Archivo de la etiqueta: alimentación emocional

Como Equilibrarte por medio del Color en Tu Alimentación

Cromoalimentación

Asun Armas

Coach Nutricional

La cromoalimentación o alimentación por el color es  la combinación de una alimentación sana y equilibrada  con  los principios de la cromoterapia.

La alimentación por el color consiste en la ingestión del color por medio de  los alimentos. Puede ser  a nivel interno y a nivel externo.

  • A nivel interno: Los pigmentos naturales que se encuentran en las plantas, nos aportan todos los beneficios de tomar fitoquimicos protectores. Protegen a la planta y lo mismo hacen en nuestro organismo.
  • A nivel externo. la presentación de los alimentos tenemos en cuenta el efecto cromático, así la comida se convierte en algo lúdica que motiva a tomar más variedad de alimentos.

Como te decía los fitoquimicos de las plantas al igual que ayudan a las plantas que los contienen a protegerse de las radiaciones solares impidiendo su oxidación, también en nuestro organismo pueden ayudarnos a fortalecer y rejuvenecer los tejidos. Se conocen más de 3000 sustancias. Los fitoquimicos se clasifican en  varios grupos: flavonoides, carotenos, antocianinas, lignanos…

 

Beneficios

  • Protegen a la vitamina C y a otros nutrientes actuando como antioxidantes.
  • Mejoran la resistencia y permeabilidad de los vasos sanguíneos
  • Algunos parecen actuar como antiinflamatorios y protectores del hígado
  • Las antocianinas son sustancias similares a los flavonoides con un poder antioxidante muy alto. Se encuentran en las semillas de uva, en las uvas, manzanas, fresas.
  • Los carotenos inhiben el desarrollo de tumores y protegen la piel

 

El poder del color en tus platos.

Toma cada día una dieta rica en colores, incluye en tus platos toda la gama de colores y experimenta todo su poder e influencia.

Naranja

El naranja indica la presencia de betacarotenos: calabaza, naranjas, albaricoques, melocotones. Otros alimentos de este color: azafrán, salmón, trucha, huevos.

El color naranja invita a la socialización, favorece la comunicación y permite asimilar experiencias difíciles.

Comer alimentos de color naranja puede ayudar en crisis emocionales, dan alegría y ayudan a levantar el ánimo.

 

Amarillo

La mayor parte de los alimentos de color amarillo (maíz, miel, albaricoques, pomelo, pan, pastas, cereales, plátano, mango, garbanzos…..) proporcionan energía y hay que consumirlos todos los dias

Aumentan la creatividad. Una tonalidad amarilla en la mesa  contribuye a tener una buena digestión. En una mesa que predomine este color los comensales estarán alegres y será una reunión productiva.

El color  amarillo genera optimismo, alegría y entusiasmo, al tiempo que estimula la concentración y la curiosidad.

 

  Rojo

Alimentos rojos: sandia, tomate, pimiento, remolacha, fresa, cereza, cebolla roja, rábano, col roja, alubias rojas lechuga roja, carne, embutidos, langosta, atún, vino tinto.

El tomate, es rico en licopenos, un fitoquimico con una  fuerte acción antioxidante  y protectora contra algunos tipos de tumores.

Los rojos alejan la tristeza y la depresión. Es el color de la fuerza. Una comida donde predominen alimentos de color rojo estimulará, alegrará y animará a los comensales

 

Azul-Violeta

Los alimentos de estos colores como la berenjena, col lombarda, uvas negras, arándanos, frutos de bosque, remolacha o las moras contienen unas sustancias que les dan esos colores que son las llamadas antocianinas. Este compuesto tiene una fuerte acción antioxidante y protectora. Facilita la circulación de la sangre

Otros alimentos: olivas, pescados, higos, vino tinto

El azul es un color que genera tranquilidad, equilibrio, sosiego y reflexión. Puedes utilizar accesorios de este color en la mesa (manteles, servilletas, velas, flores) para crear un ambiente apacible y reflexivo. Es ideal para propiciar conversaciones agradables, inteligentes y profundas.

 

 Verde

Lo que le da el color verde a los vegetales (kiwi, lechuga, acelgas, espinacas, acelga) es las clorofila, particularmente rica en magnesio, fundamentalmente para muchas funciones orgánicas como la transmisión nerviosa.

Este color es el que predomina en la naturaleza y hay muchos alimentos de este color: Lechuga, escarola, espinacas, brécol, alcachofa, pimiento verde, pepino, judías verdes, guisantes y todas las verduras verdes, aceitunas, aguacates, algas,  pepinos, té verde, uvas, aceite de oliva, perejil, albahaca, manzana verde o  kiwi.

El consumo regular de alimentos verdes contribuye al buen funcionamiento del organismo. El verde es un color que genera armonía. Es un color que tranquiliza, refresca, equilibra y ayuda a salir de los estados de cansancio. Si quiere tener una velada tranquila y relajada, nada mejor que ofrecer un menú donde prime el  color verde, pues propiciará el dialogo, la espontaneidad y la comunicación.

 

Blanco

Los  vegetales blancos como el ajo y la cebolla contienen sustancias sulfuradas que poseen propiedades antibióticas y antioxidantes. Además, los alimentos blancos resultan altamente depurativos. Otros alimentos blancos: pescado, coliflor, judías blancas…

El exceso de  blanco dificulta la comunicación

Pon color en tu mesa y nutre tu cuerpo y tu alma.

 

Si deseas más información sobre nuestros servicios, escríbenos a info@espacioagape.com

 

 

Seis alimentos que te suben el ánimo y cinco alimentos que te lo bajan

Alimentos para las emociones

Asun Armas. Coach Nutricional

¿Está relacionado lo que comemos con cómo nos sentimos? ¿Puede un alimento hacer que nos sintamos más alegres o deprimidos?  “los alimentos influyen en nuestro estado de ánimo” y la explicación se encuentra en los componentes de los alimentos que ingerimos: “hay nutrientes que relajan y generan serotonina -un neurotransmisor que proporciona bienestar-, mientras que otros nos activan y generan adrenalina y nos alejan de dicho bienestar.

La clave como todo en la  vida está en el equilibrio. Llevar una alimentaicón sana y equilibrada contribuye a “mejorar el estado de ánimo, la autoestima y la actitud general ante la vida”

Desde un punto de vista nutricional, los cambios de humor son un síntoma de agotamiento que puede estar relacionado con un nivel bajo de azúcar en la sangre. “La glucosa alimenta al cerebro igual que alimenta al resto de órganos. Por eso, cuando el azúcar en la sangre disminuye, el cerebro y el sistema nervioso son los primeros en resultar afectados”

Del mismo modo, diversos estudios estiman que la deficiencia de ácidos grasos Omega-3 está también relacionada con la salud mental, la depresión y la incapacidad de gestionar la presión y el estrés. Y es bastante habitual que  haya  carencia de estos ácidos grasos en la dieta occidental actual.

Alimentos que pueden generar estrés o ansiedad

Alimentos a evitar o tomar de forma esporádica

Alimentos grasos: embutidos, quesos grasos, nata. “Estos alimentos en exceso pueden generar adrenalina”

Bollería y repostería industrial rica en grasas saturadas y grasas hidrogenadas. El consumo de estos productos puede desestabilizar el nivel de azúcar en sangre y provocar, en consecuencia, ansiedad y cambios de humor

Café y té en exceso: la cafeína y la teína tienen “efectos estimulantes” que afectan al sistema nervioso y producen, por tanto, cambios en la química cerebral.

Refrescos y alcohol. Los refrescos y bebidas que en muchas casas acompañan las comidas (tales como refrescos de cola, bebidas azucaradas y energizantes, vino o cerveza) pueden llevar sustancias que estimulan el sistema nervioso y “sobreactivan” al organismo, lo puede provocar ansiedad, estados de humor cambiantes, nerviosismo e insomnio.  El alcohol está considerado como un “depresor del sistema nervioso” y puede, por tanto, alterar negativamente el estado de ánimo, desencadenando un efecto rebote en las personas propensas a sufrir crisis de ansiedad.

Azúcar refinado: no contiene nutrientes esenciales y suministra una fuerte dosis de energía inmediata para el cuerpo que  “puede debilitar los mecanismos corporales de control de la glucosa”.

El aspartamo, un edulcorante artificial puede provocar ansiedad y otros problemas de salud si se consume en exceso y, en contra de lo que se cree, “no ayuda a adelgazar”.  El aspartamo “puede estimular en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales que afectan al estrés.

Alimentos “imprescindibles” para tus emociones

Para mejorar el estado de ánimo y el equilibrio emocional es necesario tomar alimentos ricos en hidratos de carbono complejos -como cereales integrales, arroz integral, pan integral, mijo, avena, amaranto -, así como alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que contribuye a que el cuerpo genere más serotonina (el neurotransmisor del bienestar y la felicidad).

Seis alimentos que te ayudan

Avena: es un cereal muy energético y rico en vitaminas B6 y B5.  Se pueden tomar los apreciados copos de avena -bien solos o en forma de muesli- en el desayuno “la mejor opción para empezar el día con buen humor y alegría”.

Arroz integral: sus hidratos de carbono se transforman en glucosa de forma lenta y, además aportan vitaminas del grupo B, “esenciales para la salud del sistema nervioso”.

 Mijo: Es muy rico en proteínas, minerales (magnesio y hierro) y lecitina. Muy digestivo y no contiene gluten. Puede cocinarse como otros cereales, con verduras, carne o pescado.

Manzana:  gracias a su fibra soluble y a los hidratos de carbono que posee, esta fruta es una de las más recomendadas  como “fuente de energía gradual”.

Plátano: muy rico también en magnesio, es un mineral “imprescindible” en casos de estrés. Una fruta ideal para tomar “en los tentempiés de la mañana o de la tarde”. Rico en fibra.

Aguacate : al ser una fruta “muy rica en nutrientes” está indicada para favorecer el buen estado de ánimo. En este caso, el magnesio y la piridoxina que proporcionan su ingesta son “necesarios para que el cuerpo elabore serotonina, la tirosina precursora de la síntesis de dopamina y los ácidos grasos poliinsaturados”.

Estos alimentos tienen que formar parte de una alimentación equilibrada que incluya gran variedad de alimentos como hortalizas, verduras, frutas, legumbres, pescado. Hacer de 4 a 5 comidas al día y que no pasen muchas horas entre las comidas.

¿Comes por estrés o ansiedad?

Asun Armas Prado. Coach nutricional

Todos en algún momento sentimos estrés o ansiedad y es fácil que en algunas ocasiones recurramos para mitigarlo a la comida. Si esto ocurre de forma puntual no pasa nada, ahora bien si es algo habitual, hay que tratarlo.

 

Algunos consejos que te pueden ayudar

  • Evita tomar bebidas excitantes ricas en cafeína, colas, café y alcohol.
  • Bebe agua antes de las comidas o cuando sientas hambre. A veces confundimos la sensación de sed  con la de hambre, por lo que es importante que el cuerpo este bien hidratado.
  • Toma infusiones relajantes después de las comidas.
  • Mantén estable el nivel de azúcar en sangre, ya que es fundamental para que el cerebro funcione bien. La clave es comer varias veces al día en pequeñas cantidades.
  • Haz las tres comidas principales de desayuno, comida y cena. Procura que estén equilibradas y toma dos pequeños tentempiés a media mañana  y por la tarde.
  • Que no falten en tus comidas los ácidos grasos omega 3, contenidos en alimentos como semillas de lino, nueces y pescado azul.
  • Incorpora alimentos ricos en magnesio, un mineral que te va ayudar a relajar los músculos.  Son buenas fuentes de este mineral las legumbres (garbanzos, judías o lentejas), en frutos secos (nueces, almendras, avellanas),  verduras y hortalizas.
  • Planifica tus comidas.
  • Practica algún ejercicio físico a diario.
  • Incorpora  ejercicios de relajación, yoga y  meditación.

 

Todos estos consejos te pueden ayudar a evitar acudir a la comida en momentos de ansiedad. Ahora bien, si esto te sucede de forma habitual, además de cuidar tu alimentación e introducir hábitos de ejercicio y relajación, te iría bien cuidar tu salud emocional y aprender a gestionar tus emociones.

Pensando en ti, en Espacio ágape hemos diseñado el taller sobre alimentación y emociones, “La alimentación emocional a través del coaching nutricional”.

Estos son los objetivos del taller:

                • Conocer y profundizar en la relación que hay entre emociones y comida para cambiarla
                • Saber elaborar un Plan de alimentación equilibrada para el cuerpo y la mente, conocer los nutrientes necesarios que necesitamos para lograr este equilibrio y en que alimentos se encuentran
                • Conocer las causas por las que comemos demasiado (hambre física, hambre mental y hambre emocional)
                • El abordaje desde el coaching para lograr tus objetivos y mantenerlos
                • El coaching nutricional es la mejor herramienta que te puede ayudar a mejorar tu alimentación, a comer sin estrés ni ansiedad y a relacionarte mejor con la comida y contigo misma.

Próximo taller en Centro AMA en Zaragoza, comienza el 27 de marzo

Solicita más información en info@espacioagape.com

¿Es tu alimentación emocional?

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

La alimentación es el modo y manera de alimentarnos, es decir de recibir compuestos de los cuales el organismo puede obtener las sustancias necesarias para su nutrición: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales, fibra…. Por lo tanto es voluntaria, nosotros decidimos lo que comemos y  en función de que alimentos elijamos y la cantidad de los mismos puede ser correcta o incorrecta. Y afectara a nuestra forma de pensar  y de sentir.

Y ¿qué es la  Alimentación Emocional? es la relación que tenemos entre nuestras emociones mal gestionadas y la comida.

¿Cuándo se establece esa relación? Nada más nacer recibimos el alimento de nuestra madre junto con sus emociones, que pueden ser de cariño y afecto pero también de miedo y preocupación.

La comida y las emociones están muy profundamente ligadas. El alimento ha sido siempre una parte esencial del ritual diario de vivir, y los alimentos que nos daban en la infancia nos han dejado una profunda huella.

En un plano consciente e inconsciente, nos sirven para sentirnos seguros y queridos.

En nuestra sociedad hemos venido utilizando la comida como un sustituto emocional. Cuando nos sentimos mal lo que hacemos es adormeces nuestros sentimientos con comida.  De alguna manera los sentimientos que no reconocemos, no los sentimos del todo,

Por eso   en muchas ocasiones nos cuesta reconocer si; estoy triste, estoy avergonzada, estoy abrumada, me siento humillada, estoy enfadada, estoy asustada, me siento rechazada, me siento excluida, me siento traicionada, me siento engañada, me siento culpable, me siento sola…. A menudo se traduce en tengo hambre.

Para abordar en profundidad este tema y saber diferenciar cuando tengo hambre física, mental o emocional, hemos diseñado un taller con el título de “La alimentación emocional a través del coaching nutricional. A continuación te informamos con más detalle de las características del mismo.

 

TALLER: LA ALIMENTACIÓN EMOCIONAL A TRAVÉS DEL COACHING NUTRICIONAL

Objetivos

  • Conocer la relación que hay entre emociones y comida
  • Sabe elaborar un “Plan de alimentación equilibrada para el cuerpo y la mente”
  • Conocer las causas por las que comemos demasiado
  • El abordaje desde el coaching

Programa

  • ¿Qué es la alimentación emocional?
  • Emociones y comida
  • Como ayuda el coaching nutricional
  • Proceso de coaching nutricional
  • Objetivo (motivación y valores)
  • Situación actual (hambre física, hambre emocional, hambre mental)
  • Opciones. Recursos
  • Plan de alimentación para la mente y corazón
  • Gestión emocional.
  • Pensamientos saludables
  • Emociones saludables
  • Hábitos saludables
  • Plan de acción

 Conviértete en la persona que quieres ser: sana, plena y feliz. Gana en bienestar  y autoconocimiento

 

Imparte: Asun Armas Prado. Coach Personal y Nutricional

Lugar: Ecocentro Luz Arcoíris. Gastón de Gotor, 13. Zaragoza

Duración: 8 horas

Sábado: 8 de febrero de 10 a 14 horas

Sábado: 15 de febrero de 10 a 14 horas

Información e inscripciones

info@espacioagape.com