Siete buenas razones para introducir el BRÓCOLI en tu menú semanal

Asun Armas

Coach Nutricional

El brécol o brócoli pertenece al grupo de las coles –coliflor, repollo, col lombarda-. «Brécol» viene del italiano «brocco» (brote).

Hasta no hace mucho parecía una novedad, pero era una hortaliza muy apreciada ya en la antigua Roma.

Su temporada de recolección y mejor época de consumo se produce de septiembre a junio. Se presenta en forma de ramilletes, estos tienen que estar firmes y apretados y con un color verde intenso. La cantidad por persona suele ser de unos 200g

 

 Buenas razones para comer brócoli en tú menú semanal

  • Es una buena fuente vitamina C o ácido ascórbico, niacina y vitamina A
  • Contiene potasio y discretas cantidades de calcio, sodio y magnesio
  • El brócoli contiene además una importante proporción de azufre, responsable del fuerte olor que desprenden estas verduras durante su cocción. Muy beneficioso para nuestra salud entre otros favorece la depuración de toxinas por parte del hígado. Ayuda a mejorar la calidad del cabello, la piel y las uñas.
  • Rico en fibra, que favorece un buen tránsito intestinal
  • De fácil digestión, aporta solamente 22 calorías por 100g
  • El color verde intenso indica su alto contenido en fitoquimicos protectores que nos ayudan a reforzar las defensas, eliminan los radicales libres, brindando protección a las células.
  • Versatilidad en la cocina

Cómo prepararlo y disfrutarlo

Muy versátil en la cocina, admite muchas preparaciones Es habitual consumir brócoli hervido, solo o acompañado de otras  verduras, aunque también se puede consumir crudo. Admite las mismas preparaciones que la coliflor; salteado, cubierto de bechamel y gratinado al horno, o al vapor, con mayonesa, salsa vinagreta y para la elaboración de sopas y purés. Formando parte de un  pastel de verduras, en platos de pasta.

La forma más rápida y fácil de tomarlo es en  crudo o bien formando parte de los famosos “batidos verdes” o el tallo pelado y laminado formando parte de las ensaladas.

El sabor del brócoli al de los espárragos verdes

A la hora de cocinarlo, conviene lavarlo bajo el chorro de agua, separar los ramilletes en lugar de sumergirlo. Cocinar poco. Lo ideal es cocinarlo al vapor

 

Pastel de brócoli y mijo

 Ingredientes

500g de brócoli

2 tazas de mijo cocido

Bechamel ligera

Queso rallado

 

Preparación

Cocer el brócoli, mejor al vapor. Cocer el mijo según las indicaciones del fabricante. Seguidamente en una fuente de horno intercalar una base de mijo y otra de brócoli. Por ultimo realizar una bechamel ligera bien con leche desnatada o con leche de avena para cocinar. Por ultimo espolvorear con queso rallado y gratinar.

Si deseas más información de nuestros servicios, escríbenos a info@espacioagape.com