Archivo por meses: octubre 2014

¿Nos alimentamos bien los españoles?

Julia Lempica. Periodista

Un estudio reciente revela que a pesar de que el 96% de los españoles afirma preocuparse por su alimentación, el 92% de ellos declara no consumir la cantidad de fruta y verdura diaria recomendada. Es más, 6 de cada 10 españoles desconocen cuánta fruta y verdura debería consumirse a diario para mantener una alimentación sana y equilibrada.

Se trata de un estudio sobre los hábitos alimenticios de los españoles realizado por la marca Knorr, realizado con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el pasado 16 de octubre y del que os hablamos en el post anterior.

A pesar de las recomendaciones que no paran de repetir los expertos sobre las 4 raciones mínimas que debemos tomar entre frutas y verduras o las 3 mínimas de pescado semanales –por encima del consumo de carnes rojas– los españoles seguimos haciendo caso omiso. Consumimos de media tan solo 1,5 raciones/día de verduras y hortalizas al día.

Comer a las tres del mediodía con el televisor de fondo o picar entre horas son hábitos indiscutibles de los españoles. Pero, ¿cuáles son los alimentos que están presentes con más frecuencia en nuestras mesas? Según el estudio, la carne (31%), la pasta (28%) y el arroz (16%) son los alimentos que mayor presencia tienen en nuestra dieta, porcentajes por encima de la verdura (15%) y el pescado (9%), entre otros.

El ajetreado ritmo de vida en el que estamos inmersos la sociedad actual es el principal causante del elevado estrés que existe hoy en día y la falta de tiempo para cosas tan simples como sentarnos a la mesa a desayunar, comer o cenar. Esta falta de tiempo se refleja en la forma que tenemos de alimentarnos, y es que el 36% de los encuestados no consume las porciones de fruta y verdura diarias recomendadas por falta de tiempo para preparar la comida y/o realizar la compra de alimentos.

No obstante, la falta de tiempo no es el único motivo que señalan los encuestados y es que el 33% de ellos considera que la cantidad de verdura y fruta recomendada es excesiva, mientras que el 16% atribuye un consumo insuficiente al elevado precio de dichos alimentos y un 15% a la falta de sabor de los mismos.

Hay que saber que, aunque al menos una de las ingestas de verduras y frutas diarias debería ser cruda (en forma de ensalada en el caso de las verduras y hortalizas). Además alcanzar las raciones recomendadas es sencillo si se toman en forma de cremas, purés, sopas frías o calientes, zumos naturales, macedonias sin azúcar… Sobre todo es recomendable esto para aquellos a quienes no les gustan demasiado estos alimentos o a quienes, por edad, no les resulta sencillo ingerirlos.

Independientemente de las costumbres y hábitos alimenticios de la población, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir como mínimo 200 gramos de verduras y hortalizas al día para seguir una alimentación equilibrada.

La agricultura familiar centra el Día Mundial de la Alimentación

Julia Lempica. Periodista

Como cada 16 de octubre, hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado por el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esta vez centrado en la agricultura familiar como vía para alimentar a la población creciente del planeta sin amenazar el medioambiente.

Por primera vez, el foco de atención se sitúa en este relevante papel de la agricultura familiar en relación con la eliminación del hambre y la pobreza, así como el logro de la seguridad alimentaria, una mejor nutrición, elevación de los medios de vida, la ordenación de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y el logro del desarrollo sostenible, en especial en las zonas rurales, según la FAO.

En el momento actual se necesitan recursos para alimentar a alrededor de mil millones de personas hambrientas, la mayor parte de ellos habitantes de países en vías de desarrollo. Por lo que en este año el objetivo es aumentar la concienciación social sobre este problema de dimensiones planetarias.

Casi la mitad de la población mundial se dedica total o parcialmente a la agricultura, localizándose las mayores cantidades en África, Asia y América del Sur, según datos de Naciones Unidas. Pero el hambre no se deriva de la producción de alimentos, sino de la desigual distribución de ese recurso básico. A modo de ejemplo y según datos oficiales, lo cosechado en el año 2008 fue suficiente para garantizar la comida de 9.000 millones de personas.

De acuerdo al informe del Estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2014, el número total de personas con hambre en el mundo se ha reducido en 37 millones, aunque todavía  805 millones sufren escasez de alimentos. La buena noticia es que, por el momento, 63 países han alcanzado el objetivo internacional de reducción del hambre antes del 2015, lo que prueba que el progreso es posible cuando gobiernos, organizaciones humanitarias y el sector privado se unen para lograr un cambio duradero.

Estudios recientes han destacado los efectos devastadores que pueden tener el hambre y la desnutrición en la vida de las personas, comunidades y economías nacionales. Estudios sobre el costo del hambre en África ha demostrado que el hambre es capaz de reducir la fuerza de trabajo de un país hasta un 9,4% y el PIB nacional hasta en un 16,5%, limitando severamente la capacidad de un país en desarrollo para hacer inversiones más necesarias y crecer

A pesar de los avances, todavía es poco probable alcanzar los Objetivos del Milenio, donde se aspiraba a reducir a la mitad del número total de hambrientos para el año 2015.

Espacio Ágape en la incubadora de empresas “La Ronda” de Zaragoza

Asun Armas. Coach nutricional

Hoy os vamos a hablar de una iniciativa en la que Espacio Ágape tiene el placer de estar implicado. Se trata de la “La Ronda”, una incubadora de empresas innovadoras en régimen de trabajo colaborativo creada en Zaragoza con el impulso de Meliá Hotels International y la empresa Init.

Además del espacio de trabajo, “La Ronda” también cuenta con un espacio de creatividad, una sala inspiradora denominada “el submarino” que pondrá a disposición de las empresas incubadas y de los clientes del hotel, las instalaciones y materiales necesarios para crear o mejorar su desempeño directivo en cuanto a innovación y capacidad de intraemprendimiento.

Un tercer concepto, “La Ronda-espacio de Encuentro” hace referencia a las dinámicas y reuniones que se generarán en el hotel gracias a la App para móviles y tabletas creada por Init, que vincula a los huéspedes con su perfil de Linkedin y les invita a participar en encuentros diarios de networking.

“La Ronda” de Meliá Zaragoza fue inaugurada la semana pasada colgando el cartel de “completo”, en cuanto a empresas se refiere, ya que en estos momentos el espacio ya “incuba” empresas de muy diversos ámbitos, como el diseño digital (“Barambambu”) viajes y alojamientos (“Centraldereservas.com”) eficiencia energética (“Cognit”) y en la zona de co-working trabajan profesionales con proyectos de nutrición y bienestar (“Espacio Ágape”), turismo (“Externalizatusreservas”), o de escuelas de negocios vinculadas a turismo e innovación (“CESTE”) y domótica (“Vendomótica”).

Para Meliá, “La Ronda” es un proyecto estratégico de innovación que nace de la mano de Init en el Meliá Zaragoza, con vocación de crecer y exportar su ejemplo a hoteles de otras ciudades, y de convertirse en un atributo propio de los hoteles urbanos de la cadena. Como señala Alfonso del Poyo, Director General del Grupo para España-Urbana,  “Nos enamoramos del proyecto “La Ronda” por su carácter innovador y los principios que lo inspiran; nos sentimos afortunados de acoger este centro que inaugura una nueva forma de implicación del hotel con la ciudad y sus emprendedores, en unos tiempos donde la innovación es tan importante”.

Para Init, este proyecto ha supuesto la oportunidad de crear la primera “incubadora vertical” dentro de una cadena hotelera, y, como declara su CEO Joxean Sáez de Ocáriz, “La excepcional acogida que ha tenido el proyecto desde su comienzo nos confirma la existencia de una gran demanda social de innovación, y el acierto de nuestra elección de un partner como Meliá, y en particular el Meliá Zaragoza, para crear “La Ronda”. “La Ronda” nace con el objetivo de ser un centro de innovación donde Meliá lance retos específicos del ámbito de su propia actividad, para que las empresas alojadas le den sus respuestas, de tal modo que se convierta en una fuente de innovación constante para Meliá Internacional.

Por nuestra parte, en Espacio Ágape estamos encantados de formar parte de este proyecto y confiamos en que el espíritu de colaboración sirva para que todas las iniciativas conjuntas que puedan surgir prosperen y aprovechemos sinergias juntos.