Archivo por meses: Julio 2015

Consejos para comer bien en verano

Asun Armas. Coach Nutricional

Es verano, tiempo de calor, vacaciones, sol, descanso. Tenemos que adaptar nuestros hábitos alimentarios a esta época estival y seguir comiendo de forma saludable.

Las mejores opciones según las recomendaciones de la alimentación equilibrada   son tomar alimentos sanos, más ligeros, frescos que nos aporten todos los nutrientes que necesitamos  y sobre todo la hidratación, que nuestro cuerpo demanda más en esta época del año. Por lo tanto tenemos que adaptar nuestra alimentación a esta estación, tanto en  la elección de determinados alimentos que encontramos con más facilidad en esta época estival como adaptar también la forma de cocinarlos mediante técnicas culinarias más ligeras como la plancha, al vapor, a la parrilla.

Acciones a realizar

Comprar alimentos de temporada, y si pueden ser locales y de procedencia ecológica mejor que mejor. Esta época es un buen momento para encontrarlos en mercados agroecológicos que afortunadamente para todos cada vez son más asequibles, además de poder comprarlos directamente al agricultor a buenos precios.

Aquí tienes un listado de alimentos frescos de temporada, además del mejor pescado que podemos consumir en el verano.

 

Verduras: Acelgas, berenjena, berros, brócoli, espárragos, espinacas, calabacín, judías verdes, lechuga, tomate, pepino, pimiento y zanahorias.

 

Frutas: Albaricoques, fresas, cerezas, ciruelas, nectarina, mango, aguacate, melón, melocotón, sandía, uvas y kiwi.

 

Pesca de verano: Atún, Arenque, Bonito del Norte, Cabracho, Calamar, Congrio, Rodaballo  y Sardinas

Incorporando estos alimentos a nuestra alimentación diaria junto con otros alimentos que están a nuestra disposición todo el año, como cereales, legumbres, frutos secos, semillas y carne. Podemos realizar diferentes platos sabrosos, sanos, frescos y ligeros. Esta época del año nos invita a poder  compartirlos con amigos o en familia cerca del mar o de la montaña, en la piscina o en cualquier lugar al aire libre.

Esta gran variedad de  alimentos nos van a  aportan sobre todo vitaminas, minerales, fotoquímicos protectores y fibra. Nos van a  ayudar a proteger nuestra piel del sol y a mantenernos bien hidratados y nutridos.

La naturaleza nos ofrece en abundancia todo lo que nuestro cuerpo necesita en esta época del año, por la tanto escuchar las necesidades de nuestro cuerpo puede ser un buen comienzo para comer de otra manera.

Propuestas de platos para el verano

Tomar todos los días abundancia de frutas, verduras y hortalizas.

 

Las verduras y hortalizas mejor consumirlas crudas en forma de coloridas ensaladas o en forma de licuados, nos facilitan el poder tomarlas en  forma de sopas frías como el conocido gazpacho o el salmorejo, platos típicos de nuestra dieta mediterránea.

 

Las frutas mejor consumirlas crudas en forma de macedonias, brochetas, sorbetes, helados de frutas. Podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad para tomarlas de diferentes maneras. Las frutas son muy ricas en agua y entre otras vitaminas en betacaroteno que nos cuidan la piel y nos proporcionan un bello bronceado.

 

Incorporar todas las semanas platos con pescado azul, como sardinas, atún o Bonito, con ellos incorporamos a nuestra alimentación los famosos ácidos grasos omega 3  que nos ayudan al correcto funcionamiento de nuestro cerebro, cuidan nuestro corazón y nos permiten conservar mejor el manto hidrolipidico de la piel. Cocinarlos de una forma sana a la plancha, al vapor o al papillote.

 

Recordar que para quitar la sed la mejor bebida es el agua, también nos ayudan los zumos naturales sin azúcar, los jugos de hortalizas y frutas e infusiones frías. Mantener el cuerpo bien hidratado  es fundamental para  favorecer la función renal e intestinal y no sobrecargar al organismo de sustancias de desecho.

 

 

15 Tips para crear un Estilo de Vida Saludable

Asun Armas

Coach Nutricional

Te proponemos una serie  tips  saludables, tanto para mejorar la alimentación como lograr mayor bienestar físico, mental y emocional. Te presentamos uno diferente para cada día.

Cuando hayas realizado todos, elije unos cuantos, los que más te hayan gustado  y compromete a incorporarlos a tus rutinas diarias. Los hábitos se instauran mediante la repetición.

De esta manera y sin darte cuenta habrás  incorporado buenos hábitos de vida y te sentirás  mucho mejor.  Es una forma de ir creando un nuevo estilo de vida saludable y sostenible adaptado a tus gustos y  necesidades.

Nuestras propuestas:

1- Empieza el día haciendo ejercicio. Puedes empezar con algún estiramiento, baile o unos minutos en la bicicleta.

2- Desayuna en silencio. Saborea cada bocado y disfruta de la comida

3- Haz ayuno de noticias. Un día a la semana por lo menos no escuches las noticias ni en la tele ni la radio, ni leas los periódicos.

4- Bebe un vaso de agua antes de cada comida. Cuando sientas hambre, toma también un vaso de agua. A veces las señales de sed y hambre son las mismas

5- Sustituye los snack industriales por frutos secos. Puedes tomar una ración pequeñas de almendras o nueces, que puedes llevar en el bolso.

6- Toma cinco raciones de frutas y hortalizas al día.  Elíjelas  mejor  de temporada y ecológicas

7- Toma zumos o batidos naturales de frutas y hortalizas. Tómalos en el desayuno, como tentempiés  de media mañana o media tarde, o como entrante de un menú.

8- Desconecta el móvil en las horas de las comida

9- Mantente activo para que trabaje tu metabolismo

10- Agradece toda la abundancia de alimentos que tienes a tu disposición

11- Camina por lo menos treinta minutos al día

12- Da un paseo por el parque. Conéctate con tu respiración y respira

13- Sonríe a un desconocido

14- Visita un museo

15- Sal de tu zona de confort y vive más