Archivo de la etiqueta: alimentos de primavera

El Albaricoque: la Fruta de la Belleza

Frutas ligeras

Asun Armas

Coach Nutricional

 

EL albaricoque o el alberje en Aragón, es una fruta que procede de Oriente, como muchas otras frutas. A España lo trajeron probablemente los árabes que le llamaban al-barcup, de donde proviene su nombre actual.

El albaricoque es una deliciosa fruta precursora del verano, con toda su riqueza en nutrientes y antioxidantes que  nos ayuda a preparar la piel para el verano.

Los albaricoques más dulces y jugosos los puedes encontrar  en el mercado desde mayo hasta agosto; a veces también en abril y septiembre.

 

Propiedades

  • Aporte calórico muy bajo. Solo 39 calorías por cada 100g.

 

  • Elevada cantidad de agua. Para evitar la deshidratación de la piel

 

  • Alto contenido en fibra. La fibra es indispensable para una buena digestión porque facilita el tránsito de los alimentos por los intestinos y regula la absorción de energía

 

  • Fuente de vitamina A, vitamina C o ácido ascórbico. El albaricoque es una de las frutas más ricas en betacarotenos . De ahí su importancia en consumirla en la época que la naturaleza nos la trae y preparar la piel para el verano, por su acción antioxidante y protectora.

 

  • Rico en minerales como potasio y magnesio.

 

  • Bajo contenido en azucares

 

Todas estas propiedades, hacen de ella una fruta ideal cuando empiezan los primeros calores.

Los albaricoques secos, los llamados “orejones” proporción más proteína que otras frutas. Son más ricos en minerales como el potasio, magnesio, calcio y hierro. El hierro de los orejones es de fácil absorción.

 

Cómpralo maduro en sus distintas variedades –Moniqui y Galta roja porque tiene más nutrientes, mejor sabor y se dijere mejor.

Degústalo  en su forma natural, a cualquier hora del día: solo, pelado o con piel, en ensaladas, macedonias, cócteles, en postres. Se utiliza también en mermeladas, confituras, licores, repostería, sorbetes, helados. Su excelente aroma y sabor refrescante alivia la sed de forma natural y saludable

Consérvalo bien: Puedes  guardarlos  en el frigorífico durante 4-5 días, pero sacándolos con anticipación antes de tomarlos para que recupere su perfume. Además de las tradicionales confituras y mermeladas pueden conservarse en almíbar, en aguardiente, en forma de puré para preparar sorbetes y como salsa agridulce para acompañar a alguna carne.

 

Si deseas preparar tu piel y tu cuerpo para el verano, hemos preparado para ti este programa PREPÁRATE PARA EL VERANO

Para más información, escríbeme a info@espacioagape.com