Archivo por meses: febrero 2014

La desregulación de la economía como causa de obesidad

Julia Lempica. Periodista

Un estudio realizado por investigadores de Estados Unidos e Irlanda, ha examinado por primera vez los efectos de la desregulación de la economía, incluidos los sectores de la agricultura y alimentación, y el consiguiente aumento de las transacciones de comida rápida, en la obesidad a lo largo del tiempo.

Publicado este mes en el boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estudio muestra que los gobiernos podrían frenar, e incluso revertir, la creciente epidemia de obesidad adoptando medidas para combatir el consumo de comida rápida.

El ahorro en salud puede ser colosal, ya que si se previene el sobrepeso y la obesidad, a su vez se evitan patologías graves a largo plazo como diabetes, enfermedades cardíacas, derrame cerebral y cáncer, que guardan un vínculo directo con el exceso de peso.

En lugar de examinar la densidad de puntos de venta de comida rápida o el consumo autoinformado de comida rápida, como los investigadores hicieron en el pasado, los autores adoptaron un enfoque nuevo que consistía en la toma de datos sobre el número de transacciones de comida rápida por habitante entre 1999 y 2008 en 25 de países de ingresos altos y los compararon con las cifras sobre el índice de masa corporal (IMC) en los mismos países durante el mismo periodo de tiempo, como indicación del consumo de comida rápida.

Se considera que una persona con un IMC de 25 o más tiene sobrepeso, mientras que otra con un IMC de 30 o más se considera obesa.

Los autores del estudio hallaron que mientras que el número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante aumentó de 26,61 a 32,76, el IMC promedio aumentó de 25,8 a 26,4. Por tanto, cada aumento de 1 unidad en el número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante se asoció con un aumento del 0,0329 en el IMC durante el periodo de estudio.

A menos que los gobiernos tomen medidas para regular sus economías, la mano invisible del mercado continuará promoviendo la obesidad en todo el mundo, con consecuencias desastrosas para el futuro de la salud pública y la productividad económica”, afirma el autor principal, el Dr. Roberto De Vogli, del Departamento de Ciencias de la salud pública de la Universidad Davis de California, en los Estados Unidos.

El estudio se centra en los países de altos ingresos, pero los resultados también son de utilidad para los países en desarrollo, ya que “casi todos los países han experimentado un proceso de desregulación de los mercados y globalización, sobre todo en las últimas tres décadas”, dijo De Vogli.

Las cifras del IMC también muestran hasta qué punto los problemas de sobrepeso y obesidad se han generalizado y que, por término medio, las personas que viven en los 25 países tienen sobrepeso y lo han tenido en los últimos 15 años.

El número medio de transacciones anuales de comida rápida por habitante aumentó en todos los 25 países. Los mayores aumentos sucedieron en Canadá (16,6 transacciones por habitante), Australia (14,7), Irlanda (12,3) y Nueva Zelanda (10,1), mientras que los aumentos más bajos se registraron en los países con una regulación de mercado más estricta, como Italia (1,5), Holanda (1,8), Grecia (1,9) y Bélgica (2,1).

Sobre este estudio, el director del Departamento de Nutrición de la OMS, Francesco Branca, señaló que “refleja la importancia de las políticas públicas para hacer frente a la epidemia de la obesidad”.

“Se necesitan políticas dirigidas a la alimentación y la nutrición desde varios sectores como la agricultura, la industria, la salud, el bienestar social y la educación”, dijo Branca.

Según este experto, “los países donde la dieta está cambiando de una rica en cereales a una alta en grasa, azúcar y alimentos procesados deben tomar medidas a fin de que el suministro de alimentos esté en consonancia con las necesidades de salud de la población”.

Recetas Espacio Ágape: Añade fibra a tus comidas con la avena

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

Esta semana te proponemos varias opciones para añadir fibra a tu alimentación. Te proponemos un desayuno campeón en fibra y dos recetas con alto contenido de ella, realizadas con avena, un alimento que te animamos a que incorpores a tu dieta de forma habitual, además de añadirlo al desayuno, puedes utilizarla para realizar otros platos, como incorporarla a sopas,  a hamburguesas, a galletas, a panes y otros muchos alimentos

Hace pocas semanas dedicamos un post a hablar de los beneficios de la fibra, que te resumimos a continuación:

  1. Absorbe agua, lo que facilita la velocidad del tránsito intestinal
  2. Ayuda a evitar una excesiva ingesta de alimentos al provocar una sensación de saciedad, al aumentar el volumen del contenido alimenticio y provocar una apreciable distensión gástrica.
  3. Evita efectos indeseables de algunos compuestos como pueden ser agentes cancerígenos, al reducir el tiempo de permanencia de contenidos alimenticios.
  4. Absorbe colesterol de la dieta, contribuyendo a una menor absorción del mismo y por consiguiente a una disminución en su nivel sanguíneo.

 Como añadir más fibra cada día

  • Come de dos a tres raciones de fruta de temporada al día
  • Come dos raciones de verduras y hortalizas
  • Come cereales integrales (arroz, avena, centeno, mijo, quinoa)
  • Añade semillas de lino molidas

Desayuno rico en fibra

  • Un kiwi
  • Dos tostadas de pan de trigo germinado con requesón y  mermelada de fresa, añade una cucharadita de semillas de lino molidas.
  • Infusión

 

1. Propuesta de menú rico en fibra

  • Crema de calabaza y zanahoria
  • Hamburguesa de avena con cogollito  de Tudela
  • Fruta

Recetas Espacio Ágape: Hamburguesas de avena

Ingredientes

  • 150g de copos de avena
  • 1 zanahoria grande  o 2 pequeñas
  • ½ cebolleta
  • Salsa de soja
  • Ajos, curry, cilantro, pimienta

Preparación

Poner en un bol los copos de avena. Rallar la zanahoria, picar muy menuda la cebolla  yun ajo, e incorporarlos al bol junto con la avena, remover bien todos los ingredientes. Añadir un buen chorro de salsa de soja, agua, sal y el resto de especias. Dejar que se impregne bien la avena con el líquido añadido. Con la pasta resultante formar las hamburguesas y freír en abundante aceite de oliva. Poner sobre un papel absorbente y servir

 

2. Propuesta de menú rico en fibra

Sopa de hortalizas con avena

Caballa adobada con ensalada de escarola

Fruta de temporada

Recetas Espacio Ágape: Sopa de hortalizas con avena

Ingredientes

  • 250g de hortalizas variadas: cebolla, puerro, brócoli, apio, col,  calabacín
  • 2 ajos
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua o caldo vegetal
  • Copos de avena
  • Una pizca de cúrcuma y pimentón
  • Opcional: miso, tamari y algas

Preparación:

En una cazuela poner un poco de aceite de oliva y picar dos ajos a laminas, sofreírlos. Añadir un poco de cúrcuma y pimentón dulce, a continuación las  verduras picadas en juliana. Rehogar todas las verduras unos minutos. Incorporar el agua o caldo vegetal (y las algas). Cocer unos 22-25 minutos. Cinco minutos antes añadir los copos de avena. Si  tienes miso en casa puedes añadir unas cucharaditas antes de servir, ten cuidado de que no hierva.

Gana vida. Planifica tus comidas

Asun Armas Prado. Coach Nutricional

Dos tareas que consumen gran cantidad de energía creativa a la semana son la compra y la preparación de las comidas diarias. La planificación de menús nos ayuda a simplificar estas tareas tan importantes y vitales para nuestra salud.

Son muchos los beneficios de incorporar  este nuevo  hábito saludable en nuestra vida.

  • Es un método eficaz que nos asegura una alimentación variada, equilibrada y agradable.
  • Nos permite que en el menú semanal estén incluidos todos los grupos de alimentos y con ello nos aseguramos de cumplir los requisitos de la dieta equilibrada.
  • Nos ayuda a organizar mejor la compra, con antelación y con el consiguiente ahorro de tiempo y energía.
  • Nos ayuda a simplificar nuestra vida
  • Nos permite incorporar recetas nuevas periódicamente aportando variedad y creatividad
  • Nos permite delegar responsabilidades
  • Entramos a la cocina con la intención de preparar lo que ya hemos decidido y nos aporta claridad y tranquilidad, nos permite  cocinar con placer.

Objetivos a conseguir:

  • Introducir verduras y hortalizas en todas las comidas por su riqueza en vitaminas, minerales, fibras y por su poco aporte calórico
  • Potenciar el consumo de pescado en los menús semanales por su riqueza en ácidos grasos omega 3 y minerales
  • Introducir más legumbres y reducir el consumo de carnes grasas
  • Comprar  alimentos de nuestro entorno y la estación porque están en su mejor momento, son más económicos, no contaminan y ayudamos a los agricultores y ganaderos cercanos
  • Lo ideal son platos ligeros, fáciles, sabrosos y nutritivos

Aquí va una  propuesta de menús sanos para cinco días

Menú  1

Brócoli gratinado con queso

Merluza al vapor con juliana de verduras

Manzana

Menú  2

Licuado de hortalizas

Arroz integral con  pollo o tofu, setas y champiñones

Piña natural

Menú  3

Cogollos de lechuga con zanahoria rallada

Garbanzos con espinacas y huevo

Fruta

Menú 4

Borraja con patata

Mejillones con tomate

Yogur con mandarina

Menú  5

Crema de calabaza con puerro y zanahoria

Pechuga de pavo salteada con verduras

Mandarinas

Para facilitarte esta tarea, te recordamos que es un servicio que te ofrecemos en Espacio Ágape, tienes más información en http://espacioagape.com/pack-personalizado/

Puedes solicitar más información de este servicio en info@espacioagape.com