen.

Trata también de practicar una forma de alimentación saludable, ecológica y responsable, además de ir cambiando hábitos poco saludables por otros que nos ayuden a crear un estilo de vida sana y sostenible. No se trata solo de alimentarnos bien, sino de practicar además ejercicio físico, mantener un peso sano y fomentar la salud física, mental, emocional y social.

¿Un café? Hoy invito yo

Julia Lempica

¿Te ha afectado la crisis? ¿Has tenido que apretarte el cinturón más de la cuenta? ¿Has perdido tu trabajo? ¿Te has visto obligado a dejar de tomarte un café a media mañana? Precisamente, para que nadie tenga que renunciar a ese pequeño placer se ha puesto en marcha la iniciativa de los cafés pendientes.

El procedimiento es sencillo: vas a tomarte un café, pero pagas dos. Dejas pagado uno para personas con pocos recursos, que no puedan permitirse gastar los 1,50 euros que cuesta. La costumbre de invitar a un indigente a un café nació en Nápoles ya hace varios años, pero ahora aterriza en España de forma más articulada para demostrar, una vez más, que la crisis no hace ni debe hacer mella en la solidaridad social.

Uno de los primeros locales en adherirse a la iniciativa fue el centenario Café Comercial, fundado en 1887 en plena Glorieta de Bilbao. En octubre de 2012 comenzaron a acumular cafés pendientes y ahora acaban de ampliar la oferta “pendiente” a los bocadillos. Por 2,50 euros, los clientes que lo deseen pueden dejar pagado un bocadillo de chorizo, salchichón o tortilla de patata, unos donativos de los que queda constancia en una pizarra colgada en la barra.

El mítico Café Comercial no es el único. En España hay ya más de un centenar de establecimientos que se han apuntado y todos ellos están recopilados en la web cafespendietes.es, creada por el catalán Gonzalo Sapiña, experto en marketing digital.

En la actualidad hay más de 200 cafés pendientes que nadie ha solicitado, tal vez por vergüenza o desconocimiento; por lo que en Espacio Ágape nos hemos querido implicar en esta labor de difusión de iniciativas dignas de admirar.

 

Iniciativa "Arroz a la africana" de Movimiento por la Paz

Movimiento por la Paz

Hay más. La ONG Movimiento por la Paz ha impulsado la campaña “Hoy comemos… Arroz a la Africana”, que cuenta con la participación de doce restaurantes y cinco escuelas de cocina madrileñas para luchar contra el hambre en Malí y Níger.

Cada uno de los restaurantes implicados ha ideado una receta diferente de arroz, ese alimento básico en la dieta de millones de personas que a veces solo cuentan con un cuenco de arroz que llevarse a la boca. Entre el 28 de mayo y el 19 de agosto, por cada plato vendido, los restaurantes donarán dos euros a la campaña, con la intención de conseguir los 60.000 necesarios para alimentar a las 2.400 personas malnutridas que habitan ocho comunidades rurales de Malí y Níger.

Un café, un bocadillo o un plato de arroz. Sencillos gestos que llenan el estómago con bolsillos vacíos.