Archivo por meses: Septiembre 2015

Seis alimentos que te suben el ánimo y cinco alimentos que te lo bajan

Alimentos para las emociones

Asun Armas. Coach Nutricional

¿Está relacionado lo que comemos con cómo nos sentimos? ¿Puede un alimento hacer que nos sintamos más alegres o deprimidos?  “los alimentos influyen en nuestro estado de ánimo” y la explicación se encuentra en los componentes de los alimentos que ingerimos: “hay nutrientes que relajan y generan serotonina -un neurotransmisor que proporciona bienestar-, mientras que otros nos activan y generan adrenalina y nos alejan de dicho bienestar.

La clave como todo en la  vida está en el equilibrio. Llevar una alimentaicón sana y equilibrada contribuye a “mejorar el estado de ánimo, la autoestima y la actitud general ante la vida”

Desde un punto de vista nutricional, los cambios de humor son un síntoma de agotamiento que puede estar relacionado con un nivel bajo de azúcar en la sangre. “La glucosa alimenta al cerebro igual que alimenta al resto de órganos. Por eso, cuando el azúcar en la sangre disminuye, el cerebro y el sistema nervioso son los primeros en resultar afectados”

Del mismo modo, diversos estudios estiman que la deficiencia de ácidos grasos Omega-3 está también relacionada con la salud mental, la depresión y la incapacidad de gestionar la presión y el estrés. Y es bastante habitual que  haya  carencia de estos ácidos grasos en la dieta occidental actual.

Alimentos que pueden generar estrés o ansiedad

Alimentos a evitar o tomar de forma esporádica

Alimentos grasos: embutidos, quesos grasos, nata. “Estos alimentos en exceso pueden generar adrenalina”

Bollería y repostería industrial rica en grasas saturadas y grasas hidrogenadas. El consumo de estos productos puede desestabilizar el nivel de azúcar en sangre y provocar, en consecuencia, ansiedad y cambios de humor

Café y té en exceso: la cafeína y la teína tienen “efectos estimulantes” que afectan al sistema nervioso y producen, por tanto, cambios en la química cerebral.

Refrescos y alcohol. Los refrescos y bebidas que en muchas casas acompañan las comidas (tales como refrescos de cola, bebidas azucaradas y energizantes, vino o cerveza) pueden llevar sustancias que estimulan el sistema nervioso y “sobreactivan” al organismo, lo puede provocar ansiedad, estados de humor cambiantes, nerviosismo e insomnio.  El alcohol está considerado como un “depresor del sistema nervioso” y puede, por tanto, alterar negativamente el estado de ánimo, desencadenando un efecto rebote en las personas propensas a sufrir crisis de ansiedad.

Azúcar refinado: no contiene nutrientes esenciales y suministra una fuerte dosis de energía inmediata para el cuerpo que  “puede debilitar los mecanismos corporales de control de la glucosa”.

El aspartamo, un edulcorante artificial puede provocar ansiedad y otros problemas de salud si se consume en exceso y, en contra de lo que se cree, “no ayuda a adelgazar”.  El aspartamo “puede estimular en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales que afectan al estrés.

Alimentos “imprescindibles” para tus emociones

Para mejorar el estado de ánimo y el equilibrio emocional es necesario tomar alimentos ricos en hidratos de carbono complejos -como cereales integrales, arroz integral, pan integral, mijo, avena, amaranto -, así como alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que contribuye a que el cuerpo genere más serotonina (el neurotransmisor del bienestar y la felicidad).

Seis alimentos que te ayudan

Avena: es un cereal muy energético y rico en vitaminas B6 y B5.  Se pueden tomar los apreciados copos de avena -bien solos o en forma de muesli- en el desayuno “la mejor opción para empezar el día con buen humor y alegría”.

Arroz integral: sus hidratos de carbono se transforman en glucosa de forma lenta y, además aportan vitaminas del grupo B, “esenciales para la salud del sistema nervioso”.

 Mijo: Es muy rico en proteínas, minerales (magnesio y hierro) y lecitina. Muy digestivo y no contiene gluten. Puede cocinarse como otros cereales, con verduras, carne o pescado.

Manzana:  gracias a su fibra soluble y a los hidratos de carbono que posee, esta fruta es una de las más recomendadas  como “fuente de energía gradual”.

Plátano: muy rico también en magnesio, es un mineral “imprescindible” en casos de estrés. Una fruta ideal para tomar “en los tentempiés de la mañana o de la tarde”. Rico en fibra.

Aguacate : al ser una fruta “muy rica en nutrientes” está indicada para favorecer el buen estado de ánimo. En este caso, el magnesio y la piridoxina que proporcionan su ingesta son “necesarios para que el cuerpo elabore serotonina, la tirosina precursora de la síntesis de dopamina y los ácidos grasos poliinsaturados”.

Estos alimentos tienen que formar parte de una alimentación equilibrada que incluya gran variedad de alimentos como hortalizas, verduras, frutas, legumbres, pescado. Hacer de 4 a 5 comidas al día y que no pasen muchas horas entre las comidas.