Archivo por meses: Noviembre 2016

10 claves para implementar la Atención Plena en tu vida diaria

Alimentación Consciente

Asun Armas

Coach Nutricional

La atención plena, o el mindfulness, está de moda. Quizá seas tú una de las personas que se ha interesado por este término o te hayas apuntado a algún taller o practica sobre el tema. Quizá lo practiques un ratito cada mañana. Si es así mi enhorabuena.

Ahora bien, que pasa con el resto de tu día. Una vez que entras en tu vorágine diaria,  ¿te olvidas de practicarla? y muy poquitas veces estás viviendo con plena consciencia el momento presente. Esta tarea es la que tenemos que practicar e implementar estos buenos habitos en nuestro día a día.

Aquí tienes 10 claves para poner más atención plena en las tareas, hábitos y rutinas que haces todos los días:

  • Al despertarte: conecta con tu respiración, haz varias respiraciones profundas. Puedes estar en ese estado unos minutos. Toma conciencia de todo lo que te rodea y agradécelo.

  • Cuando te levantes no pongas la radio, ni la tele. Si te gusta la música pon alguna que te alegre el corazón.

  • Cuando estés en la ducha, toma conciencia de todas las parte de tu cuerpo, cuídalo, masajéalo, hidrátalo. Agradécele todo lo que hace por ti sin que tú te enteres. Siente como el agua lo limpia y lo libera de toxinas.

  • En el desayuno: desayuna sentada, en un ambiente tranquilo. Pon tu atención en masticar los alimentos. Se consciente de todo lo que ingieres, centra la atención en cada sorbo y en cada bocado. Disfruta el instante presente, no tienes otro.

  • En tus desplazamientos. Si vas en coche, cuando entres en el haz de dos a tres respiraciones profundas. Cuando vayas a salir, repítelas. Si vas en bus o metro, deja el móvil o el libro en el bolso. Enfócate en tu respiración, observa quien va sentado a tu lado, mira a las personas de tu alrededor, escucha los ruidos que hay a tu alrededor.

  • En tu trabajo diario. Cuando comiences tu jornada laboral, observa tu postura, toma conciencia de tus sensaciones, de tus pensamientos. Cuando sientas tensión, siéntela, obsérvala. Suéltala y deja ir los pensamientos y los sentimientos que hay detrás.

  • En las comidas principales: come y bebe con todos los sentidos

Come tu plato favorito. Degústalo muy lentamente. Prueba a hacer este proceso

  • Antes de empezar a comer, párate un minuto y respira
  • Observa atentamente el plato
  • Aspira su aroma antes de llevarte cada bocado a los labios
  • Tomate el tiempo que necesites para determinar su textura, y saborearlo antes de engullirlo
  • Concéntrate en todas las sensaciones que experimentes en ese momento

  • Cuando estés con tu gente. Sé más asertiva. Permítete expresar tus emociones de forma adecuada, sin hostilidad, ni agresividad. Respetándote a ti mismo y a los otros.

  • Atrévete a decir NO. Si estas más en contacto con tus emociones, con tu respiración, sabrás cuando tienes que decir a los demás NO, lo que implica decirte SI a ti.

“Decir si a más cosas de las que podemos gestionar para estar cómoda e íntegramente presentes equivale, de hecho, a decir no a todas aquellas cosas, personas y lugares a los que hemos dicho si, incluyendo quizás nuestro propio bienestar”

        Jon Kabat Zinn

  • Por la noche. Antes de dormir. Repasa tu día, anota en una libreta bonita todos los momentos que has estado presente, todo lo que has aprendido de esas experiencias. Anota cinco cosas por las que estas agradecida. Haz unas cuantas respiraciones profundas y disponte a dormir.

Y por último, tomate tu tiempo para ir incorporando a tu ritmo, cada día, estas 10 claves para introducir la atención plena en tu día a día.

Si deseas solicitar más información de nuestros servicios escríbenos a info@espacioagape.com

La versatilidad de los cereales. El Mijo

Ensalada de mijo

Asun Armas

Coach Nutricional

El mijo es un cereal procedente de África, que actualmente estamos redescubriendo en occidente asociado a una nueva cocina sana, junto con otros cereales como el amaranto, el sorgo o el trigo sarraceno.

 El mijo es uno de los cereales más energéticos, es una buena opción para incluirlo en el muesli del desayuno o en la comida del mediodía.

Es uno de los cereales más ricos en hierro, un alimento adecuado en casos de cansancio, anemia o reglas abundantes.

Destaca también su contenido en magnesio, ideal para personas que hacen ejercicio físico intenso, para practicantes de running, tan de moda en la actualidad. Alivia los calambres musculares y fortalece los músculos. Es un cereal muy energético, ideal para el desayuno o en una comida previa a un evento deportivo.

No contiene gluten, por lo tanto es apto para personas celiacas y para las que son sensibles al gluten.

Cereal muy versátil en la cocina

El mijo es un cereal muy versátil en la cocina, puede constituir una interesante alternativa al arroz o a la pasta de trigo, favoreciendo así más variedad y otras opciones para añadir a la alimentación de cada día. En África se elaboran con él diferentes panes y galletas nutritivas, así como determinadas bebidas alcohólicas

En general, presenta un sabor suave y  da muy  buenos resultados junto a otros ingredientes de sabor más fuerte o intenso, a los que aporta un matiz fino, muy especial.

Se puede incluir en ensaladas variadas, pero también combina bien con legumbres, con soja y sus derivados (tofu, tempeh, miso), con verduras y hortalizas.

Este cereal es también un buen ingrediente en croquetas y hamburguesas vegetales, también se puede añadir a  cremas y sopas de verduras.

 

¿Cómo cocinar el mijo?

El mijo es un cereal de cocción fácil y rápida. Como el grano es muy pequeño, antes de cocerlo, es mejor lavarlo y escurrirlo bien. Se pone agua a calentar en una proporción de una taza de mijo y tres tazas de agua o caldo vegetal. Cuando rompa a hervir, añadir el mijo y dejarlo cocer a fuego suave durante 20 minutos

Aquí tienes una propuesta fácil para cocinarlo en forma de croquetas.

Croquetas de mijo

Ingredientes

 2 taza de mijo

 6 tazas de agua,

1 calabacín

 9 espárragos verdes

Media  cebolla,

 50 g de queso de cabra y salsa de soja.

Preparación

Cocer el mijo. Picar a trocitos el calabacín. Quitar la parte dura a los espárragos verdes y cortarlos menudos  junto con la cebolla. Rallar el queso.

 En una sartén sofreír las verduras con poca aceite. Cuando estén un poco al dente, añadir el mijo cocido, el queso rallado, la  salsa de soja y revolver bien. Dejar enfriar un poco y dar forma a las croquetas, pasar por un poco de aceite muy caliente y servir.

Esta receta es apta para personas celiacas y vegetarianas

Contacta con nosotros para conocer mejor nuestros servicios. info@espacioagape.com