Diez tips para una vida saludable y sostenible

Asun Armas. Coach Nutricional

Hace unos meses te proponíamos 15 tips saludables para que los fueras incorporando a tu vida y con ellos ir creando tu propio estilo de  vida saludable y sostenible. En esta ocasión te proponemos  una nueva  serie de   tips  saludables, tanto para mejorar la alimentación como para lograr mayor bienestar físico, mental, emocional y social. Cada acción que realizamos afecta a nuestro cuerpo y también al planeta, todos estamos interconectados y todos somos responsables.

Ve probando los diferentes tipos, empieza por los que te resulten más fácil de incorporar, cada paso que das cuenta. Los hábitos se cambian con otros nuevos y  quedan instaurados a base de repetirlos. Los psicólogos dicen que hay que repetirlos 21 días seguidos.

De esta manera y sin darte cuenta habrás  incorporado buenos hábitos de vida y te sentirás  mucho mejor.  Es una forma de ir creando tu nuevo  y propio estilo de vida saludable y sostenible adaptado a tus gustos y  necesidades y alineado a tus valores. Te va a permitir vivir en coherencia que es la base para disfrutar de una buena salud y paz interior.

Estas son nuestras propuestas.

1-Haz un buen desayuno. El primer paso es revisar la cena. Si eres de los que no tienen hambre por las mañanas, quizá hayas cenado mucho o muy tarde por la noche. En este caso cena temprano. La mejor opción una cena equilibrada pero ligera.

2-Agradece toda la abundancia de alimentos que tienes a tu disposición. Somos afortunados por toda la variedad de alimentos frescos al que tenemos acceso y a buenos precios. Aprovecha esta abundancia y haz menús variados, cocina de forma diferente, compra en sitios diferentes. Innova, se creativ@.

3-Compra más en mercados y menos en supermercados. Esta semana visita un mercado de abastos, (de los de toda la vida) y observa toda la variedad de alimentos que hay y cuanta gente trabaja (a diferencia de comprar en un supermercado). En los mercados tradicionales puedes comprar todos los alimentos frescos –frutas, hortalizas, verduras, frutos secos, legumbres, carne, pescado…- que son la base de una buena alimentación y apenas  hay “sustancias alimenticias” que son la mayoría de productos que se encuentran en las grandes superficies. Toma conciencia que este cambio tan simple afecta a tu salud, a tu economía y a la del planeta.

4-Añade más alimentos de temporada. Si tu dieta se ha vuelto monótona, busca entre libros de cocina o en internet alguna receta que te motive con alimentos de esta temporada (setas, calabaza, legumbres, castañas, uvas…) o utiliza toda tu creatividad y disfruta en la cocina. El lugar de la casa donde estas en conexión con todo el universo

5-No hagas más dietas. Si tienes la “mentalidad dieta”, deshazte de ella. Aprende a comer sano y equilibrado, revisa un montón de creencias erróneas que seguramente tendrás sobre la  comida, los  alimentos buenos/malos, el cuerpo o el peso. Y elimina las que no te ayudan, te limitan y te están impidiendo lograr tus objetivos de salud y bienestar.

6-Deja de contar calorías; en general contar calorías es un método obsoleto. Contar solamente las calorías de un alimento para ver si lo comemos o no, no toma en cuenta como se metaboliza en el cuerpo para una salud óptima.

7-Evita las bebidas gaseosas. Cámbialas por otras opciones que te hidratan de forma más sana. Prueba a tomar zumos naturales, batidos de frutas y hortalizas, infusiones, té verde o simplemente bebe agua.

8-Haz ejercicio. A medida que envejecemos, la masa muscular suele ser reemplazada por grasa debido a la falta de ejercicio. El ejercicio invierte este proceso de acumulación de grasa y pérdida de masa muscular a cualquier edad. La mejor manera de aumentar la masa magra es hacer ejercicio con pesas.

9-Desconecta el móvil en las horas de las comida. Pon más atención a la hora de las comidas Come con atención plena, quita la televisión, si comes en el trabajo, come fuera del ordenador, desconecta el móvil ese ratito. Conecta con tu cuerpo

10-Piensa de forma positiva. Vigila tu mente. Cuando detectes pensamientos negativos o limitantes, cámbialos por otros potenciadores